Otro 'pablista' carga contra el equipo de "burócratas intransigentes" de Iglesias

 

Otro 'pablista' carga contra el equipo de "burócratas intransigentes" de Iglesias

Pablo Iglesias y Carlos Fernández Liria
EUROPA PRESS
Actualizado 07/02/2017 13:55:28 CET

Acusa al equipo de Iglesias de emprender "una guerra de exterminio" con "procedimientos" propios de las Juventudes Comunistas

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El profesor de Filosofía de Universidad Complutense y uno de los ideólogos de Podemos, Carlos Fernández Liria, ha salido este martes en defensa del exdirigiente del partido morado Luis Alegre y ha cargado duramente contra la "pandilla de burócratas intransigentes" que, a su juicio, ha "secuestrado" la Secretaría General, dañando al proyecto y al propio Pablo Iglesias por "emprender una guerra de exterminio contra el 'errejonismo'".

"Cualesquiera que hayan sido las deslealtades que en el pasado hayan caído del lado 'errejonista', no son ellos, desde luego, los que planearon Vistalegre 2 como un escenario para la confrontación total. Ha sido el equipo de Pablo el que --a veces incluso a sus espaldas, como ocurrió durante el verano con la lista por Madrid-- declaró la guerra sin cuartel que tanto daño nos ha hecho en Podemos", lamenta en un artículo publicado en Cuarto Poder, recogido por Europa Press, quien ha sido uno de los referentes intelectuales de Iglesias.

"MAMPORRERO PABLISTA, A MUCHA HONRA"

Fernández Liria, que afirma haber sido "a mucha honra un mamporrero pablista, por convicción y con entusiasmo", lamenta en su texto que el equipo de Iglesias ha emprendido "una guerra sucia, absurda y sin sentido", con la que han conseguido arrebatarle al líder "sus mejores amigos y sus mejores defensores".

"El año que le han hecho personalmente es solo comparable al daño que le han hecho a Podemos", asegura en el artículo, en el que señala directamente a algunos de los miembros de la Secretaría General como Rafael Mayoral, Irene Montero, Juanma del Olmo, Fran Casamayor y Marco Candela.

A ellos les acusa de haber intentado arreglar las disputas en Podemos "en un pis pas, por los mismos procedimientos en que antaño arreglaban las cosas en las Juventudes Comunistas", basados en "eliminar a todos los que se atrevieran a disentir", marcándoles como 'errejonistas'.

"Al final, han acabado siendo 'errejonistas' casi todos los que construyeron Podemos", asegura Fernández Liria, que precisamente ilustra su artículo con una foto de los inicios de Podemos que estos días se ha difundido en las redes sociales, en la que todos los que aparecen, menos Iglesias, el exidirigente Juan Carlos Monedero, y el líder de Podemos en Madrid ciudad, Jesús Montero, son ahora identificados como 'errejonistas'.

El filósofo, que en las elecciones de junio cerró la lista de Unidos Podemos al Congreso por Madrid, defiende que "la unidad era viable" y que Iglesias "podría perfectamente, en estos meses, haber sentado a todas las partes y haber forzado un acuerdo".

"ELIMINAR A TODOS LOS QUE SE ATREVAN A DISENTIR"

"¿Por qué no se hizo? Porque unos pocos tenían otra estrategia para lograr la unidad: eliminar a todos los que se atrevieran a disentir", insiste. "En general, la inmensa mayoría de Podemos quería evitar este resultado patético y desalentador. En general y de forma masiva, se clamaba por un acuerdo. He escuchado este clamor por parte de muchos de los llamados 'errejonistas', por muchos 'pablistas' y también por los Anticapitalistas", defiende.

"Además, Carolina Bescansa y Nacho Álvarez dieron un paso al frente y propusieron una mesa de diálogo que ha desembocado fatalmente en su dimisión de la dirección de Podemos. Por nuestra parte, los promotores del manifiesto El Abrazo, también lo hemos intentado. Antes de todo esto, se intentó ya por parte de Luis Alegre, buscando una lista sensata y de consenso para la secretaria general de Madrid. Pero todo ha sido en vano", lamenta Fernández Liria, promotor del mencionado manifiesto de 'El Abrazo' junto al filósofo Santiago Alba Rico, que hoy compite en la lista de Errejón en un puesto simbólico.

"Yo nunca he sido 'errejonista' y mucho menos lo ha sido, desde luego, Luis Alegre, que tuvo que soportar una jugada muy sucia para desalojarle de la secretaría general. Pero uno no puede menos que asombrarse de que haya quien pueda llamar a la unidad al mismo tiempo que declara el estado de guerra", prosigue.

Además, lamenta que hayan tenido esta actitud "cuando estaba claro que nadie disputaba en ningún momento la Secretaría General". "Lo único que se ha jugado es el ansia de poder de una camarilla para hacerse con el control de Podemos. Nadie que pudiera hacer sombra a este proyecto se libraba del adjetivo 'errejonista'", insiste.

"Esa camarilla sabe perfectamente que, desde el primer momento, concibieron Vistalegre como la gran ocasión para acabar con el 'errejonismo'. Lo negarán en público pero dudo que se atrevan a negarlo ante el espejo. Esta camarilla de la que hablamos es, además, un equipo tan torpe e incompetente que nos ha tomado a todos por tontos", denuncia.

"Han creído que bastaba con odas a la unidad y emotivas declaraciones abstractas de amistad para tomarnos el pelo. Pero la gente no ha caído en la trampa de confundir la uniformización del partido mediante el exterminio del adversario con la unidad que todos anhelamos y que pasa por hacer sitio a la pluralidad interna", ahonda.

Así, asegura que "sean cuales sean los delitos que se imputen a Errejón y su equipo, representarían en todo caso una tendencia interna" que, aunque "tiene detrás a casi la mitad de los inscritos de Podemos", se puede combatir. "En concreto, yo mismo combatí y podría seguir combatiendo esa tendencia", afirma.

"Considero a Errejon, además, responsable del mayor error de Podemos desde el principio: habiendo comprendido la importancia de los significantes en el mundo político, comprar el significante "populista" con tanto entusiasmo. Pienso que fue un error, pero no un delito ni una traición", explica.

"Y también ha habido, como dice Luis Alegre, deslealtades y golpes bajos. Pero pretender exterminar al 'errejonismo' ha sido declarar una guerra suicida, absurda y sin sentido. Me duele pensar que los que eligieron ese camino para defender a Pablo Iglesias han logrado desdichadamente arrebatarle a sus mejores amigos y sus mejores defensores", sentencia.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies