Piqué asegura que Maragall "huele a cadáver político"

Actualizado 03/06/2006 17:55:30 CET

SAU (BARCELONA), 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP en Cataluña, Josep Piqué, auguró hoy el fin de Maragall como presidente de la Generalitat y aseguró que "huele a cadáver político", en un encuentro con las Nuevas Generaciones que tuvo lugar en el Parador de Sau (Barcelona).

Piqué reiteró que si algo de "positivo" tiene el nuevo proyecto de Estatut es que "se ha cargado el tripartito, una legislatura nefasta, y al presidente de la Generalitat", repitiendo su mensaje de ayer en el mitin que celebró en Tarragona junto al presidente del PP, Mariano Rajoy.

El dirigente popular aseguró que "un 'no' rotundo" significaría una respuesta de "rebeldía" no sólo contra el gobierno de la Generalitat sino también contra el presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, a quien responsabilizó de este "disparate".

MOVILIZACIÓN PARA LAS ELECCIONES AUTONÓMICAS.

Asimismo, Piqué emplazó a las juventudes de su partido a movilizarse "a tope", no sólo para lograr el 'no' al Estatut sino también de cara a las próximas elecciones autonómicas previstas para "después del verano" e incluso a las municipales.

El líder popular lamentó que otros partidos políticos como CiU estén aprovechando para hacer campaña política para las elecciones ya que esto "ahora no toca", pero señaló que es una consecuencia "normal" del "tacticismo" con que se ha llevado a cabo el proceso del Estatut.

Por su parte, los integrantes de las Nuevas Generaciones presentaron un manifiesto para reivindicar el "espíritu de consenso" del Estatut de 1979, que precisamente se firmó en el salón ahora denominado 'Estatut' del Parador de Sau, la misma dependencia que eligieron hoy los jóvenes populares para suscribir su manifiesto.

Piqué resaltó que el Estatut vigente ha atorgado a Catalunya "el más alto grado" de competencias que afectan a la vida cotidiana, sobre todo, en el ámbito de los servicios sociales.

NUEVO ESTATUTO DES DE LA RACIONALIDAD.

El líder popular aseguró que el PP también quiere un nuevo Estatut, pero "desde la racionalidad" y para responder a los principales cambios que "nuestra sociedad ha sufrido en los últimos 27 años".

El secretario general de las Nuevas Generaciones, Ignacio Uriarte, también defendió el Estatut de 1979 porque "desde un marco neutral" fue el estatuto "de todos y para todos" mientras que el de ahora sólo responde a pretensiones "partidistas".

Uriarte también criticó a Maragall porque "traicionó a los catalanes" por el poder "que le otorgaban desde Madrid", en alusión al presidente Zapatero, "de quien nadie se fía ni aquí ni en el resto de España", añadió.

En referencia a las promesas que Zapatero hizo a los jóvenes durante el reciente Debate del Estado de la Nación, Uriarte aseguró que "es un modo de utilizarnos" ya que "lo que realmente queremos son políticas eficaces y de verdad" y no que aumente "cada vez más" la temporalidad laboral o el precio de la vivienda, explicó.