Pablo Iglesias dice que propuestas como Podemos son "la mejor vacuna" contra Trump y la extrema derecha

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Pablo Iglesias dice que propuestas como Podemos son "la mejor vacuna" contra Trump y la extrema derecha

Pablo Iglesias y Pablo Bustinduy en la sede de Podemos
EUROPA PRESS
Actualizado 11/11/2016 14:48:48 CET

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido este viernes que "propuestas políticas" como su formación son "la mejor vacuna" contra el nuevo presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, y lo que éste representa, y contra la extrema derecha.

"Si en España esto probablemente no existe es porque Podemos ha sabido responder a una situación de crisis diciendo: más democracia, más derechos humanos y más derechos sociales. Decir eso es lo contrario a lo que dicen los multimillonarios como Trump", ha sentenciado Iglesias en declaraciones a los medios antes de asistir a una reunión con embajadores y diplomáticos extranjeros en la sede de su partido.

Iglesias ha querido zanjar de este modo el debate abierto por sus contrincantes políticos sobre las similitudes que, a juicio de sus rivales, existen entre el discurso de Trump y el de Podemos. "Nosotros representamos exactamente lo contrario. Sólo desde la ignorancia o la mala fe se pueden establecer comparaciones de este tipo", ha enfatizado.

"Habría que ser muy falaz y malintencionado para vincularnos a nosotros con lo que representa Trump. Él se parece a los que han puesto muros, a los que han puesto en marcha políticas xenófobas, a los de las concertinas y los CIE", ha acusado, al tiempo que ha añadido que, "en todo caso", Trump se parece al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien "no tardó en felicitarle y elogiar la viveza de la democracia norteamericana".

En este sentido, ha defendido que, ante esta situación, "es fundamental cavar trincheras en la sociedad civil" para combatir el avance de proyectos como el de Trump o como los de la extrema derecha en algunos países europeos.

"Cuando la sociedad civil organizada cava trincheras, esas trincheras defienden del racismo, de la xenofobia y de los discursos que pretenden enfrentar al último y al penúltimo", ha asegurado, haciendo referencia a uno de los ejes del proyecto que defiende para el futuro de Podemos, que pasa por "cavar trincheras en la sociedad civil" y priorizar la "calle" frente a las instituciones.

LOS PARTIDOS TRADICIONALES LO TIENEN DIFÍCIL FRENTE AL POSFASCISMO

También en su exposición ante los diplomáticos, Iglesias ha afirmado tajante que "seguramente en España no existe una formación de extrema derecha porque existe Podemos, que reclama beligerante, derechos humanos, derechos sociales y más democracia". En cambio, cree que las fuerzas políticas "tradicionales" tendrán muchas dificultades para resultar creíbles como "antídotos frente a la emergencia de expresiones políticas postfascistas".

Iglesias ha presentado a Podemos como "la mejor expresión electoral, aunque no la única", de la "crisis de régimen" en España, que es a su vez una expresión de la crisis que estalló en 2007 y que ha tenido diferentes manifestaciones en Europa y en el mundo.

Entre ellas ha subrayado el 15M en España, la extrema derecha en Francia, Austria o Alemania, fuerzas "extrañas" como el UKIP en Reino Unido o el voto a Donald Trump por sectores de la población estadounidense que en otra situación no le habrían votado. En este punto, cree que ofrecerles "elegir entre lo malo y lo peor no ha sido muy prudente por parte de los demócratas".

En España, ha defendido que ahora se abren incógnitas pero sí tiene claro que "todo el mundo reconoce que no va a volver a ser un gran sistema con un gran PP y un gran PSOE", y que Podemos es "enormemente optimista" sobre sus opciones porque "la demografía es tozuda" y sus puntos fuertes son las grandes ciudades.

UN PROGRAMA SOCIALDEMÓCRATA

Iglesias se ha presentado ante los embajadores como líder de una fuerza "muy consciente de las obligaciones internacionales de España". De hecho, ha asegurado que Podemos decía "la verdad" cuando calificaba su programa electoral de "socialdemócrata", porque aunque esa no es su tradición sí son "suficientemente pragmáticos para entender dos cosas": los límites geopolíticos y jurídicos y el hecho de que la socialdemocracia se alejó de sus principios tradicionales de apostar por la mejora del nivel de vida de los asalariados cuando apostó por la Tercera Vía.

En esa línea, ha admitido que no le gusta una moneda única que no tiene controles democráticos, pero entiende que su marco de acción es limitado y por eso apuesta por una reforma fiscal para tener más ingresos. También ha dejado claro que le preocupan los Tratados de Libre Comercio que está negociando la UE y que "la OTAN dejó de cumplir su función cuando desapareció la URSS".

"AVANZAR HACIA LA SUPERACIÓN DE LA OTAN"

Sobre la Alianza Atlántica, ha dicho que entiende los compromisos internacionales de España pero es partidario de un sistema de defensa europeo: "Queremos mantener siempre una relación buena y fraternal con Estados Unidos pero hay que avanzar hacia la superación de la OTAN".

Para explicar la excepcionalidad de la situación española, que Iglesias considera equiparable a la de la Transición, ha hablado también de la crisis territorial y ha defendido lo que Podemos considera una solución: un referéndum en Cataluña en el que ellos harían campaña por la unidad y un "nuevo encaja constitucional que recoja en una nueva Constitución o en la actual reformada la realidad plurinacional" de España.

REFERÉNDUM PARA CATALUÑA

Es más, considera que la plurinacionalidad de España no es "un invento" de Podemos, sino que la Constitución, al distinguir entre nacionalidades y regiones introduce "una palabra ambigua que se aproxima a la noción de nación".

Iglesias ha subrayado la importancia de la crisis territorial porque, según ha explicado, durante muchos años ésta tuvo una "resolución política viable" gracias a PNV y CiU, dos formaciones "democristianas" que daban estabilidad a las comunidades y a veces también al gobierno central.

Esas fuerzas estabilizadoras, ha dicho, ya no existen en Cataluña, y además el PSOE ya no puede "jugar el papel de partido que era capaz de hablar diferentes lenguajes en diferentes lugares de España".

De hecho, ha remarcado que los éxitos electorales del PSOE tenían que ver con su capacidad de ganar en Andalucía y en Cataluña, entendiendo las "particularidades territoriales" y eso ahora ha cambiado, hasta el punto de que ahora la primera fuerza, tanto en Cataluña como en el País Vasco en las elecciones generales, ha sido Podemos con sus alianzas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies