CiU critica el "ruido intergubernamental" de la gestión del secuestro del 'Alakrana'

Actualizado 25/11/2009 18:33:47 CET

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los Grupos Parlamentarios de CiU y PNV en el Congreso coincidieron en sus críticas al Gobierno por la gestión del secuestro del Alakrana, que calificaron de "manifiestamente mejorable". El grupo catalán, además, censuró el "ruido intergubernamental", mientras que el vasco atacó al Ejecutivo por "el penoso espectáculo de improvisación, descoordinación y falta de reflejos".

Durante su intervención en el debate de comparecencia de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, el diputado de CiU, Jordi Xuclà, afirmó que la gestión del secuestro por parte del Gobierno ha sido "manifiestamente mejorable", y apuntó que hay aspectos que se podrían haber resuelto "mucho mejor". Además, criticó el "ruido intergubernamental" y la "obsesión de la actuación de cara a la galería" de la ministra de Defensa, Carme Chacón.

Subrayó que Chacón estuvo "desbordada y poco eficaz en la conducción de la crisis", al tiempo que criticó el viaje de la vicepresidenta De la Vega a Argentina en plena crisis. "Soy consciente de la importancia de esto, pero debería usted haber calibrado sus responsabilidades, ponderado sus prioridades y haberse quedado en el puesto de mando", dijo a De la Vega.

A juicio de Xuclà, durante el secuestro "hubo mentiras, como cuando Chacón dijo que conocía la posición exacta de los tres marineros desembarcados y que estaban en buen estado de salud. Pero, puntualizó, ahora se sabe que "nunca hubo tres marineros en tierra firme", y por eso planteó que o Chacón "mintió sin parpadear, o porque la mintieron los servicios secretos de inteligencia, o porque improvisó, que aún sería más temerario".

En esta línea, criticó la "obsesión de la actuación de cara a la galería" en el Ministerio de Defensa -"no era la excepción, es la regla", apostilló-. Así, le dijo a Chacón que "no se puede vivir obsesionado por la actuación de cara a la galería y estar en el corazón del Estado", y la acusó de estar dominada por "la fotografía y la apariencia".

Sobre las palabras del ministro de Defensa, Francisco Caamaño, en las que aseguró que "España como país no ha pagado el rescate", el diputado catalán se preguntó que "si no ha sido como país, cómo qué ha sido". Agregó que "esta frase no niega la mayor ni sobre España, ni sobre el pago, ni sobre el rescate", pero abandonó el tema y abogó por tratarlo en la Comisión de Secretos Oficiales.

Por otro lado, preguntó a De la Vega si asume que otra decisión del Abogado del Estado diferente a traer a los piratas detenidos habría "facilitado" las cosas para el desenlace del secuestro. A su juicio, el ejército ha actuado con "profesionalidad y en el margen de sus posibilidades", pero hay que sacar conclusiones sobre su "capacidad de acción". "Francia logró apresar parte de piratas y de botín en otro secuestro. ¿Por qué no fue eficiente la operación militar una vez no estaba en peligro ninguna de las vidas de los marineros?", planteó.

PNV: "DE LA VEGA SE QUEDA CORTA EN SU AUTOCRÍTICA"

Por el PNV, Josu Erkoreka recordó el "esfuerzo serio y responsable" de su grupo "desde hace ya tres años para forzar al Gobierno a incorporar a su agenda política el delicado problema de la seguridad de los atuneros que faenan en el Índico", y coincidió con Xuclà en que la crisis se ha gestionado de manera "manifiestamente mejorable".

Aún reconociendo que la situación "podía haber terminado peor y que se ha evitado un final trágico", se preguntó si el Gobierno podría haber "actuado con más acierto y eficacia" ahorrando a todos "sinsabores, tensiones, sufrimientos y hasta gastos innecesarios". Además, lamentó que De la Vega se hubiera "quedado corta" en su autocrítica en la comparecencia, y constató que la Atalanta, en sus términos actuales, no es suficiente para proteger la zona.

Para Erkoreka, el Gobierno ha dado un "penoso espectáculo de improvisación, descoordinación y falta de reflejos", y se ha echado en falta una "pauta de actuación común" para todos los miembros del Gabinete. "Gobierno caótico, con múltiples portavoces, declaraciones contradictorias, titubeante y dudando ante casi todo", afirmó, para luego recalcar que es "imprescindible" ese protocolo anunciado por De la Vega para situaciones de este tipo.

Asimismo, censuró al Ejecutivo por trabajar "a remolque de los acontecimientos" y recordó que este secuestro comenzó sólo diez días después de que el Congreso rechazase una moción del PNV en la que se proponía una fórmula de seguridad que "podría haberlo evitado". Además, le acusó de haberse defendido atacando a los armadores, al propio Grupo Vasco, e incluso a los secuestrados y a sus familias, en un intento de salvar la crisis y también "su propia imagen".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies