Otra víctima de la presunta asesina de ancianas afirma que le robó 9.000 euros en joyas fingiendo ser asistenta social

Actualizado 09/02/2007 16:47:42 CET

BARCELONA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una anciana de 96 años denunció hoy ante el juez instructor que Remedios S.S., la presunta asesina de ancianas de Barcelona, le robó joyas por valor de 9.000 euros de un tocador de su casa tras ganarse su confianza haciéndose pasar por una asistenta social del ambulatorio.

La anciana, Rosa María C.B., explicó hoy a Europa Press cómo Remedios S.S. la abordó en mayo de 2004 en la calle, en el barrio de Sant Andreu de Barcelona, saludándola efusivamente y diciéndole que era una de las asistentas sociales que la había atendido en alguna ocasión.

Aunque Rosa María le dijo varias veces que no la conocía de nada y que debía estar confundiéndola con otra persona, la presunta asesina insistió y empezó a nombrarle a otras señoras de edad avanzada del barrio que eran conocidas de la víctima, a las que también afirmaba haber atendido.

A partir de ese momento, según la anciana, "empecé a creerla" y, por ello, no se opuso a que Remedios S.S. la cogiera del brazo y la acompañara a su casa, en la calle Juan de Garay, mientras le seguía dando referencias y datos de otras vecinas que parecía conocer bien para que Rosa María no desconfiara.

Cuando llegaron a su portal, la acusada le dijo que se encargaría de "mover los papeles" con los servicios sociales para procurarle una mujer que le limpiara el piso y la sacara a pasear aunque, antes, tenía que ver cómo era su vivienda.

"LA CREÍ COMO SI FUERA MI MADRE".

Después de la conversación que mantuvieron durante todo el camino a casa, Rosa María dejó de desconfiar de su acompañante porque, según dijo, "me la creí como si fuera mi madre".

Una vez en el domicilio de la anciana, Remedios S.S. le pidió que le prestara un billete porque le iba a enseñar cómo podía identificar los que eran falsos y evitar así que la estafaran. Con esta maniobra, la presunta asesina entretuvo a su víctima y, aprovechando que Rosa María estaba examinando el dinero, "agarró la caja de joyas y se la echó al bolsillo", según recordó la afectada.

Cuando Remedios S.S. abandonó la vivienda de la anciana, la mujer se dio cuenta de que había desaparecido el joyero --en el que guardaba pendientes, medallas, cadenas y cinco anillos de oro y brillantes-- y, al hablar con algunas de sus vecinas, de dio cuenta de que la habían engañado.

"NO ME MATÓ PORQUE SE LLENÓ LOS BOLSILLOS".

Rosa María explicó hoy ante el juez de Instrucción número 16 de Barcelona, encargado del caso, que no volvió a ver a Remedios S.S. hasta que fue detenida y salió en los medios de comunicación. "Soy mayor, pero tengo buena vista y soy muy fisonomista", explicó la mujer para justificar cómo reconoció a la presunta asesina por la televisión.

Según recordó la víctima, cuando escuchó todos las muertes que se le imputaban a Remedios S.S. sintió que si ésta no se hubiera ido "cargada" de su casa ella podría haber corrido la misma suerte que otras ancianas y aseguró que la acusada "no me mató porque se llenó los bolsillos".

Tras alertar a los Mossos d'Esquadra, una hija de Rosa María fue a comisaría a interponer la denuncia porque ella estaba "demasiado nerviosa" con lo que acababa de descubrir y, aunque le enseñaron todas las joyas confiscadas en el domicilio de la presunta asesina, no pudo reconocer ninguna como suya.

En su comparecencia ante el juez, la anciana volvió a recordar su encuentro con Remedios S.S. y también tuvo que comprobar de nuevo que en las cuatro cajas llenas de joyas que le mostraron hoy no había nada de su propiedad. Según afirmó la afectada, "es probable que, después de dos años, lo haya vendido todo".

DECLARA UN MÉDICO QUE ATENDIÓ A UNA DE LAS VÍCTIMAS.

Por otro lado, hoy también estaba previsto que declarara ante el juez otra de las ancianas a quién presuntamente Remedios S.S. robó en su domicilio. Sin embargo, fuentes judiciales explicaron a Europa Press que no se se ha podido localizar a la víctima.

Quien sí declaró en ante el juez fue un médico que se encontraba de guardia cuando Remedios S.S. supuestamente atacó a una de sus víctimas en su domicilio. Según las mismas fuentes, el facultativo explicó que se desplazó a casa de la anciana para atenderla de las lesiones que sufrió a consecuencia de la agresión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies