Piden la declaración de la secretaria de Correa que apuntó al presidente del Senado

Actualizado 22/09/2015 18:03:00 CET

ADADE quiere escuchar a Maica Jiménez, que detalló que su jefe reclutaba "chicas, altas, rubias y putas" para "altos cargos"

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE), que ejerce la acusación popular en el caso Gürtel, ha pedido la comparecencia como testigo de Maica Jiménez, secretaria entre 2001 entre 2003 del presunto líder de la trama, Francisco Correa, para que confirme la grabación en la que, entre otras cosas, detallaba las relaciones de su jefe con el presidente del Senado, Pío García Escudero.

La acusación, la primera que pide esta diligencia, destaca en un escrito al que ha tenido acceso Europa Press la "pertinencia" de la declaración como testigos de Jiménez y su interlocutora en esa conversación, la funcionaria del Ayuntamiento de Boadilla del Monte (Madrid) Ana Garrido, ya que en la misma "se da cuenta de hechos objeto de investigación en la presente causa".

ADADE, de orientación progresista, recalca que en la grabación, que Garrido realizó a escondidas y después entregó a la Policía Local de Boadilla, "se relatan las visitas al despacho de Francisco Correa del imputado Luis Bárcenas", extesorero del Partido Popular (PP), y "otros destacados cargos públicos" de esta formación.

El escrito también recuerda al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que tendrá que decidir sobre las declaraciones tras escuchar la opinión del Ministerio Fiscal, que los dirigentes 'populares' accedían al despacho del presunto líder de la trama Gürtel "a altas horas de la noche y salían del mismo portando sobres que podrían contener dinero en efectivo".

"BÁRCENAS SALÍA CON SOBRES"

En concreto, la secretaria detalla en la conversación que vio a Bárcenas en el despacho de Correa "una sola vez, a altas horas de la noche, cuando no había testigos y el portero ya había acabado su jornada laboral". "Bárcenas, tras despachar con Correa, salía con sobres", comenta, según consta en la transcripción de la charla que hizo la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía.

El informe policial, al que también tuvo acceso Europa Press, añadía que, además de a Bárcenas y a su hermano José, la secretaria de Correa vio en la sede de Special Events, en el número 40 de la calle Serrano de Madrid, a otros políticos 'populares'.

Entre ellos cita al presidente del Senado, Pío García Escudero, al que define como "un gran amigo" de Correa, al exdiputado Jesús Merino, al exconsejero de Deportes de la Comunidad de Madrid Alberto López Viejo, al empresario Jesús Calvo Soria, el exalcalde de Majadahonda (Madrid) Guillermo Ortega o al exconcejal José Luis Peñas.

"PUTAS PARA ALTOS CARGOS"

La secretaria también relata que Correa pedía "chicas altas, rubias y que sean putas para relacionarse con gente muy importante" y, en concreto, con "altos cargos". "Paco también daba ese tipo de prebendas. Decía: 'Necesito necesito chicas altas, rubias, que sean putas para relacionarse con gente muy importante'", explica Jiménez.

"¿Para quién eran, para la gente de los sobres?", le pregunta en ese momento Garrido refiriéndose a la relación de antiguos cargos del Partido Popular (PP) imputados en el procedimiento. "Para altos cargos", contesta la secretaria, quien asegura en la conversación que al extesorero Luis Bárcenas "nadie le tosía" cuando dirigía las finanzas de la formación.

Sobre los sobres que repartía Correa, la secretaria asegura que "no llevaban nombres sino siglas" y que no se entregaban en esta oficina sino en la de la calle Blasco de Garay, en la que estaba situada la sede de Pasadena Viajes, que, según dice, le organizaba "viajes al hijo de Aznar". Esta información, según apunta, se la dio el contable de la trama, José Luis Izquierdo.

EL SICARIO DE CORREA

En otro punto de la grabación la secretaria explica que llegó a denunciar a Correa tras haber sufrido "mobbing y vejaciones". Según dice, éste le hacía "quedarse hasta las tantas" en la oficina después de que acabaran sus reuniones en los hoteles Sanvy o Fénix de Madrid.

También dice que una excompañera de trabajo, de nombre Carmen, le advirtió de que nunca contara nada sobre la compañía. "Maica, ni se te ocurra dar información sobre la empresa porque conozco a Paco y, si se entera, te manda un sicario. Paco no se anda con chiquitas", afirma que le dijeron.

La trabajadora confía a Garrido que "no tiene documentación que aportar" en vistas de una posible denuncia aunque "en su día sí tuvo la agenda de Francisco Correa, donde había mucha información de interés". Aún así, recoge el informe policial, "no pensó en llevársela cuando se marchó de la empresa".

Jiménez detalla, asimismo, que el lugarteniente de su jefe, Álvaro Pérez, 'el Bigotes', "organizó la boda de Ana Aznar, hija del expresidente del Gobierno, y Alejandro Agag "con dinero de Special Events". No obstante, desconoce cómo se facturó porque de esa tarea se encargaba Izquierdo, "en cuyo despacho estaba la caja fuerte".