Pedro Sánchez quiere arrebatar al menos dos millones de votos a Podemos

 

Pedro Sánchez quiere arrebatar al menos dos millones de votos a Podemos

Pedro Sánchez tras el debate con los candidatos a liderar el PSOE
EUROPA PRESS
Publicado 04/06/2017 11:11:59CET

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha propuesto, entre otros retos, ampliar la actual base de votantes de su partido y uno de sus objetivos es arrebatar al menos dos millones de votos al partido de Pablo Iglesias, informaron a Europa Press en fuentes socialistas.

El jueves mismo, el propio Sánchez confesaba sentirse "próximo" a los votantes del partido morado, cuando fue preguntado por cuál iba a ser su posición con relación a la moción de censura que ha presentado Podemos contra Mariano Rajoy y que se debatirá el próximo 13 de junio en el Parlamento.

"Lo digo claramente. Nosotros, y yo en particular, me siento muy próximo a los votantes de Podemos", aseguraba el nuevo líder socialista, aunque a renglón seguido matizaba que no comparte "algunas decisiones y formas de actuar" del líder 'morado', Pablo Iglesias.

En el equipo de Pedro Sánchez están convencidos de que en España no hay 5 millones de votos de la izquierda radical, que son los que logró Podemos junto con todas sus confluencias en las últimas elecciones generales del 26 de junio de 2016. En concreto, 5.087.538, un 21,15 por ciento del total.

Esta opinión es compartida también por otros diputados del Parlamento nacional que no apoyaron a Pedro Sánchez en las primarias y que se muestran convencidos de que muchos de sus votantes se fueron a Podemos por diversos motivos, desde el desencanto por las medidas que tuvo que adoptar el PSOE por la crisis o la frustración por la falta de un proyecto convincente desde el partido.

Pero unos y otros creen que parte de ese electorado potencial, que en otro momento votó al PSOE, lo pueden recuperar si se les ofrece un proyecto atractivo desde la izquierda. Además coinciden en que podrían ser al menos dos millones de votos que pueden no estar de acuerdo con la actuación de Podemos y sobre todo, de Pablo Iglesias.

En las generales del 26J, el PSOE logró 5.443.846 votos, lo que supuso un 22,63 por ciento del electorado, con una caída de más de 100.000 votos respecto a las elecciones de diciembre de 2015 y muy lejos de los 7 millones logrados por Rubalcaba en los comicios de noviembre de 2011, fecha en la que el PSOE ya registró una de las peores caídas en voto de su historia, al lograr sólo 110 escaños y perder más de cuatro millones de votos.

Este afán de recuperar los votos que se le han ido al PSOE por la izquierda se ve reflejado en las enmiendas que han presentado los sanchistas a la ponencia marco que realizó la Gestora donde directamente suprimen la palabra "centro".

Y en la parte del "marco estratégico", los sanchistas argumentan que "más que intentar reformular los principios del socialismo, o reclamar giros inespecíficos hacia la izquierda o hacia el centro, hay que situar los principios socialistas en el frontispicio de la reflexión" que deben hacer ahora.

Entre otras razones --alegan--, porque la condición básica para la superación del actual estancamiento consiste, precisamente, en volver a
recuperar tales principios. "Si no se parte de explicitar con meridiana claridad los valores que originariamente nos dieron sentido, el socialismo democrático español no podrá mantenerse conectado con la herencia de la que somos depositarios: los más de 150 años de reivindicaciones, de éxitos y fracasos de los trabajadores y trabajadoras en su lucha por la democracia y la justicia social", argumentan.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies