El partido de Llamazares defiende frentes de izquierda a la gallega porque la división se paga como en Euskadi

Javier Madrazo, De Ezker Batua, Y Gaspar Llamazares, De Izquierda Abierta
EB
Actualizado 22/10/2012 16:12:53 CET

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Abierta, el partido creado en el seno de Izquierda Unida y que encabeza el diputado por Asturias Gaspar Llamazares, considera que las elecciones de este domingo han dejado claro que la unidad de la izquierda da mejores resultados que la división, ya que, mientras la coalición de IU con parte del nacionalismo gallego ha logrado sumar 9 diputados, la ruptura de la federación en Euskadi la ha dejado fuera del Parlamento de Vitoria.

En un comunicado hecho público este lunes, Izquierda Abierta se felicita del éxito de la política "de frente amplio" que "tan buen resultado" ha deparado en las urnas a Alternativa Galega de Esquerda y apuesta por extender este modelo al resto del país para próximas citas electorales.

"Esa ha sido y será la política que ha defendido y propugna Izquierda Abierta en todo el Estado para derrotar a la derecha y construir frentes comunes de izquierda que generen nuevas alternativas que ilusionen a la sociedad", explican.

EL OBJETIVO ES DERROTAR A LA DERECHA

No obstante, subrayan que, pese a los resultados cosechados en Galicia, no se puede olvidar que el objetivo de su formación es "la derrota de la derecha y no sólo una recomposición de la izquierda". Para lograrla, propugnarán "la más amplia confluencia que permita un cambio de la política en el fondo y en las formas de participación y, sobre todo, un cambio en las políticas para promover una alternativa ilusionante desde la izquierda al PP".

Respecto a las elecciones en Euskadi, la formación de Llamazares destaca que, además de "una nueva y contundente derrota del PP" han supuesto "un reajuste de la pluralidad" de la sociedad vasca. Además, lamentan que "la división de la izquierda" la "haya dejado sin representación en el Parlamento".

En la elecciones del domingo, Ezker Anitza --actual marca de IU en el País Vasco-- competía con Ezker Batua, antiguo referente de la coalición en Euskadi que lideró Javier Madrazo y que llegó a gobernar con el PNV de Juan José Ibarretxe. Se da la circunstancia de que Ezker Batua utilizó durante la campaña electoral pasquines con la cara de Llamazares y de otros rostros conocidos de Izquierda Abierta, como los escritores Almudena Grandes y Luis García Montero, mientras que la dirección federal de IU apostaba por Ezker Anitza como "único" referente en Euskadi.

COMPLEJAS ALIANZAS EN EUSKADI

Izquierda Abierta, que integra a los dirigentes de Ezker Batua, se compromete a trabajar "con los compañeros de Euskadi" para "reagrupar y fortalecer un polo común de la izquierda" que sigue considerando necesario "frente al nacionalismo conservador del PNV y la complejidad de alianzas que se abren tras los malos resultados del PSE".

Por otra parte, el partido de Llamazares rechaza que los resultados obtenidos este domingo por el PP puedan interpretarse como un aval a los "recortes sociales" del PP. "El Gobierno no debe obviar que a la derrota y los malos resultados cosechados en Euskadi se une la pérdida de más de 140.000 votos en Galicia", apunta.

Aunque reconocen la victoria de los 'populares' gallegos, llama la atención sobre "el fuerte incremento de la abstención" que "evidencia la distancia entre la ciudadanía y sus representantes" y que debe llevar a los partidos a replantearse "el funcionamiento, las alternativas y los mecanismos tradicionales de participación" porque, se han demostrado "claramente insuficientes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies