Page dice que si fuera murciano estaría "francamente preocupado" al ver que su futuro "depende de regatear hectómetros"

Actualizado 10/05/2006 15:35:13 CET

TOLEDO, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente segundo y portavoz del Gobierno regional, Emiliano García-Page, ante el anuncio de los regantes de Murcia de acampar en Madrid si no se da solución a los problemas de su agricultura, indicó hoy que si fuera ciudadano murciano "no dormiría tranquilo pensando que mi futuro depende de un pantano a 300 kilómetros" y "francamente preocupado" al ver que se centra en "un regateo permanente de a ver si nos dan un hectómetro cúbico más o menos" porque eso es "cualquier cosa, menos futuro".

A preguntas de los medios en la rueda de prensa del Consejo de Gobierno, y ante la posible demanda al Gobierno regional del Gobierno murciano por el uso del canon del trasvase, confirmó que "estamos deseando que los tribunales examinen el uso de verdad del agua en Murcia" por lo que instó a que "no pierdan tiempo" y se realice la denuncia "mañana, si quieren".

Lo que la Junta quiere es "que se arregle el problema, porque "el agua del Tajo lo necesitamos aquí" y en el Gobierno murciano debía haber "gente responsable" que dijera a sus ciudadanos que "como sigan así las cosas, en agosto no tienen para beber".

Confirmó que "más les valdría empezar a pensar que así no se puede seguir" y que empezaran a utilizar "el escasito dinero que dicen que han pagado para empezar a buscar alternativas de futuro de verdad", invirtiendo "tiempo y esfuerzo" donde hay agua "sin limitación", en la desalación y nuevas tecnologías, porque estar discutiendo "en un centímetro más o menos, no puede ser tranquilizador".

Así, se preguntó cuánto tiempo se puede estar "a codazo limpio unos y otros" para ver cuántos hectómetros se trasvasan, porque, aseguró, "esto ya no da de sí". Señaló el vicepresidente segundo que en Levante, "piensan que tienen todo el agua del mundo", pero confirmó que "ahora se dan cuenta de que no hay agua", y además, aunque el pantano no estuviera seco, "ese agua lo necesitamos aquí también".

El agua que va del Tajo a Murcia "lo pagamos entre todos los españoles", recordó, y dijo que "a mucha gente le gusta el agua del Tajo, además de por la calidad, porque se lo estamos dando todos en bandeja y a precio tirado". Por eso, consideró que el trasvase Tajo-Segura ha sido "un gran fiasco económico" y el uso que se hace del mismo en el Levante, tiene que tener "un equilibrio y moderación" porque es "abusivo".

García-Page recalcó que no se pretende cerrar "ningún grifo del trasvase hasta que no haya una alternativa en Murcia, pero lo que tienen que hacer es trabajar porque haya alternativa de verdad", recalcando que es "curioso" que Castilla-La Mancha sea la que pide prudencia con el agua, e insistió en que "las lechugas de Murcia no pueden ir por delante del consumo de la población".

El vicepresidente segundo recordó por último que el presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, cuando recibió al presidente regional, José María Barreda, en su despacho, afirmó textualmente que "ya era hora de empezar a pensar en un futuro distinto, que el trasvase se estaba agotando como modelo".

CONSEJO REGIONAL DEL AGUA

De otro lado, se espera que el próximo 22 de mayo se constituya el Consejo del Agua de Castilla-La Mancha, cuyo Decreto de creación aprobó el Consejo de Gobierno el pasado 18 de abril. En este nuevo órgano de carácter consultivo y participación en materia de agua, estarán representadas las Consejerías del Gobierno regional cuyas competencias tengan relación con el agua, así como los agentes sociales y los colectivos regionales relacionados con la política hidráulica.

Entre sus funciones se incluyen, entre otras, informar de los anteproyectos de Ley y otras disposiciones generales en materia de aguas que hayan de proponerse para su aprobación al Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha o, en su caso, a la Comisión Delegada para Asuntos del Agua; informar de los planes y proyectos de interés regional que afecten sustancialmente a los usos del agua; y plantear iniciativas destinadas al uso racional y a la mejora de la calidad del agua en el ámbito de Castilla-La Mancha.

El Consejo del Agua estará compuesto por la presidencia, que ostentará el vicepresidente primero, tres vicepresidencias, catorce vocalías natas, diecinueve vocalías designadas y la secretaría.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies