PDeCAT advierte a Sánchez que "su propuesta ya es del pasado" y ahora es el "momento de un referéndum de independencia"

El presidente del PDeCAT, David Bonvehí
Europa Press
Actualizado 04/09/2018 12:25:38 CET

Admite que el independentismo debe "explorar otras vías" ante la respuesta "brutal" que el Estado dio en octubre

BILBAO, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PDeCAT, David Bonvehí, ha advertido al presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, que la celebración de una consulta por el autogobierno es "ya es del pasado" y ahora es "momento de "el momento de pedir un referéndum de independencia".

Además, ha admitido que el independentismo debe "explorar otras vías para afrontar el proceso que concluya con la proclamación de la República ante la respuesta "brutal" que el Estado dio en octubre.

En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Bonvehí ha interpretado que, con sus palabras, Pedro Sánchez parece tener "claro" que "esto debe acabar con un referéndum, votando la gente", pero ha agregado que en Cataluña "su propuesta ya es de pasado, no es la que la ciudadanía espera en este momento".

Ha recordado que su formación desea que el 'procés' "finalice o siga a través de un referéndum" y está conforme con negociar los términos de la pregunta. "No descartamos ninguna opción para preguntar en este referéndum, pero es evidente que una de las opciones que tiene que haber en el referéndum es preguntar por la independencia de Cataluña y esto es lo que parece que Pedro Sánzchez no quiere", ha añadido.

Para el presidente de la formación independentista, es "el momento de pedir un referéndum, de continuar en la defensa muy férrea de los derechos nacionales de Cataluña y de continuar pidiendo diálogo y que el estado se abra a negociar". "Estamos en ese momento", ha puntalizado.

Bonvehí ha afirmado que el referéndum del 21 de octubre demostró que cuando la sociedad catalana "se moviliza y actúa con unidad" es "imparable" pese a que el Estado pretenda "impedir el derecho de autodeterminación".

"Teniendo siempre presente el 1 de octubre, creemos que la vía democrática y la movilización de la gente será la que nos permita poder alcanzar nuestros objetivos", ha añadido.

RULL Y ERC

Ante las palabras del exconsejero de Junts per Catalunya Josep Rull, ahora en prisión, que apuesta por "repensar la estrategia" del proceso y descarta la "desobediencia", ha asegurado que "el independentismo tiene que repensar algunos de los términos que le ha hecho llegar hasta aquí".

El presidente del PdeCAT ha defendido que el independentismo "ha acertado" pero "no fue capaz de ver que el Estado español actuaría tan brutalmente". "En este sentido, en la actuación del Estado, tenemos que hacer una reflexión y explorar otras vías, porque a la que utilizamos en octubre del año pasado el Estado respondió de una forma que no preveíamos", ha indicado.

Según ha precisado, al igual que ERC, el PDeCAT entiende que se debe "dialogar y negociar" con el Estado. No obstante, ha recordado que "el mandato de la gente está en que quiere ser un estado propio, una república independiente" y, por ello, no va a "rebajar" estos planteamientos "a la hora de negociar con el Gobierno".

En este sentido, aunque ha dicho respetar el "análisis de la situación" que haya podido hacer ERC, ha destacado que "no es la misma que tenían hace unos meses atrás". "Esto es evidente, entendemos que se han movido y están planteando las cosas de otra forma", ha añadido.

David Bonvehí ha aclarado que el PDeCAT he hecho "ejercicio de pedir y ejercer la unidad" entre las formaciones independentistas, algo que inició con Junts pel sí (JxSí) y la apuesta por Junts pel Catalunya, "que no fue posible".

"Ahora estamos, si no puede ser una unidad electoral mediante partidos, es una unidad de acción total de quienes estamos en esta vía", ha dicho.

ELECCIONES

Preguntado por la posibilidad de que se produzca un adelanto electoral en Cataluña, ha admitido que "no se puede descartar nada" debido al "momento excepcional". Sin embrago, ha recordado que ya a transmitido al president de la Generalitat "que esto no es la solución".

"Lo que pedimos es unidad de acción de Junts pel Catalunya y ERC, y si puede ser la CUP, y si no podemos aprobar los presupuestos con la CUP, que nos abramos a negociar con otros partidos que son soberanistas y que la legislatura dure", ha dicho.

El líder de PDeCAT se ha referido a Ciudadanos y sus posibles perspectivas electorales. En su opinión, aunque ganó las pasadas elecciones autonómicas y "ha utilizado con fuerza la unidad de España", lo ha hecho "de forma que ha fracturado a la sociedad". "Ganó el 21 de diciembre pero, en estos momento, la sociedad catalana creo que no quiere partidos frentistas, creo que sus expectativas serán menores que las que tuvo anteriormente", ha asegurado.

PGE

Bonvehí ha aludido a los Presupuestos Generales del Estado que el Gobierno socialista pretende aprobar para asegurar que Pedro Sánchez sabe que los votos de PDeCAT en la moción de censura "fueron instrumentales", porque a su formación no le gusta "la forma en que ha actuado el PSOE en los últimos años".

"Estamos esperando que Pedro Sánchez ponga una solución política encima de la mesa sobre Cataluña. En base a esto, decidiremos intrumentalmente si nuestros cotos servirán para dar continuidad a una legislatura que tiene que acabarse dentro de unos meses o de unos años", ha manifestado.

A su juicio, la duración de la legislatura "irá muy acorde" con la solución "política" que el presidente del Gobierno "pueda poner sobre la mesa". Bonvehí ha asegurado que, en el PDeCAT, esperaban que hubiera habido "más gestos" durante las primeras semanas de gobierno, "sobre todo en el tema de los presos y de la autodeterminación de Cataluña".

"De aquí a unos meses, tiene que acabarse esto con algo más que gestos, pero en las primeras semanas y meses hemos echado a faltar gestos importantes para los presos y exiliados", ha señalado.

Bonvehí también ha advertido de que a la sociedad catalana le "costaría mucho entender" una condena a los presos encarcelados a raíz del 1 de octubre, porque "poner urnas no es un delito". Por ello, confía en que "la única respuesta" de los Tribunales sea la absolución.

Contador