Piqué cree que Maragall intenta poner "dificultades" a Montilla con la petición de que el PSC tenga grupo propio

Actualizado 27/08/2006 16:20:30 CET

BARCELONA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP de Catalunya, Josep Piqué, cree que la pretensión del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, de que el nuevo candidato del PSC, José Montilla, consiga que su partido tenga un grupo propio en el Congreso demuestra que Maragall "se dedicará de aquí al 1 de noviembre a ponerle todas las dificultades posibles" a su sucesor.

En delcaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, Piqué aseguró no tener dudas de que conseguir un grupo propio es una "reivindicación histórica del PSC que se hace de cara a la galería" y que el PSOE "no tiene ninguna intención de entrar en esa dinámica".

Por eso cree que Maragall lo que busca con su petición a Montilla es "diferenciar los perfiles" y marcar un candidato socialista que no tendrá su perfil nacionalista", ahora "que se ha visto obligado a retirarse" y quiere "autoreivindicarse".

Pique recordó que tras la transición el PSC tuvo durante un tiempo un grupo parlamentario propio y que no se produjo en aquel momento ninguna discrepancia entre el PSOE y el PSC, por lo que negó que la posible creación de un grupo del PSC pudiera redundar en un beneficio para el PP.

El presidente del PP catalán también aseguró que la candidatura de Montilla llega "tarde" para movilizar a los votantes que proceden de fuera de Cataluña y a los que se acusa de ejercer un abstencionismo selectivo consistente en votar en las elecciones generales pero no en las autonómicas, y alegó que no han detectado ningún "efecto Montilla" en sus encuestas.

Piqué se mostró convencido de que Montilla, a dos meses de las elecciones, no está a tiempo de configurar "un perfil propio" para estos votantes, que es algo que "cuesta mucho".

PACTO CON CIU, SÓLO SI PARTICIPAN EN EL GOBIERNO.

Piqué reiteró que su partido no volverá a apoyar a CiU en el caso de que la formación gane las elecciones pero necesite un pacto de gobierno si no les dejan participar de forma activa, porque "la experiencia fue muy negativa" y se consideraron "injustamente tratados".

Artur Mas ha anunciado que su partido no pactará con el PP, pero Piqué cree que si los partidos del tripartito vuelven a sumar mayoría absoluta reeditarán el tripartito, por lo que "la única alternativa es que CiU sume con el PP, y creo que Mas lo sabe y que si no es presidente de la Generalitat ahora no lo será en el futuro".

Por eso Piqué recordó que su partido "fue fiel" a los pactos hasta el último día y que Mas es candidato de CiU "gracias al apoyo del PP", aunque "sólo recibimos improperios, y eso no ha de salir gratis".

OPOSICIÓN, SEGUNDA FASE.

Piqué admitió que su partido ha practicado a lo largo de los dos primeros años de legislatura una oposición "muy dura" contra el Gobierno central, pero porque "creemos que se lo merecen" y porque "ha servido para mantener el suelo electoral y erosionar al PSOE".

Sin embargo, según el presidente del PP catalán, "ahora empieza una segunda fase" en la que "se mantendrá la crítica, pero se presentarán alternativas, condición 'sine qua non' para poder ganar las elecciones".

Piqué negó que el proyecto político de Ciutadans de Catalunya, llamado Ciutadans-Partit de la Ciutadania, pueda afectar a su partido, porque "su incidencia electoral parece muy poco significatuva" y, en todo caso, se definen como "no nacionalistas de izquierdas", por lo que su afectación es "una incógnita".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies