Pasan a reserva el primer jefe del Centro de Inteligencia militar y el almirante promotor de la última reforma del EMAD

Actualizado 24/02/2009 20:29:18 CET

Ambos tuvieron un papel protagonista en la anterior cúpula militar y en el renovado Estado Mayor de la Defensa, dirigido por el general Sanz Roldán

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El primer director del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS), el general de División del Ejército de Tierra Valentín Martínez Valero, y el anterior jefe del Estado Mayor Conjunto, el almirante José María Terán Elices, uno de los principales promotores de la última gran reforma del Estado Mayor de la Defensa, pasaron hoy martes a la reserva al cumplir la edad reglamentaria, según confirmaron a Europa Press fuentes militares.

El general Martínez Valero fue el primer responsable del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas, el nuevo órgano que desde la pasada unifica los servicios de información e inteligencia castrense y es responsable de la información sensible en las misiones españolas de mantenimiento de la paz en el exterior. El general Martínez Valero fue cesado de su cargo el pasado mes de julio, al igual que el almirante Terán Elices, en el marco del proceso de cambio de la cúpula militar que inició la ministra de Defensa, Carme Chacón, el 18 de julio con el nombramiento de los nuevos jefes de Estado Mayor de los ejércitos, liderados por el jefe de Estado Mayor de la Defensa (EMAD), general del Aire José Julio Rodríguez Fernández.

Tanto el general Martínez Valero como el almirante Terán Elices continuaron en la estructura de la cúpula militar del Ministerio de Defensa en calidad de asesores y, desde aquel cese, la fecha de su pase a la reserva venía determinada por la normativa castrense, que establece periodos fijos para mantenerse en activo en el generalato y el almirantazgo, salvo en el caso de los jefes de Estado Mayor de los ejércitos y el EMAD.

El almirante Terán Elices fue uno de los principales promotores de la última gran reforma desarrollada en el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) e iniciada a mediados de 2004 por el Departamento que entonces dirigía José Bono con el objetivo de mejorar su eficacia y operatividad y asumir una gestión conjunta real de los tres ejércitos.

El almirante Terán Elices fue el primer mando de la anterior cúpula militar que utilizó la fórmula del juramente al tomar posesión como jefe del Estado Mayor Conjunto (JEMACON). Promovido al almirantazgo en octubre de 2000, el almirante Terán fue desde 2003 hasta julio de 2004 jefe del Arsenal Militar de Cartagena (Murcia), en el que están destacados los submarinos de la Armada, entre otras unidades.

Llegó al EMAD como jefe del Estado Mayor Conjunto el 31 de julio de 2004 y fue uno de los principales promotores de la última reforma del principal órgano operativo de las Fuerzas Armadas, a las órdenes del anterior jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) y actual alto representante en temas de seguridad y defensa de la Presidencia española de la UE, el general de Ejército Félix Sanz Roldán.

El nombre del almirante Terán Elices fue uno de los más mencionados en diversos pronósticos en ámbitos del Ministerio de Defensa y en la cúpula militar cuando Chacón decidió anunciar que cambiaría a los cuatro jefes de Estado Mayor. En concreto, era citado como posible nuevo jefe de la Armada, cargo que finalmente fue asignado al almirante Manuel Rebollo García.

Por su parte, el general Martínez Valero fue también una de las figuras clave en la anterior cúpula militar, en la que se encargó de dirigir por vez primera el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS), creado en el marco de la nueva estructura del Estado Mayor de la Defensa aprobada por el Ministerio de Defensa en abril de 2005.

Martínez Valero, que ejerció la jefatura del CIFAS desde septiembre de 2005 hasta 2008, fue ascendido al generalato en febrero de 2002 y ocupó posteriormente el cargo de subdirector de Informática de la Dirección de Servicios Técnicos del Ejército y la jefatura del Mando de Artillería Antiaérea. Ascendido al empleo de general de División en febrero de 2006, el general Martínez Valero está condecorado con la Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo y con la Gran Cruz al Mérito Militar con distintivo blanco.