Pedro Sánchez insiste: No hay gobierno porque triunfa "el ala dura de Iglesias" en Podemos

Pedro Sánchez en rueda de prensa tras reunirse con el Rey
EUROPA PRESS
Publicado 27/04/2016 11:05:47CET

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha insistido este miércoles en que los españoles tendrán que volver a las urnas porque en Podemos ha triunfado "el ala dura" que, a su juicio, representan Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, y ha perdido el "ala moderada" de Iñigo Errejón.

De hecho, en una entrevista en Cadena Cope, recogida por Europa Press, Sánchez ha defendido que han sido los dirigentes de esa línea los que ayer frustraron el último intento de acuerdo que propuso Compromís, con una propuesta que los socialistas hubieran querido negociar.

Aunque ha reconocido que Podemos nunca le dijo que se fuera a abstener en su investidura, el líder de los socialistas ha defendido que con Errejón había más entendimiento. Así, ha apuntado que cuando este dirigente se sentó en la mesa, tuvieron "tres reuniones", y cuando lo hizo Iglesias, sólo pudieron hablar durante "24 o 12 horas".

A su juicio, en Podemos ha habido "un debate serio" sobre la posición en la investidura de un candidato socialista que "se cerró en Semana Santa" con la crisis que acabó en "la destitución fulminante" del secretario de Organización del partido morado, Sergio Pascual, y con el "desplazamiento" de Errejón y, con él, de las "tesis más moderadas". "Quien ha ganado ha sido el ala dura de Monedero e Iglesias", ha remachado.

Y ayer lo volvió a hacer, ha remachado, después de que se abriera una última posibilidad de pacto. Según Sánchez, no es el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, quien "cierra la puerta", sino Iglesias, que "echa el candado a cualquier tipo de interlocución".

IGLESIAS "NO REPRESENTA A LOS VOTANTES DE PODEMOS"

Por eso, de cara a las elecciones del próximo 26 de junio, Sánchez ha insistido en que el único partido que garantiza el cambio es el PSOE. En cambio, ha recalcado, Iglesias "no representa a los votantes de Podemos" que le dieron su papeleta el pasado 20 de diciembre pidiendo ese cambio.

En su opinión, al partido morado le apoyaron no sólo ciuddanos "de extrema izquierda", sino también "un electorado progresista y conservador" que quería cambio. "Muchos votantes de Podemos han descubierto ahora a Iglesias", ha apuntado.

Sánchez ha defendido que el líder de Podemos no ha pensado estos meses en el interés general de todos los españoles, sino en el suyo particular, porque, ha remachado, ha priorizado los sillones antes que las políticas, en las que cree que podrían haberse puesto de acuerdo.

Y, de la misma forma, cree que ahora intenta cerrar una coalición con IU para hacer frente a las encuestas, que, dice, ofrecen datos "demoledores" para el partido morado. Sánchez ha restado importancia al hecho de que Iglesias quiera presentarse a los próximos comicios con Alberto Garzón, porque, ha dicho, al final lo importante es qué se hace con los escaños y Podemos ha demostrado que "vota contra el PSOE y perpetúa al PP en el Gobierno".

Así, ha recalcado que después de defender que a Rajoy se le acababa su tiempo, ha acabado por "votar en contra de un candidato socialista" y le "ha dado una segunda oportunidad" al líder del PP. "Quien ha permitido la continuidad ha sido Iglesias", ha defendido.

A partir de ahora, Sánchez ha asegurado que su ambición es "recuperar el voto de la gente desencantada", también de votantes del PP y de Ciudadanos, que durante estos meses han visto en el PSOE "un partido riguroso". Y, por eso, ha asegurado que va a "tender la mano a votantes de izquierda y de derecha que quieran cambiar el rumbo".

TIENE "MÁS GANAS QUE NUNCA"

"El PSOE es un partido ganador y yo salgo a ganar las elecciones", ha asegurado, insistiendo en que "cuanto más fuerte" esté su partido "más garantías de cambio habrá" en España, un "cambio sensato y progresista". Y ha asegurado que él tiene "más ganas que nunca" para lograrlo.

Según ha dicho, a esto se dedicará en una campaña que cree que tendrá que ser "mucho más austera" pero no más corta, porque cree que "los españoles se merecen ver a los partidos hablando de futuro". Así, ha rechazado que tenga que ser de perfil bajo, porque, además, cree que esto es "lo que quiere Rajoy".

A partir de aquí, no ha querido adelantar qué ocurrirá si no mejora los resultados del pasado 20 de diciembre y ha recalcado que él siempre ha dicho que su futuro lo decidirán "en primer lugar los españoles y, en segundo lugar, los militantes del PSOE".