Pigem considera que su caso se ha "instrumentalizado"

 

Pigem considera que su caso se ha "instrumentalizado"

Actualizado 29/11/2014 23:46:08 CET

En su carta al presidente del CGPJ, defiende que no hay nada irregular en su actuación y se considera víctima de una campaña

   MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La hasta este sábado vocal de CiU en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)  Mercé Pigem asegura en la carta en la que comunica su cese al presidente de este órgano, Carlos Lesmes, que su caso se ha "instrumentalizado" con motivo de la situación en Cataluña y que, pese a no cometer ninguna irregularidad, ha sido víctima de una campaña "amplificada con ensañamiento" por los medios de comunicación.

   En la misiva reconoce que el pasado 15 de noviembre, en un control en la aduana de salida de Andorra, declaró ante la Guardia  Civil ser portadora de un dinero -cuya cantidad no especifica en la carta pero que según lo publicado ascendía a 9.500 euros- que le había sido regalado por su madre, que tiene su residencia oficial en el Principado  de Andorra.

   "No se levantó acta alguna sobre mí porque los hechos no suponen ninguna irregularidad, aunque su apariencia es indudable que era susceptible de ser instrumentalizada, como así ha sido, siendo filtrados a la opinión pública en el trasfondo del grave enfrentamiento político con motivo de la situación en Catalunya", añade el documento.

   Pigem continúa señalando que "las insidias interesadamente promovidas, la publicación de afirmaciones sesgadas y su promoción", dirigidas a manchar su "honorabilidad"  condujeron a que en su encuentro con Lesmes éste le solicitara que renunciara al cargo.

SENTIMIENTOS ENCONTRADOS

   "Me enfrento a una situación muy difícil, con sentimientos encontrados",  señala la letrada, que reconoce que, por una parte, la conciencia de  que nada hay de irregular en su actuación , "tal como se reconoce por el propio Presidente del CGPJ, el apoyo de cuantos conocen su trayectoria personal, profesional y política, y el reconocimiento"  que se le expresa a su trabajo en el Consejo, le llevarían "sin ninguna duda" a mantenerse en el puesto.

   Añade que no quiere dar pábulo a que su salida "pudiera interpretarse en el sentido de dar la razón a las descalificaciones y especulaciones" que se han vertido sobre ella.

   No obstante, asume que por otra parte debe gestionar la situación, "amplificada con ensañamiento por los medios, tratando de generar el menor daño posible" a la institución a la que hoy pertenecía.

   "Me duele enormemente que se haya solicitado mi renuncia, pero comprendo también el recelo que puede provocar la utilización de esta situación para dañar una vez más la confianza de la ciudadanía en una institución que ya es frágil en este sentido", manifiesta Pigem.

   Dice también que, al verse muy afectada por el "descrédito" al que se le está sometiendo no se siente capaz de seguir tomando las decisiones a las que le obliga su cargo, pensando que "pueden ser castigadas".

    "La campaña que padezco me ha hecho demasiado frágil para ejercer una  función en la que lo único que debe primar es el interés general -apunta Pigem en la carta-. Mis decisiones no pueden verse mediatizadas por el temor de que no sean" convenientes" y así evitar que se reiteren una y otra vez las descalificaciones a que estoy siendo sometida".

   Dicha situación, a su juicio, sería mala tanto para  el buen gobierno de los jueces como para los ciudadanos, para el Consejo, para su formación política y para sí misma- Todo ello me lleva, con gran pesar y tras una profunda reflexión, a presentar mi dimisión como Vocal del  Consejo General de Poder Judicial", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies