Piden cinco años de cárcel para un esquizofrénico acusado de intentar matar a una amiga en Sabadell (Barcelona)

 

Piden cinco años de cárcel para un esquizofrénico acusado de intentar matar a una amiga en Sabadell (Barcelona)

Actualizado 16/06/2008 15:58:45 CET

BARCELONA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Barcelona juzgó hoy a un hombre, que sufre esquizofrenia paranoide, acusado de intentar matar a una amiga golpeándole en la cabeza con una piedra de grandes dimensiones en la zona de Can Déu de Sabadell. La Fiscalía solicita una pena cinco años de prisión por intento de homicidio y una indemnización de 300 euros para la víctima.

El Ministerio Público sostiene que sobre las 21 horas del 23 de mayo de 2006, el procesado, Antonio C.B., y su amiga Vanessa se dirigieron a la zona de Can Déu, adentrándose en el bosque, donde permanecieron varias horas.

Sobre las 2 de la madrugada, "disgustado porque Vanessa había interrumpido la relación sexual", Antonio C.B. cogió una piedra de grandes dimensiones y propinó un fuerte golpe en la cabeza a Vanessa cuando estaba agachada, causándole un traumatismo craneoencefálico y una herida que requirió varios puntos de sutura.

La víctima pudo llamar a la Policía y explicó "asustada" a los agentes que fueron al lugar que se había caído, aunque Antonio C.B. reconoció que la había golpeado. La Fiscalía afirma que el procesado actuó con sus capacidades cognitivas "muy disminuidas" a causa del brote psicótico que padecía, por lo que contempla la posibilidad de sustituir la pena de prisión por ocho años de internamiento en un centro psiquiátrico.

El acusado reconoció haber explicado la versión que ofrece la Fiscalía a la Policía Local y al juez instructor "para hacerse el hombre", pero aseguró al tribunal que su intención no era hacer daño a Vanessa, sólo estaban "jugando a romper una piedra" cuando se le "escapó" dándole en la cabeza a su amiga.

A preguntas de su letrado, afirmó que pudo haberla matado dándole más golpes, pero en lugar de eso, se quedó con ella mientras llamaba a una ambulancia y explicó lo ocurrido a los agentes que llegaron alertados por el responsable de una masía cercana, Daniel E.F., que en esa época vivía en la finca.

El hombre dijo que vio a la pareja bebiendo alcohol sobre las 21 horas y les pidió que se alejaran de la masía, por lo que los jóvenes se internaron en el bosque. Hacia las 2 de la madrugada, oyó ladrar a sus perras y al encender la luz exterior vio a Vanessa, sentada en el suelo "nerviosa" pidiendo una ambulancia, y a Antonio C.B., de pie junto a la chica.

El procesado llevaba la piedra en la mano y de repente la alzó con las dos manos por encima de la cabeza y la bajó como si fuera a golpear a Vanessa en la cabeza. Daniel E.F. explicó que Antonio C.B. repitió el gesto varias veces como si fuera "un ritual", por lo que llamó a la Policía Local por miedo a que agrediera a la chica.

No obstante, el tribunal no pudo escuchar la versión de la víctima porque ésta no compareció, razón por la que fue condenada a pagar una multa de 200 euros y el juicio, que se celebró en la Sección Tercera, fue suspendido hasta el 1 de julio.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies