Piden mañana hasta 105 años de cárcel para la banda de 'Casper', que atracaba a 'narcos' con violencia extrema

Publicado 03/12/2014 16:53:35CET

Los miembros de la red se hacían pasar por guardias civiles y torturaban a sus víctimas con amputaciones de dedos

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía Antidroga pide hasta 105 años y medio de cárcel para la banda de Ángel Suárez Flores, alias 'Casper', que será juzgada a partir de este jueves por la Audiencia Nacional por atracar a otros narcotraficantes simulando controles de la Guardia Civil y empleando torturas y actos de violencia extrema.

En su escrito provisional de acusación, el Ministerio Público atribuye un total de 36 delitos a 26 acusados, incluido 'Casper', que van desde el tráfico de drogas hasta la detención ilegal y las torturas, amenazas, integración en grupo criminal, tenencia ilícita de armas, blanqueo de capitales y falsificación de documentos.

Según la Fiscalía, al menos entre los años 2009 y 2011, Suárez Flores habría dirigida una organización que se dedicaba fundamentalmente a los denominados "volcados de droga", que consistían en la sustracción de estupefacientes a otros traficantes para proceder a su comercialización y hacerse con sus beneficios.

El grupo, dotado de expertos con "gran habilidad" para el manejo de dispositivos de escucha y seguimiento, se hizo en diciembre de 2009 en Algeciras (Cádiz) con dos contenedores que contenían 211 kilos cocaína, que tenían un valor aproximado en el mercado de seis millones de euros.

"TRATO DEGRADANTE Y HUMILLANTE"

El día 18 de ese mes varios miembros de la organización se hicieron pasar por guardias civiles y, portando placas identificativas y pelucas, interceptaron a un hombre que tiene la condición de testigo protegido en la causa y le trasladaron a un polígono industrial en el que le sometieron a "un trato degradante y humillante" durante más de diez horas, que incluyó la amputación del dedo de un pie, al objeto de obtener el nombre del contenedor en el que se iba a transportar una entrega.

Siguiendo el itinerario del contenedor, que les llevó hasta Jerez de la Frontera, la banda torturó a otros miembros de la red que pretendía introducir la droga. A uno de ellos le provocaron un paro cardiaco tras romperle las dos piernas, las muñecas y varias costillas con una barra de hierro, quemarle con un soplete y conminarle a hablar bajo la amenaza de sacarle un ojo con un cuchillo.

En marzo de 2011 la banda intentó sin éxito un nuevo 'volcado' de droga de un contenedor procedente de Costa Rica que contenía 204 kilos de cocaína con una riqueza de entre el 65 y el 70 por ciento que habrían reportado unos beneficios a la banda de 'Casper' de seis millones de euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies