El juicio se reanuda con declaraciones del inspector Manuel García, el agente Campillo, 'Lavandera' y Zouhier

Actualizado 05/11/2006 17:14:27 CET

OVIEDO, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Juicio de la operación 'Pipol' se reanuda mañana, con declaraciones de agentes de la policía entre los que se encuentra Manuel García Rodríguez 'Manolón', el que era el inspector jefe de estupefacientes de Avilés. La vista se celebrará como es habitual en la sala de la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Gijón.

El juez, Bernardo Donapetry, adelantó una hora el comienzo del juicio por motivos de "escasez" de tiempo y adelantó que la jornada podría extenderse durante la tarde.

La declaración del inspector de Avilés se produce en medio de gran expectación por la relación de 'Manolón' con el ex minero José Emilio Suárez Trashorras, imputado en el 11-M. Trashorras mantiene que era "confidente" del inspector de Avilés durante la operación 'Pipol' y cuando se produjeron los atentados de los trenes.

Además en el sumario del 11-M, se afirma que el ex minero asturiano realizó varias llamadas a 'Manolón' el día en el que supuestamente los terroristas viajaron a Asturias a recoger dinamita, y también el día en que éstos abandonaron la región en dirección a Madrid.

Trashorras declaró en su día también que entregó a 'Manolón' en 2003 una agenda con los teléfonos de los terroristas del 11-M.

En esta tercera semana del macro juicio declararán además el agente de la Guardia Civil, Jesús Campillo, destinado en la comandancia de Gijón y Francisco Javier Lavandera. También declarará Rafa Zouhier, que se trasladará esta semana del centro penitenciario de Aranjuez a la cárcel asturiana de Villabona. Zouhier se encuentra en prisión al estar imputado en los atentados del 11-M en Madrid.

Por su parte, Francisco Javier 'Lavandera' negó haber sido confidente de la Policía. Según dijo en su día, "no esta a sueldo de la policía, sino un antiguo miembro de las fuerzas especiales que se ofreció a colaborar para desarticular la banda de Antonio Toro, también imputado".

Lavandera denunció en 2001 a 'Manolón' la existencia de personas en Asturias que vendían dinamita y buscaban a alguien para montar bombas con móviles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies