Pineda prometió "plegar velas" contra la Infanta y pasó de pedir dos millones a tres por "gastos procesales"

Actualizado 18/04/2016 21:14:25 CET

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

 El presidente de Ausbanc, Luis Pineda, prometió en una conversación telefónica "plegar velas" en la acusación contra la Infanta Cristina en el caso Nóos e incrementó de dos a tres millones de euros el pago requerido para hacerlo, argumentando que la causa generaba "muchos gastos procesales".

En el auto en el que envía a prisión a Pineda y al secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, el juez Santiago Pedraz detalla la estrategia de ambos para intentar negociar la retirada de la acusación "a cambio de un acuerdo que les beneficiaría económicamente".

El primer contacto impulsado por Pineda se produjo el 29 de febrero a través de una llamada al director general de la Fundación La Caixa en el que le propone un pacto. La intención era pactar una declaración convenida que pudieran después utilizar para justificar su decisión de apartarse del juicio.

Pocos días después, el responsable de la asociación de usuarios de cajas transmitía al también arrestado Francisco Javier Castro Villacañas sus impresiones sobre el papel de la abogada de Manos Limpias Virginia López Negrete.

En su opinión, la abogada Virginia López Negrete se había "pasado" en su intervención en ocasión de la declaración de la hermana del rey Felipe VI, que tuvo lugar el 3 de marzo. "Tendrá que plegar velas y punto", dijo y agregó que la letrada ya había tenido su "momento de gloria" y tendría que asumir la decisión le gustara o no.

La estrategia estaba dirigida por Pineda que mantuvo numerosas conversaciones con el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad. "Era Pineda el que marcaba las pautas", precisa el auto.

Unos días después de la declaración de la Infanta en el juicio, el 14 de marzo, Pineda llamó a otro banco, en este caso el Sabadell. En concreto, se puso en contacto con el subdirector general de la Asesoría Jurídica y le pidió que hablara con el abogado defensor de la hija de don Juan Carlos, Miquel Roca.

LA PRIMERA PROPUESTA

El auto desvela que seis meses antes, en septiembre, Bernad ya había realizado un primer tanteo. Entonces el secretario general de Manos Limpias propuso a este directivo del Sabadell que "ayudara" al responsable de una empresa de seguridad que se encontraba en una grave situación económica. La cantidad solicitada era entonces de dos millones de euros.

El subdirector del banco catalán denunció los hechos a la Policía, a la que dijo que nunca tuvo intención de ceder a las propuestas de Pineda y quería "informarse" y ganar tiempo para conocer sus intenciones reales.

Roca también acudió a las autoridades a las que dijo que no quiso reunirse con ninguno de ellos por motivos deontológicos pero que tenía "cierta curiosidad por saber lo que podían proponer".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies