Piñeiro niega que Ibarretxe pidiera que se le citara a declarar pese a que el Gobierno vasco lo afirmara durante semanas

Actualizado 19/03/2007 12:49:40 CET

BILBAO, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Fernando Ruiz Piñeiro, negó hoy que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, pidiera ante el alto Tribunal vasco, por iniciativa propia, que se le citara a declarar, pese a que la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, así lo afirmara durante varias semanas consecutivas tras las reuniones del Consejo de Gobierno que se celebran los martes.

En su intervención titulada "La verdad formal, la verdad material y la verdad político-social" durante las Jornadas 'Informar en Justicia', que hoy concluyen en el Palacio de Justicia de Bilbao, Ruiz Piñeiro se refirió al procedimiento penal que se sigue contra Ibarretxe en el TSJPV por supuesta desobediencia al reunirse con Batasuna y señaló que Azkarate trasladó a la opinión pública, durante semanas, que el alto Tribunal vasco no citaba a comparecer al lehendakari, pese a que éste lo había pedido, cuando, según aseguró, no era cierto.

Esto se produjo antes de que el juez instructor del caso, Roberto Sáiz, citara a declarar como imputado al presidente del Gobierno vasco el pasado 31 de enero, dentro de las investigaciones que realizaba la esclarecer los hechos.

El magistrado señaló, en las jornadas destinadas a los medios de comunicación, que "la verdad formal es aquella que se genera dentro del procedimiento, fundamentalmente", en los órdenes jurisdiccionales civil, social y contencioso-administrativo porque la autoridad judicial, para tomar una decisión, partirá "de aquellos que las partes le alegan y prueban".

"El juez se va a basar exclusivamente en lo que le dicen las partes y en lo que las partes le prueben. Pero siempre va a ser la parte la que tenga el peso de aportar al juez la realidad que él quiere que el juez tenga en cuenta para resolver", apuntó.

No obstante, precisó que, en derecho penal, "el principio es distinto, que es el principio de verdad material, puesto que el juez tiene la obligación de ser él quien investigue cuál es la realidad de los hechos".

"El juez no se limita lo que le digan las partes. El juez de instrucción tiene obligación de buscar la verdad, los medios y las pruebas que favorezcan y perjudiquen al encausado, pero con esa finalidad última de descubrir la verdad real de lo que ha acontecido", subrayó.

Por último, explicó que existe "otra verdad, que no tiene por qué coincidir con ninguna de las dos anteriores, que sería la verdad desde el plano político o social".

"No siempre tienen por qué coincidir estas realidades, lo vemos, además, en determinados casos, en los que puede ocurrir que la verdad política o social se aleje de la verdad material o incluso de la verdad formal porque puede llegar a crearse, de forma artificial, una verdad oficial del sistema, que debe respetarse o seguirse a toda costa bajo precio de ser tachado de 'antialgo' o cosas más graves", añadió.

En esta línea, se refirió a "casos recientes" para demostrar que se observan "casos llamativos de lo que sería la diferencia que hay entre lo que puede ser la verdad judicial, la verdad formal o material de lo que es la verdad que percibe la opinión pública".

ENCAUSAMIENTO DE IBARRETXE

El presidente del TSJPV aludió al encausamiento del lehendakari, Juan José Ibarretxe, por supuesta desobediencia al reunirse con Batasuna, y subrayó que, "durante varias semanas se produjo una permanente puesta ante la opinión pública de un hecho que no estaba en el proceso", que era la citación del presidente del Gobierno vasco cuando aún no había sido llamado a declarar por el juez instructor, Roberto Sáiz.

En este sentido, dijo que "todas las semanas la portavoz del Ejecutivo decía que el TSJPV no citaba al lehendakari, pese a que se había solicitado, cuando lo cierto es que no se había solicitado" su comparecencia por parte de la defensa de éste.

"Pero todos los martes, la portavoz insistía en que el TSJPV no actuaba correctamente porque no hacía caso, en definitiva, a esa petición de citación", destacó.

Además, apuntó que "ha habido casos recientes también de importante contenido político" como "en el caso de un candidato a diputado general" y dijo que, de esta forma, se vio que, "cuando un político se siente, de alguna forma, atacado, además con posible influencia, como de hecho tuvo en su trayectoria política", se utilizó "en plena vorágine" de la noticia "la expresión de que los ciudadanos estaban indignados por lo que estaba ocurriendo".

"Es decir, se intentaba transmitir a la sociedad la idea de que la ciudadanía estaba indignada por el hecho de que se estuviera hablando de ese tema", manifestó.

El presidente del alto Tribunal vasco subrayó que una persona que hace uno, dos o tres mandatos pertenecía al Consejo general del Poder Judicial (CGPJ), cuando él era vocal defendía que era independiente, "y luego, en cambio, cuando habla de consejos posteriores, mantiene, sin género de dudas, la politización absoluta de los siguientes consejos y de todos los vocales que están en esos consejos".

DISTINTA PERCEPCION DE LA REALIDAD

Por último, afirmó que los que tienen que tomar decisiones "en base a lo que dicen las partes", se dan cuenta de que el mismo suceso, "visto por varias personas distintas, es un suceso que ha ocurrido, aparentemente, a veces de forma contraria, en función de las distintas versiones".

A su juicio, no es que éstas traten de mentir, sino que "han tenido una percepción subjetiva distinta de cómo ocurrió ese suceso". "Están intentando contarte la verdad, pero cada uno está contándote su verdad, su percepción, lo que vio, y no tiene por qué haberlo visto de la misma forma", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies