Parlamento baleaer homenajea a los millones de judíos que sufrieron la "barbarie nazi" con el encendido de 7 velas

 

Parlamento baleaer homenajea a los millones de judíos que sufrieron la "barbarie nazi" con el encendido de 7 velas

Actualizado 27/01/2011 15:14:00 CET

Rado recuerda que el holocausto no sólo lo sufrió la comunidad judía, sino también personas de izquierdas, discapacitados y homosexuales

PALMA DE MALLORCA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento balear ha homenajeado a los millones de judíos que sufrieron la "barbarie nazi", con motivo del Día de la Memoria del Holocausto y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad, para lo cual se han encendido siete velas en la Sala de los Pasos Perdidos por parte de varios representantes de la comunidad judía, así como por parte de la presidenta de la Cámara, Aina Rado, el consejero de Presidencia, Albert Moragues, y la presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol.

Durante el acto, al que han asistido representantes de todos los partidos, Rado ha subrayado que el pueblo judío fue el que padeció las consecuencias "más graves", si bien ha dicho que no se debe olvidar que el Holocausto no sólo lo sufrió esta comunidad, sino también las personas con discapacidad, gente de izquierdas y los homosexuales, al tiempo que ha tenido un "recuerdo muy especial" para los republicanos españoles que padecieron la represión y el exterminio en campos de concentración nazis.

Además, ha manifestado que con la conmemoración del Día del Holocausto, instaurado por el Gobierno central el 27 de enero de 2005, siguiendo la declaración de Naciones Unidas, no solamente se pretende recordar a las víctimas de los crímenes nazis, sino también "hacer una llamada de atención hacia los otros crímenes contra la Humanidad llevados a cabo en otros lugares del planeta".

En este sentido, la presidenta del Parlament ha recalcado que este acto "nos debe dar coraje con decisión y contundencia para prevenir y denunciar el genocidio y otros graves crímenes contra las personas inocentes".

"No basta con que éste sea uno de los objetivos de las Naciones Unidas, sino que es una tarea de todos y cada uno a quienes nos repugna la violencia sea por la causa que sea y venga de donde venga", ha manifestado Rado, quien ha recordado que las guerras llevan consecuencias "desastrosas para la humanidad, en especial para las personas civiles, sobre todo, la población más joven y la gente mayor".

No obstante, ha resaltado que una "barbarie como el Holocausto supera cualquier tragedia ocurrida" y, en esta línea, ha indicado que sólo han pasado setenta años desde que estos hechos "nos encogieron el corazón a todos". Por esta razón, la "importancia" de este acto celebrado en la Cámara, con el fin de que la memoria de aquella barbarie esté en la memoria de todos y cada uno de los seres humanos que habitan este mundo que "llamamos civilizado".

Para Rado, la sociedad ha aprendido que el mal "sólo genera más dolor y más mal", razón por la cual ha asegurado que "no poemos bajar la guardia, porque no hay que olvidar que nunca nadie debe ser perseguido por causas xenófobas, religiosas o por su orientación sexual".

Así, ha considerado que "conviene seguir vigilantes para que estos hechos no se vuelvan a producir y luchar para que la convivencia, el bienestar, la tolerancia y los derechos humanos estén presentes en nuestro día a día".

"CONDENA DE CUALQUIER TIPO DE VIOLENCIA"

Por su parte, el presidente de la Comunidad Judía en Baleares, David Kaisin, ha manifestado que el acto celebrado en un "marco incomparable" como la Cámara balear debe servir para "condenar sin reservas cualquier manifestación de violencia contra personas o comunidades basadas en su origen étnico o creencias religiosas".

"A través de este día, queremos denunciar a quienes trivializan o, pero aún, niegan el Holocausto, al tiempo que pretendemos recordar al pueblo judío y, también, a los sindicalistas y gentes de izquierda, al pueblo gitano, homosexuales, personas con algún tipo de discapacidad o republicanos que fueron masacrados sin piedad y sin más motivo que el odio", ha resaltado.

Además, ha añadido que Día de la Memoria del Holocausto también sirve para reflexionar sobre "por qué el mundo no pudo prevenir este trágico acontecimiento" y, en este sentido, ha señalado que "la quiebra de los valores democráticos llevó a la discriminación y eliminación de los derechos más básicos de millones de hombres, mujeres y niños que sufrieron horrendos actos de crueldad y muerte".

Para Kaisin, no se debe olvidar tampoco a los que sufren hoy, ya que, según ha lamentado, "a pesar del tiempo transcurrido, nos encontramos en un momento histórico difícil rodeados de violencia, agresiones y desprecio a los Derechos Humanos".

Por ello, ha recalcado que los crímenes del nazismo no debe servir para quedar "paralizados por el recuerdo y para que nos den lástima, sino para actuar y continuar impulsando la creación de un mundo de tolerancia y solidaridad, libertad, seguridad y respeto a la diferencia a través de la educación en valores de las nuevas generaciones". Así, ha aseverado que no se debe eliminar el tema del Holocausto en los currículums escolares, tal como ha censurado "ha sucedido en algunos países europeos".

Tras los discursos, se ha visualizado un video con fotos de los campos de concentración y diferentes obras de arte en recuerdo del Holocausto, mientras que, posteriormente, se ha procedido al encendido de las siete velas y, finalmente, un miembro de la comunidad judía ha leído una oración en hebreo en memoria de las víctimas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies