Pastor (PSE) cree que Ibarretxe ve en la apertura de juicio "una oportunidad para sacar cabeza" y enfrentarse al Estado

Actualizado 02/11/2007 15:34:42 CET

BILBAO, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE de Vizcaya, José Antonio Pastor, aseguró hoy que, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, ha visto en la apertura del juicio oral por su reunión con miembros de Batasuna "una oportunidad política" para "sacar cabeza en la escena política". Pastor cree que Ibarretxe actúa de esta forma porque "el tema de la tan traída y manoseada consulta cada vez da menos de sí" y porque el proceso en el TSJPV le ofrece "una oportunidad de tener otro elemento de diferenciación y enfrentamiento con el Estado y con los poderes del Estado, algo que tanto gusta a los nacionalistas".

En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, el dirigente de los socialistas vizcaínos enfatizó que "en absoluto" su partido respaldará "ningún tipo de protesta" contra los jueces.

"Da la impresión de que los miembros del tripartito están absolutamente encantados con el enjuiciamiento, porque eso le permite hacer esa política de victimismo barato, en la que tanto le gusta desenvolverse al lehendakari Ibarretxe y al resto de los partidos nacionalistas", añadió.

Pastor se refería de esta forma a las críticas nacionalistas contra los jueces encargados del caso en el que, además del lehendakari, están encausados los socialistas Patxi López y Rodolfo Ares, además de varios dirigentes de Batasuna, incluído Arnaldo Otegi.

En este sentido, consideró que la oposición a las decisiones de la Justicia que mantienen los nacionalistas no son sólo "una opción peligrosa" porque "pone en solfa la independencia del poder judicial", sino que "tratan de deslegitimar y de enfrentar una supuesta voluntad popular" contra los magistrados, lo que, añadió, supone abrir "un abismo" en el que el PSE no desea participar.

Por otro lado, respecto a las críticas de la izquierda abertzale contra los socialistas, Pastor las consideró "cínicas" y reiteró que la Ley de Partidos es "absolutamente necesaria". "Tendrían que pedir cuentas a ETA", advirtió.

En cuanto a la negociación sobre los presupuestos vascos, indicó que son responsabilidad del Gobierno vasco, por lo que tendrá que ser el Ejecutivo el que "mueva ficha". En cuanto a la postura de los socialistas, recordó que en los próximos días comenzarán los contactos formales para que en las cuentas se incluya un reforzamiento del papel de los municipios, así como mejoras en Educación o mayor coordinación en el tema de vivienda.

Por último, sobre el debate referido a la fusión de las cajas vascas y la postura del PSE-EE, denunció que la actual situación de bloqueo de esa fusión está motivada por la propuesta del lehendakari, que ha puesto "la incertidubmre política sobre la mesa".