Un marinero llevó en un bote a algunos piratas y se sacó la camiseta para que la Armada viese "que era blanco"

Actualizado 25/11/2009 15:07:13 CET

Defiende que los dos detenidos en España sean llevados a Somalia y asegura que ya le comunicó a la armadora que volverá a la mar

VIGO, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El tripulante del 'Alakrana' Joaquín Fernández relató hoy que, una vez que estaba en marcha la liberación del atunero, él tuvo trasladar en un bote a entre ocho y nueve piratas hasta un punto de encuentro con una embarcación de los secuestradores, misión durante la cual decidió quitarse la camiseta para que las fragatas de la Armada que seguían la operación distinguiesen "que era blanco".

En una rueda de prensa en los juzgados de Vigo, hasta donde acudió hoy para declarar ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, este marinero residente en Nigrán (Pontevedra) señaló que fue "bastante duro" el tener que trasladar a los piratas una vez fue liberado el barco.

Al respecto, indicó que, cuando se produjo la liberación, uno de los corsarios le decía "boat" --bote en inglés--, pero no entendía lo que quería decir. Entonces, el capitán le explicó que tenía que hacer varios viajes para llevar a los corsarios a tierra, pero le indicó que no se acercase a la playa, sino que a medio camino los somalíes debían de cambiarse para otra embarcación.

Sin embargo, explicó que al final sólo tuvo que hacer un viaje, en el que llevó a entre 8 y 9 secuestradores, que iban armados. Así, destacó que fue él quien trasladó a los piratas porque "el otro compañero no tenía fuerzas" y que, una vez en la embarcación --cuyos movimientos eran detectados por las fragatas--, decidió sacarse la camiseta para "que vieran que era un blanco y me diferenciaran".

IMPOSIBLE RECONOCERLOS

En cuanto a los piratas, destacó que no podría decir si eran mayores o menores de edad y consideró "imposible" poder reconocerlos porque "son todos iguales". En este sentido, Joaquín Fernández, que es el espivotero del 'Alakrana' --persona que amarra la mercancía, sobre todo en temporal--, explicó que ya le "cuesta" diferenciar a sus compañeros de tripulación que son negros, y que tarda un tiempo en memorizar sus caras y nombres.

El marinero consideró que los dos detenidos que permanecen en España "están mejor en su país" y recordó que así, los barcos de bandera española que faenan en el Índico podrán estar "tranquilos entre comillas", ya que siempre "hay miedo".

VOLVER A LA MAR

Fernández también fue uno de los tres tripulantes desembarcados por los piratas y, si bien descartó la posibilidad de relatar la secuencia de esos hechos, explicó que no llegaron a tierra, "pero sí cerca" y que estuvieron entre 5 y 10 minutos en el bote, para posteriormente, volver al barco.

Sobre su futuro, destacó que ya ha dicho a la empresa que cuente con él. "Vuelvo al barco y al Índico" y, tras reconocer que volverá "con miedo", incidió en que "todo el mundo tiene familia, hipotecas y muchos gastos". "Tengo que trabajar", insistió.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies