Pedro Sánchez defiende que, ante los retos mundiales, "hay alternativa" al miedo y al populismo del "nosotros primero"

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno
EUROPA PRESS
Publicado 09/07/2018 19:25:10CET

Asegura en el plan que se presentará ante la ONU que asume "con entusiasmo" la Agenda 2030 como "proyecto de país"

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, considera que para hacer frente a los grandes desafíos de un mundo cada vez más inestable y complejo "hay una alternativa" a la política del miedo y a los "discursos populistas de 'nosotros primero'".

Así lo asegura en una breve introducción incluida en el "Plan de Acción para la implementación de la Agenda 2030. Hacia una estrategia española de desarrollo sostenible", recogido por Europa Press, que el Gobierno presentará la semana que viene en la ONU, en su primer examen voluntario sobre los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030.

Sánchez comienza esta introducción destacando los "nuevos retos" que se plantean en el mundo: la pobreza persistente, el aumento de las desigualdades, el cambio climático, las nuevas y viejas formas de violencia e inseguridad, la digitalización y la robotización.

Y añade que esos retos generan, a menudo, "miedo e incertidumbre, rechazo a las diferencias y a los y las diferentes, discursos populistas de 'nosotros primero"', nuevas formas de discriminación, aporofobia, violencia, totalitarismos, violación de los derechos humanos, migraciones forzadas, cierre de fronteras y nuevos proteccionismos".

Por eso, defiende que el Gobierno español quiere dejar claro que "una respuesta diferente es posible" y que el modo de responder a estos retos "no puede estar guiado por el miedo" sino que tiene que basarse en la justicia, la igualdad, la solidaridad y los Derechos Humanos.

"Debemos y queremos dar una respuesta que ponga a las personas primero, cualquiera que sea su origen y condición", recalca Sánchez, que subraya la necesidad de respetar el planeta, de generar un progreso compartido y sostenible y de construir paz y justicia.

Así, asegura que el Gobierno ha asumido "con entusiasmo y convencimiento" la Agenda 2030 de desarrollo sostenible, como "referente ético a la vez que operativo" como "gran oportunidad" para España.

En este punto, afirma que "la lectura de la crisis económica y sus persistentes efectos" deja "importantes lecciones", como que hay que cambiar el modelo productivo haciendo una "profunda transición ecológica", garantizar que el crecimiento redunda en menos pobreza y más igualdad y asegurar los derechos humanos y el estado social de derecho.

"La Agenda 2030 está ya en el centro de nuestra visión de Estado y de la acción de gobierno. Representa una forma de actuar en el mundo.
En definitiva, un proyecto de país. Ni más, ni menos", concluye Sánchez.

DOCUMENTO ADAPTADO

Sánchez presenta así un plan de acción que, según dijo en el Congreso el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha sido adaptado a toda prisa para presentar ante la ONU la visión del nuevo Ejecutivo. El nuevo documento pretende, precisamente, dejar clara la transversalidad de la Agenda 2030, que afecta a todas las políticas públicas.

Entre otras cosas, el documento se propone "situar la Agenda 2030 en el centro de la identidad de españa en el mundo, en la política europea y multilateral", algo que seguirá correspondiendo al Ministerio de Exteriores ahora que el Gobierno ha puesto bajo el 'paraguas' de Presidencia a la recién nombrada Alta Comisionada del Gobierno para la Agenda 2030, Cristina Gallach.

La adaptación ha corrido a cargo de la Dirección General de Políticas de Desarrollo del Ministerio, que pertenece a la Secretaría de Estado que ahora dirige Juan Pablo de Laiglesia. También ha incluido aportaciones del Grupo de Alto Nivel para la Agenda 2030 que el ministro presidió en junio.

De hecho, uno de los cambios es que el nuevo documento, de 169 páginas, ha incorporado las aportaciones de todas las comunidades autónomas, también de Cataluña que no las había enviado hasta hace poco.

Pero además, el nuevo documento incluye más información cualitativa sobre algunos objetivos, con datos concretos sobre la pobreza infantil, el objetivo de la igualdad de género o la brecha salarial entre hombres y mujeres. También incluye la cohesión territorial, con la vista puesta en que la Política de Cohesión europea 'post 2020' no sólo tenga en cuenta criterios económicos sino también demográfico.