La participación en el referéndum sobre el Estatut alcanza el 35,19% a las 18,00 horas

Actualizado 18/06/2006 21:00:30 CET

BARCELONA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La participación en el referéndum sobre el nuevo Estatut se situaba a las 18,00 horas en el 35,19%, según el segundo avance de participación facilitado por la Generalitat de Cataluña.

Por provincias, Girona es la provincia que registra una participación más elevada con el 36,79%, seguida de Lleida con un 35,70%, Tarragona con un 34,40 y finalmente Barcelona con un 35,09%.

El conseller de Gobiernación, Xavier Sabaté, volverá a comparecer a las 19.00 horas para dar nuevos datos de participación y a las 21.30 horas, en esta última ocasión acompañado del portavoz del Gobierno catalán, Joaquim Nadal, para informar ya de los resultados prácticamente definitivos de la jornada electoral.

Carod pide un voto "pensando en el bolsillo" y "sabiendo que el resultado tendrá repercusiones históricas".

ROVIRA: "VOTAR SEVERAMENTE"

Mientras tanto, las reacciones políticas se disparaban esta mañana. El presidente de ERC, Josep-Lluís Carod Rovira, pidió a los ciudadanos que acudan hoy a votar en referéndum la reforma sobre el Estatuto catalán que lo hagan "serenamente" y con "una mirada larga", sabiendo "que su voto tiene repercusiones históricas".

El republicano solicitó que cada uno vote pensando en estas consecuencias, "y no sólo con el corazón, sino también con la cabeza y, sobre todo, con el bolsillo", lo que crean que es lo mejor "no sólo para la Cataluña de hoy, sino de manera muy particular para la de los próximos años".

Asimismo, destacó que un referéndum tiene "más largo alcance" que unas elecciones y recordó que la mayoría de los votantes de hoy no lo hicieron en el 1979 debido a su edad.

Josep-Lluís Carod Rovira ejerció su derecho en el Colegio de la Mercè de Tarragona. De hecho, dado que este centro está en obras, se ha trasladado el lugar de votación al Patio de la Diputación situado de manera contigua.

SAURA: "ALTA PARTICIPACIÓN ASEGURADA"

Por su parte, el presidente de ICV-IU y conseller de Relaciones Institucionales y Participación Ciudadana, Joan Saura, se mostró esta mañana convencido de la participación de más de la mitad de los ciudadanos.

Además, destacó que el 'no' "ha quedado desconcertado y sin argumentos" durante la campaña, mientras que se ha logrado crear "la sensación" de que el Estatut es "bueno" y de que "hay que votar que 'sí".

Para Saura, hoy, "no sólo es un día histórico sino que debe ser un día de alegría" porque "todos tenemos la oportunidad de decidir el futuro de Cataluña en los próximos 30 años".

El líder ecosocialista recordó que su formación ha insistido en la necesidad de que salga el 'sí' desde una "perspectiva de izquierdas y ecologista" y porque es "muy bueno para todas las personas, para los jóvenes, para los ancianos, para los niños, para los trabajadores", puntualizó.

Saura, que votó hacia las 11.00 de la mañana en el colegio electoral ubicado en la escuela Pau Casals del barrio de Gràcia, acudió a las urnas con su esposa, la teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Barcelona, Imma Mayol.

Ambos pusieron la papeleta del 'sí' dentro del sobre y se dirigieron a la mesa para votar, donde coincidieron con un matrimonio y su hija de corta edad, a la que Saura preguntó bromeando si también iba a votar.

El líder de los ecosocialistas manifestó que él y Mayol, aprovecharán el día para ir paseando hasta el puerto, ya que una de las cosas que más les gusta es ver el mar, confesó. Además, intentará terminar el libro que se está leyendo y pasar el día en familia.

PUJOL: "MAYOR FUERZA MORAL" AL ESTATUTO

El ex presidente de la Generalitat y presidente fundador de CiU, Jordi Pujol, expresó hoy su "deseo" de que el referéndum sobre la reforma del Estatut obtenga una participación "cuanto más alta mejor", argumentando que cuanto más electores ejerzan su derecho a voto, "el resultado tendría el mismo valor político e institucional pero mayor fuerza moral".

Pujol depositó hoy su voto en el Institut Cultural del CIC en Sarriá (Barcelona) donde acudió junto a su esposa Marta Ferrussola. Tras unos instantes de confusión en los que el ex presidente no encontraba su carnet de identidad, finalmente Pujol pudo introducir en la urna la papeleta con un voto "que ya es conocido por todos", como él mismo señaló al salir.

El ex presidente llamó a "hacer la democracia más fuerte" mediante "la expresión de la opinión ciudadana en las urnas" alegando lo mucho "que está en juego" y en defensa "de la madurez democrática".