Pablo Iglesias promueve el boicot a Coca-Cola frente a la sede del PP

Pablo Iglesias con los trabajadores de 'Coca-Cola en lucha'
EUROPA PRESS
Publicado 02/12/2016 14:59:31CET

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha pedido este viernes, frente a la sede nacional del PP de la calle Génova, no beber Coca-Cola hasta que la multinacional no deje de "atacar los derechos" de los trabajadores de la planta de Fuenlabrada (Madrid) que, según ha denunciado el líder del partido morado, no han sido readmitidos en sus mismos puestos de trabajo ni con las mismas condiciones, a pesar de que "han ganado todos los procedimientos judiciales".

"Están intimidando a los trabajadores. Me acaban de hablar de que hay vigilantes armados vigilando a los trabajadores, que hay persecución a los trabajadores por hacer sindicalismo", ha asegurado en declaraciones a los medios a su llegada a la concentración, que se ha desarrollado sin incidentes y que ha congregado más de un centenar de manifestantes.

Iglesias, que ha acudido a esta protesta acompañado por su jefa de gabinete, Irene Montero, por el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafa Mayoral, y por varios diputados de Unidos Podemos, ha defendido la necesidad de "estar con la oposición social al PP", tal y como ya hizo el pasado lunes, esta vez, en la concentración de los trabajadores en huelga de telemarketing.

"No se puede consentir que estas empresas humillen la dignidad de nuestro país humillando a sus trabajadores. Los trabajadores de Coca-Cola han sido un ejemplo de lucha colectiva y de defensa de los derechos de todos", ha reivindicado, antes de insistir en que, además, "los tribunales españoles les han dado la razón".

"Hay que seguir sin beber Coca-Cola. Hay que estar con los trabajadores que luchan por los derecho de todos y nosotros vamos a estar en esta oposición social al PP y a las grandes compañías multinacionales", ha enfatizado.

De hecho, ha asegurado que es para él un "honor" protestar delante de la sede del PP, donde "la Policía estuvo 14 horas investigando sus ordenadores y se encontraron con los discos duros destruidos". "Nosotros venimos allí donde convocan los trabajadores. Es un honor estar aquí acompañándoles y siéndoles útiles. Allí donde estén los trabajadores, allí estaremos nosotros", ha asegurado.

PIDEN AL GOBIERNO QUE HAGA CUMPLIR LAS SENTENCIAS

El colectivo de trabajadores de la planta de Fuenlabrada, 'Coca-Cola en lucha', ha trasladado este viernes su protesta a la sede del PP para exigir al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que "haga valer y cumplir" las resoluciones judiciales de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo que declaran nulo el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado en enero de 2014.

Según ha denunciado el presidente del Comité de Empresa, Juan Carlos Asenjo, la empresa está obligada por los tribunales a readmitirles "en las mismas condiciones" que tenían antes, es decir, sin modificarles sus "salarios y jornadas" como, según ha asegurado, ha hecho la multinacional acogiéndose a la última sentencia de la Audiencia Nacional de septiembre de 2015, en la que se avaló la reapertura de la planta de Fuenlabrada como Centro de Operaciones Industriales y Logísticas (COIL).

"Es una readmisión completamente irregular", ha sentenciado, para añadir que, por ello, desde 'Coca-Cola en lucha' van a seguir exigiendo justicia e irán a donde haga falta: al Tribunal Constitucional o incluso a del Estrasburgo.

"Es inadmisible que estemos en la situación que estamos padeciendo penurias", ha denunciado Mercedes Pérez Merino, una de las llamadas 'Espartanas', el colectivo formado por las mujeres, compañeras, hermanas e hijas de los trabajadores de Coca-Cola. "No vamos a parar hasta conseguir que se haga justicia", ha avisado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies