Pedro Sánchez carga contra la "pseudoizquierda" de Podemos que "ensalza" a Otegi

Pedro Sánchez preside la reunión del grupo socialista en el Congreso
EUROPA PRESS
Actualizado 27/04/2016 15:42:48 CET

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha cargado este miécoles contra la "pseudoizquierda" de Podemos, que "ensalza" al exlíder de Batasuna Arnaldo Otegi y "deja a la derecha gobernando este país", impidiendo que haya un presidente de Gobierno socialista.

Aunque Sánchez ha vuelto a defender que no buscará "culpables" de la repetición de las elecciones, ha vuelto a señalar directamente al partido de Pablo Iglesias ante sus compañeros del Grupo Parlamentario Socialista, reunidos en el Congreso de los Diputados.

El líder del PSOE ha insistido en que sólo su partido garantiza el cambio en España y ha pedido a sus compañeros que lo expliquen así a los ciudadanos en las semanas que quedan hasta el próximo 26 de junio. "Nosotros sí que podemos y, ¿sabéis por qué? Porque queremos", ha asegurado, después de defender que su ánimo está "fortalecido" y tiene "más ganas que nunca de poner fin al mal gobierno de Rajoy".

Sánchez ha criticado las políticas del PP durante los últimos cuatro años, pero su intervención ha comenzado con mensajes a Podemos. Nada más tomar la palabra ha recordado al exministro Ernest Lluch, asesinado por ETA, y su defensa de la libertad y la concordia.

En concreto, ha recordado sus palabras, en un acto en San Sebastián, en el que "se encaró a quienes defendían el terrorismo y a la banda terrorista ETA". "Gritad, gritad, porque mientras gritáis no matáis", ha recordado que les dijo Lluch.

Sánchez ha subrayado que el PSOE es el partido de la libertad y ha cargado contra Podemos. "Los que hoy ensalzan a Otegi y le llaman hombre de paz, convendría que recordaran las palabras y la memoria de Lluch", ha remachado, entre aplausos de sus compañeros.

El líder de los socialistas ha continuado recordando que él se afilió al PSOE porque es el partido que "cambió todo" y devolvió derechos y libertades a los españoles después de una larga dictadura y ha defendido que esto es lo que quiere seguir haciendo.

"La diferencia entre el socialismo y otras pseudoizquierdas, ¿sabéis cuál es? Es que nosotros no renunciamos a gobernar el presente porque queremos transformar el futuro", ha defendido, subrayando que, mientras tanto, Podemos "pide cambiar el futuro, pero deja a la derecha gobernando el país".

Sánchez se ha mostrado también orgulloso del trabajo hecho estos meses y ha recalcado que ha cumplido con su labor y con "la palabra dada". "Dijimos que votar socialista es votar cambio y nosotros hemos intentado liderar y protagonizar ese cambio", ha dicho.

Por eso, aunque ha reconocido que el próximo 26 de junio repetirán cuatro candidatos en las elecciones, ha subrayado que no todos son iguales y es lo que quiere que los socialistas expliquen a los ciudadanos desde hoy.

Así, ha defendido que seguirán mostrando diferencias con el PP y ha aprovechado para matizar sus palabras pronunciadas unas horas antes en una entrevista radiofónica, en la que ha dicho que se equivocó al llamar "indecente" al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, en un debate en la pasada campaña.

Ante sus compañeros, ha subrayado que sigue creyendo que el líder del PP debió dimitir tras conocerse su mensaje de apoyo al extesorero del PP Luis Bárcenas, cuando ya se conocía que tenía 30 millones de euros "escondidos" en una cuenta en Suiza.

"Dije que no tenía que haberse presentado a las elecciones del 20D y lo sostengo. Creo que se tiene que asumir esa responsabilidad política. Me equivoqué en la forma, pero no en el fondo", ha añadido, recordando sus palabras en el debate contra Rajoy.

Pero, y aunque ha vuelto ha defender que tanto Rajoy como Iglesias han bloqueado el cambio, ha insistido en que entiende la actitud del PP, porque lo que quiere el PSOE es cambiar las políticas 'populares', pero la de Podemos es "inexplicable".

LA "GRAN LECCIÓN" DE ESTOS MESES

De esta manera, ha recalcado que la "gran lección" de estos meses es que "cuanto más fuerte esté el PSOE, mayores garantías de cambio habrá en España". Y, como ya hiciera ayer, se ha mostrado convencido de que ahora "el cambio se aplaza, pero llegará".

Además, ha respondido a quienes "critican el acuerdo con Ciudadanos" que "no han entendido nada" porque lo que ha demostrado es que el PSOE sabe "tender la mano, olvidarse de lo que separa y centrarse en lo que une", también con partidos de "ideologías totalmente distintas como el de Rivera, que es "de centro derecha".

Y ha reiterado que si no se han entendido los tres partidos "del cambio" no ha sido porque "no hubiera una agenda en común", son por "los vetos nominales" precisamente por parte de aquellos que se presentaron como los defensores de la nueva política.

Por eso, ha insistido en que el mensaje de los socialistas a los españoles para el 26 de junio tiene que ser que "quien quiera cambiar España, tiene que volver a confiar en el PSOE", porque es el único partido que es "garantía de cambiar el rumbo en el país y de resolver los problemas".