Piden cuatro años de cárcel para tres acusados e intentar violar a una joven en una fiesta en Sevilla

 

Piden cuatro años de cárcel para tres acusados e intentar violar a una joven en una fiesta en Sevilla

Actualizado 16/09/2006 13:15:41 CET

SEVILLA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministerio fiscal solicita una pena de cuatro años de prisión para cada uno de los tres acusados presuntamente de intentar violar a una joven en el transcurso de una fiesta celebrada en el interior de una vivienda situada en la urbanización La Motilla de Dos Hermanas (Sevilla). Los hechos serán juzgados por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla el próximo día 25.

Según consta en el escrito de acusación del ministerio público, al que tuvo acceso Europa Press, los hechos se produjeron sobre las 6.00 horas del 23 de julio de 2004 en la vivienda del hermano de uno de los procesados (tres mayores de edad, dos de los cuales tienen antecedentes penales).

En el inmueble, además de los acusados y otras personas, se hallaba también la supuesta víctima, que había acudido al lugar en compañía de una amiga, habiendo sido ambas invitadas para bañarse en la piscina allí existente por el propietario de la casa cuando estos se encontraban en un local de ocio del municipio llamado 'El Apeadero'.

En un momento dado, después de que varios de los asistentes hubieran abandonado el lugar y de que dos parejas se hubieran dirigido a sendos dormitorios, se quedaron solos en el salón de la casa los tres procesados con la víctima. Entonces, uno de los acusados, que estaba totalmente desnudo, se puso a dar vueltas frente a la joven diciéndole que le practicara una felación, a lo que ésta se negó.

El joven empezó a tocar las piernas de la mujer y a subirle la falda, diciéndole ésta que la dejara en paz y que no había ido allí "a follar con nadie", a lo que aquel le contestó que "entonces para qué has venido", llamándola "calientapollas".

Los otros dos procesados, vestido uno con un tanga y el otro con un vaquero desabrochado y que estaban sentados con la joven en el mismo sofá, empezaron a tocarla por todo el cuerpo, insistiendo la mujer en que la dejaran en paz.

De pronto, el primero de los acusados se puso delante de la joven y, mientras los otros dos la sujetaban por los brazos impidiendo que se moviera del sofá, le dio con el pene en la cara, intentando, tras arrancarle las bragas, abrir las piernas de la chica, que mantenía cruzadas, para penetrarla vaginalmente.

Finalmente, no logró su propósito ante la fuerte resistencia de la mujer, que logró zafarse y levantarse del sofá. Ya en la puerta, el primero de los acusados volvió a llamarla "calientapollas", echándola de la vivienda.

Para el fiscal, los hechos son constitutivos de un presunto delito intentado de agresión sexual por el que pide, para cada uno de los acusados, cuatro años de cárcel así como una indemnización solidaria de 6.000 euros para la víctima por los daños morales causados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies