Los peritos no descartan la implicación de una segunda persona en el enterramiento de la víctima del crimen de Monfero

 

Los peritos no descartan la implicación de una segunda persona en el enterramiento de la víctima del crimen de Monfero

Actualizado 10/05/2006 19:43:21 CET

Confirman que el medicamento que la acusada proporcionó a la asesinada provoca somnolencia

LA CORUÑA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Los peritos que prestaron hoy declaración en el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de La Coruña por el crimen de Monfero (La Coruña) no descartaron que, por la forma en la que estaba colocado el cadáver, esté implicada una segunda persona en el enterramiento de Vanessa Lorente Jiménez, supuestamente asesinada por Isabel Maceiras para quedarse con su bebé.

Sin rechazar la posibilidad de que una persona sola lo hubiese colocado, una de las peritos que participó en la exhumación del cuerpo de Vanessa Lorente indicó, a preguntas del fiscal, que por la forma en que estaba colocado el cadáver era "más compatible" que lo hubiesen enterrado dos personas.

Así, señaló que le llamó la atención "lo bien colocado" que estaba el cuerpo en el hoyo donde fue enterrado. También confirmó que la víctima presentaba un golpe en la nunca propinado, dijo, "con un objeto romo". Los peritos descartaron que un golpe de esas características exigiese una complexión fuerte por parte del autor e indicaron que "una persona normal puede dar un golpe así con un objeto romo".

La perito que participó en la exhumación del cadáver reconoció a Isabel Maceiras, acusada de matar a Vanessa Lorente el 13 de agosto de 2002 y de apropiarse de su bebé, y aseguró que la procesada no presentaba "ningún síntoma o signo con una patología importante que pudiese disminuir sus capacidades" y señaló que le manifestó que no consumía drogas.

MEDICAMENTO

En cuanto al medicamento que Isabel Maceiras reconoció haber dado a Vanessa el día de su desaparición y poco antes, según su relato, de que la hubiese dejado en Pontedeume, todos los peritos consultados coincidieron en que ese fármco provocaba somnolencia. Según el fiscal, la acusada se lo suministró antes de golpearla y provocarle la muerte.

Por otra parte, uno de los guardias civiles que practicó un seguimiento a Isabel Maceiras hasta un tanatorio indicó que actuaba como si el bebé fuese suyo y destacando el parecido con su marido, Angel González Cernadas, también imputado en la causa por un delito de detención ilegal.

En cuanto a los padres de Isabel, José Carlos Marcos y María Maceiras -a los que se acusa también de detención ilegal del menor y de encubrimiento en el caso de la segunda- este agente señaló que el primero se mostró sorprendido cuando descubrieron el cadáver de Vanessa en su finca.

Acerca de la madre, el agente, que también participó en la exhumación del cadáver de la asesinada, dijo que, al descubrirse el cuerpo, ella contestó que no sabía "nada". Además, confirmó que fue la principal acusada, Isabel Marcos Maceiras, quien les facilitó un croquis sobre el lugar donde estaba enterrada la víctima. El juicio está previsto que finalice mañana jueves, día 11, con la lectura de las conclusiones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies