Pasan a disposición judicial los dos detenidos por el tiroteo de Cerdanyola (Barcelona)

Actualizado 19/03/2007 12:43:54 CET

CERDANYOLA DEL VALLÈS (BARCELONA), 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los dos detenidos por el tiroteo que se produjo el pasado día 13 junto a una entidad bancaria de Cerdanyola del Vallès (Barcelona) pasaron esta mañana sobre las 11 horas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Cerdanyola, en funciones de guardia.

El primero de los implicados, Francisco L.R., de 42 años, fue detenido el mismo día del tiroteo por la tarde, en su piso de Cerdanyola, donde también se encontraba su compañera, María del Carmen D., de 47 años, detenida por un supuesto delito de encubrimiento y ahora en libertad con cargos.

La mujer pasó el viernes a disposición judicial, después de que el juez decidiera a última hora de la tarde no prorrogar su detención hasta hoy, como sí decidió en el caso de su compañero y del segundo detenido, José Manuel G.S. de 41 años, detenido el día 15 en su casa de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

En el caso de Francisco L.R., le constan varios antecedentes por robo con violencia y con fuerza, dos de ellos cometidos en compañía de José Manuel G.S. Los dos hombres están unidos además por un cierto parentivo, ya que la compañera de José Manuel G.S. es hermana de Francisco L.R.

De hecho, los Mossos d'Esquadra no descartan que los dos hombres, junto con otros miembros del mismo núcleo familiar, formen parte de una banda dedicada a atracar establecimientos de la zona de Cerdanyola y algunas fuentes indican que se podría estar buscando al hijo de María del Carmen D. por su relación con los hechos.

Por ese motivo, la Policía autonómica no descarta nuevas detenciones en una oparación que sigue abierta y que se inició el pasado martes cuando dos agentes advirtieron la presencia de dos hombres con pelucas que merodeaban cerca de una entidad bancaria de la carretera de Barcelona.

En el tiroteo posterior, uno de los agentes sufrió una herida leve en una pierna al rozarle una bala que rebotó en el suelo y que disparó uno de los atracadores con el arma reglamentaria del agente, que los Mossos d'Esquadra aún no han podido localizar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies