Otegi prioriza la constitución de la mesa de partidos a la legalización de Batasuna para asegurar el proceso de paz

Actualizado 31/07/2006 15:46:10 CET

Dice que en el proceso de paz "no se puede excluir absolutamente a nadie" y pide respeto a los derechos civiles y políticos de Batasuna

SAN SEBASTIAN, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, aseguró hoy que para su formación tiene "muchísima más prioridad" la creación de un foro multipartito que su propia legalización, porque, según dijo, que la coalición abertzale sea legal "no asegura el desarrollo del proceso" de diálogo abierto en Euskadi, mientras que la constitución de una mesa de partidos "sí resulta imprescindible" para avanzar en busca de un acuerdo político.

Otegi ofreció hoy una rueda de prensa en San Sebastián para hacer balance de la ronda de contactos mantenida con el resto de formaciones políticas y hablar del futuro de los encuentros para formar la mesa de partidos.

El dirigente abertzale aseguró que, para Batasuna y la izquierda abertzale, el debate sobre el cambio de la marca política para su legalización "no es la prioridad en el debate político". En ese sentido, dijo que "quienes estén haciendo afirmaciones en el sentido contrario no sé que datos manejarán, pero Batasuna hoy no está haciendo ese debate, ni lo está compartiendo con su militancia".

Otegi aseguró que "el debate prioritario y la noticia que espera el proceso y el país es que se cree el foro de diálogo multipartito", porque, según advirtió, "sin foro de diálogo multipartito no hay diálogo político y no hay proceso".

Por ello, insistió en que para Batasuna y la izquierda abertzale "tiene muchísima más prioridad, en términos políticos, la creación de esa mesa de foro multipartito que nuestra propia legalización, porque la legalización más segura es el desarrollo del proceso" y, para ello, "el foro de diálogo multipartito es mucho más importante".

Tras asegurar que "estamos ante una oportunidad histórica de resolver el conflicto en Euskal Herria", Otegi señaló que "si alguién hubiese puesto como condición la legalización de Batasuna hace tres años, sencillamente no hubiera habido oportunidad histórica". "Esta oportunidad se ha construido siendo Batasuna ilegal, por lo que no entendemos muy bien porqué en estos momentos se pone como condición inexcusable el acceso a un determinado estatus", agregó.

El dirigente de Batasuna reiteró que para la formación abertzale "lo sustancial es construir una mesa que resuelva el conflicto político y, por lo tanto, vamos a hacer un esfuerzo añadido para que eso sea posible".

Asimismo, advirtió de que "no existe mesa para la solución del conflicto si una de las partes fundamentales para que ese conflicto se pueda resolver no forma parte de esa mesa". A su juicio, "no tendría mucho sentido una mesa con exclusiones que no cuente con la izquierda abertzale o una mesa que no recoja al conjunto de formaciones políticas del país, porque las mesas con exclusiones no resuelven conflictos".

En cuanto a la ronda de contactos mantenida en las últimas semanas con el resto de formaciones políticas, Otegi aseguró que ha sido "intensa" y aseguró que la izquierda abertzale tiene "abiertos sus canales de comunicación con prácticamente todos los agente políticos, sociales y sindicales, a excepción del PP y UPN".

Según dijo, "todos coinciden en apreciar que el diálogo es la única manera de resolver los problemas políticos". Además, remarcó que, "salvo el PSOE, todas las demás fuerzas políticas, sociales y sindicales consideran que existen condiciones para que se habilite un foro de diálogo político y democrático en Euskal Herria".

En su opinión, existen "todas las condiciones para que en otoño empiece a funcionar ese foro multipartito". En ese sentido, pidió "respeto" a los derechos civiles y políticos de Batasuna y la izquierda abertzale en su conjunto y que se respete su "actividad política democrática".

Otegi advirtió de que "en un proceso que quiere constuir la paz, no se puede excluir absolutamente a nadie", así como que "no se puede construir un proceso que busque una solución al conflicto si no se respeta a una de las partes" y, según denunció, Batasuna y la izquierda abertzale, "a día de hoy no tienen respetados sus derechos civiles y políticos". En ese sentido, advirtió de que son dos cuestiones que "deben ser superadas de cara al otoño", porque "sin un respeto a la izquierda abertzale "es difícil la puesta en marcha del proceso".

Por último, se refirió a la postura del PP y consideró que es "similar al planteamiento de los unionistas en Irlanda". Otegi consideró que los populares "deben entender que no tienen capacidad de veto sobre el proceso" y afirmó que el PP "no quiere" que el proceso de normalización política tenga éxito "porque le dice al PP que debe entender que no tiene capacidad de veto sobre entiende que desde el colapso del proceso van a obtener réditos electorales".