PNV insta a buscar fórmulas para que no haya más víctimas y promover valores que impidan la existencia de ETA

Actualizado 05/10/2007 15:10:45 CET

Apuesta por "la eficacia de la lucha" contra ETA y por la deslegitimación social de la justificación de la violencia

BILBAO, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento vasco, Iñigo Urkullu, instó hoy a buscar fórmulas para que no haya más víctimas en el futuro y a promover valores "que imposibiliten la pervivencia" de ETA. Además, apostó por "la eficacia de la lucha contra el terrorismo" y por "la deslegitimación social" de la justificación de la violencia.

En su intervención durante el pleno monográfico de víctimas que se celebra en la Cámara autonómica, Urkullu manifestó que PNV siempre se ha comprometido con el respeto a los derechos humanos, "utilizando la acción política, y única y exclusivamente las vías políticas y democráticas, en el empeño por recorrer el camino hacia la convivencia política normalizada".

Según dijo, ello "hace que las víctimas del terrorismo sean destinatarias" del reconocimiento de la formación abertzale "por el sufrimiento injustamente padecido".

En este sentido, reiteró este "reconocimiento" en la sesión plenaria que se celebra hoy, "como consecuencia de los compromisos que este Parlamento adquirió en junio de 2003 y que fueron ratificados el 17 y 18 de febrero de 2005".

Urkullu señaló que es "justo" el reconocimiento al lehendakari y al Gobierno por "toda la labor que se está realizando", y, en concreto, por el homenaje institucional del pasado 22 de abril en Bilbao, que "marcó un punto de inflexión".

Tras señalar que "muchos" de los presentes en el pleno han escuchado muchas críticas sobre su actuación en esta materia, "y lo que es mucho más inaceptable, la extensión de una sospecha al conjunto de la sociedad vasca", recordó que "nadie más que las instituciones vascas han realizado una autocrítica similar".

En este sentido, manifestó que el Parlamento vasco, con el lehendakari a la cabeza y el Gobierno, "han situado la cuestión de las víctimas como una de prioridad". "Insisto, por lo tanto, en reconocer en esta Cámara, que, durante años, quizá hemos dado la impresión de que hemos aguantado la violencia y su traumática consecuencia de víctimas desde la lejanía de una crónica negra anónima", señaló.

"NUESTRAS VICTIMAS"

Además, manifestó que han tenido que pasar "muchos años" para que una mayoría social, "quien quizá veía el horror del terrorismo desde una proximidad no perceptible, se termine de convencer que aquellos muertos, también eran los nuestros".

El dirigente del PNV señaló que, "por tantos años de distancia", hoy es hora "de que, quienes representamos a la sociedad vasca, pidamos perdón por haber dado la sensación de haber vivido al margen de tanta tragedia" sin ser "sensibles al duelo y la rabia" de las víctimas.

En este contexto, subrayó "el agravante" de que los causantes de tal ignominia se decían defensores del pueblo vasco" cuando "no hay en nuestra concepción dios, ni religión, ni patria, ni ideología que justifique acabar con una vida humana".

También dijo que aunque en estos últimos años ha existido "la esperanza de que esta pesadilla de la violencia de ETA se terminaba, como se terminaron otras a cuyas víctimas tenemos en la misma consideración, hoy asistimos temerosos ante la amenaza de que la sinrazón pueda volver a hacernos apretar los dientes y sufrir nuevamente".

En este sentido, destacó la responsabilidad para que la eficacia de la lucha contra el terrorismo y la "deslegitimación social" de su discurso político "reduzca el terrorismo a su mínima expresión, hasta hacerlo desaparecer". Además, añadió que su responsabilidad "pasa también por encontrar fórmulas para que no haya más víctimas".

Tras recordar que los compromisos adquiridos en el Parlamento se han incorporado, "de forma íntegra" al Plan de paz y Convivencia del Gobierno vasco, dijo que la sociedad vasca ha tenido "tiene y tendrá un deber de memoria solidaria y activa" con todas las víctimas que han sufrido "de forma despiadada y rotunda, porque alguien pensó, y todavía desgraciadamente hay quien lo piensa, que es lícito, en democracia y en nuestra sociedad, asesinar, extorsionar o amenazar a otras personas que no comparten sus ideas políticas".

Además, señaló que, en su mayoría, los afectados por el terrorismo "quizá se han podido hartar de ver a sus representantes permanentemente enfrascados en polémicas basadas en planteamientos superfluos y, en muchos casos, irreales".

En esta línea, señaló que, "salvo que algunos lo sigan pretendiendo", las víctimas no son ahora "motivo de los rifi-rafes diarios, de los intereses partidistas". "Estamos convencidos de que están alcanzando el reconocimiento, el respeto y el respaldo que esta sociedad y este Parlamento les adeudan", aseveró, pese a reconocer que sigue habiendo "carencias". Asimismo, mostró su esperanza en que no se cometa "el error de caer en la tentación de utilizar el dolor de las víctimas".

También recordó en, durante estos dos últimos años, el Gobierno vasco, a instancias del Parlamento, ha desarrollado los 13 bloques de medidas acordadas en la Cámara, "y muchas otras más". En su opinión, esto es "la aportación" de las instituciones vascas "a la deslegitimación de la violencia".

El dirigente jeltzale señaló que la pretensión es trabajar "para recuperar la memoria de quienes fueron excluidos, escondidos o simplemente ignorados". "Hemos de asumir el desgarro que la propia sociedad ha sufrido con la existencia de víctimas del terrorismo y deseamos que éstas dejen de ser y sentirse excluidas", añadió.

Asimismo, expresó su deseo de que éste sea el último pleno que se celebre de estas caracteríaticas "porque la violencia terrorista haya desparecido". Además, se refirió al monolito que se erigirá en reconocimiento a las víctimas y dijo que espera que "sea muy pronto una realidad".

También consideró necesario "promover valores en el seno de la sociedad vasca que hagan imposible la pervivencia del terrorismo, y señaló que denunciar la intolerancia y el totalitarismo que animan la estrategia de los terroristas es el objetivo de la exposición itinerante" que promueve el Parlamento.

Recordó los encuentros mantenidos con colectivos de víctimas de todo el Estado, a los que los representantes parlamentarios acudieron "con absoluta humildad para escuchar y para pedir perdón por no haber transmitido con suficiente contundencia su reconocimiento y apoyo". Destacó que el compromiso institucional, que sea asumido por la ciudadanía, es ahora más importante cuando se vive "nuevamente la incertidumbre" tras la ruptura del alto el fuego

Iñigo Urkullu también se refirió a la futura Ley de Reconocimiento y Protección a las Víctimas del Terrorismo, "impulsada directamente por el Lehendakari" y cuyo borrador "ya ha iniciado su recorrido".

A su juicio, se trata de una Ley de Víctimas "más ambiciosa de todo el Estado" y logrará "ofrecer reparaciones materiales mucho más importantes que las proporcionadas por la Administración española". Además, se desarrollará "un catálogo de medidas materiales y asistenciales", y se recogerán derechos de las víctimas, iniciativas que, aunque "nunca podrán devolver a los seres queridos, han sido demandas" de este colectivo.

Urkullu subrayó, asimismo, que se contempla "un buen número de medidas educativas y sociales de reconocimiento de las víctimas, y de respeto a los derechos humanos y defensa y educación por la paz".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies