La Mesa del Parlament se ratifica en el trámite de las enmiendas polémicas de la CUP

Pleno de constitución del Parlament de la XII Legislatura (ARCHIVO)
Europa Press - Archivo
Actualizado 01/03/2018 14:26:13 CET


JxCat y CUP transaccionan un texto que no incluye activar la república desde la Cámara

BARCELONA, 1 (EUROPA PRESS)

Reacciones tras el pleno del Parlament que reivindica la Presidencia de Puigdemont

La Mesa del Parlament ha rechazado este jueves los recursos que PSC, Cs y PP habían presentado para que no se tramitasen las enmiendas de la CUP que quieren que el Parlament se ratifique en la declaración de independencia del 27 de octubre, han explicado a Europa Press fuentes parlamentarias.

Estas enmiendas ya no se aprobarán porque la CUP y JxCat han pactado un resolución alternativa y rebajada respecto a la propuesta inicial de los 'cupaires', pero, para poder votar esta resolución en el pleno, había que tramitar primero las enmiendas.

El pleno del Parlament aprobará así una propuesta de resolución de JxCat que legitima al candidato de JxCat Carles Puigdemont, reivindica el referéndum del 1-O, pero no incluye reafirmar la declaración de independencia del 27-O como sí exigía la CUP en una enmienda. 

Así se desprende del documento transaccionado entre JxCat y la CUP consultado por Europa Press y que exige que cejen las injerencias del Estado a través de instancias judiciales que quieren impedir "la voluntad democrática de los representantes del pueblo de Catalunya y la que fue legítimamente expresada en el referéndum de autodeterminación del 1 de octubre".

La enmienda original de la CUP introducía un párrafo en la propuesta de resolución de JxCat por el que el Parlament se reafirmaba y reiteraba "en la declaración de independencia y en la proclamación de Catalunya como un Estado independiente en forma de República, que fueron votadas y aprobadas el 27 de octubre del 2017", que no aparece en el texto definitivo.

Así, los 'cupaires' renuncian a incluir la referencia a la declaración de independencia, mientras que la lista de Puigdemont (JxCat) acepta la referencia al 1-O que no aparecía en su propio texto inicial, que solo aludía a la "voluntad democrática de los representantes del pueblo de Catalunya".

LA ENMIENDA DE LA CUP

La enmienda de la CUP pedía añadir un punto por el que el Parlament activara inmediatamente todos los instrumentos necesarios para garantizar los derechos civiles y políticos de los electos y "restablecer la república catalana y sus instituciones, comenzado por su Presidencia y sus facultades para legislar y gobernar", algo que tampoco aparece en el texto definitivo.

La transacción entre JxCat y la CUP deja la propuesta de resolución con un punto añadido por el que se prevé activar todos los instrumentos para garantizar los derechos de los electos, restablecer las instituciones, comenzando por la Presidencia y sus facultades para legislar, pero no recoge la restitución de la república catalana.

Tras la transacción entre ambos grupos, se espera que prospere la propuesta de resolución de JxCat que busca reafirmar en la Cámara que Puigdemont sigue contando con la mayoría suficiente, surgida en las urnas y revalidada en las elecciones, para poder ratificarle la confianza como presidente.

ERC ya manifestó su voluntad de apoyarla en el pleno, en el marco de las negociaciones que mantienen ambos grupos para aflorar un nuevo Govern que desencalle la legislatura.

La CUP presentó el martes sus enmiendas y ha negociado con JxCat una transacción durante las últimas 24 horas, por lo que el texto definitivo tendrá el aval de la mayoría parlamentaria independentista.

Pese a ello, la CUP ya advirtió que su respaldo al texto no supone que vayan a avalar el acuerdo entre la lista de Puigdemont y los republicanos para investir a un presidente de la Generalitat, ya que lo someterán al juicio de sus bases, antes de estampar su firma en el acuerdo.

CS PIDE FRENAR LA RESOLUCIÓN PERO TORRENT LO DESESTIMA

Ya durante el pleno de este jueves, el portavoz de Cs en el Parlament, Carles Carrizosa, ha pedido frenar la resolución por considerar que no era compatible con las sentencias del Tribunal Constitucional sobre el proceso soberanista.

Carrizosa ha alegado que su grupo tiene derecho a presentar una solicitud de reconsiderar la resolución para que la Mesa decida si la frena o no, pero el presidente de la Cámara, Roger Torrent, lo ha desestimado y el pleno ha continuado sin abordar la demanda de Cs.

Fuentes de la Presidencia de la Cámara han alegado que las propuestas de resolución transaccionadas, como la de JxCat y la CUP, "nunca" se someten a la consideración de la Mesa, por lo que Torrent ha decidido denegar la petición de Cs.

ADVERTENCIA DE LOS LETRADOS

Por otro lado, los letrados del Parlament han advertido a la Mesa de que la propuesta de resolución pactada entre JxCat y la CUP contraviene la resolución del Tribunal Constitucional (TC), han explicado fuentes parlamentarias.

Las mismas fuentes han explicado que los letrados han asegurado en la reunión que la propuesta de ambos grupos debería ser "inadmitida" por la Mesa porque incumple la resolución del TC que advierte a la Mesa de que debe impedir iniciativas que implementen la ley de referéndum de 2017.

Además, el grupo de Cs ha pedido la reconsideración de la Mesa tras la advertencia de los letrados, pero el presidente, Roger Torrent, ha desestimado reunir al órgano para abordar la reconsideración, alegando que las enmiendas transaccionadas van directamente al pleno sin pasar por la Mesa.

EL TC Y LA MESA

El TC notificó en su día sus sentencias a varios miembros soberanistas de la Mesa, pero ninguno de ellos sigue formando parte del órgano rector de la Cámara.

Para que los actuales miembros soberanistas de la Mesa no pudieran alegar desconocimiento sobre los fallos, el miembro del PSC, David Pérez, ha fotocopiado y repartido las advertencias que llegaron en su dia.

Se trata de las notificaciones que llegaron en la anterior legislatura y que advertían del deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que entrara en confrontación con el TC.

Estos problemas han alargado más de los previsto la reunión de la Mesa previa al pleno y ha obligado a retrasar el plenario al menos hasta las 11 horas.