PP propone celebrar el 25 de octubre de 2008 el día anual de las víctimas, en vez de la consulta de Ibarretxe

Actualizado 05/10/2007 14:09:34 CET

Cree "intolerable" que "un viernes decreten la independencia a plazos y al siguiente pasen la mano por el hombro astillado de sus víctimas"

VITORIA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El parlamentario del PP Santiago Abascal propuso hoy que la celebración de la consulta popular "de dudosa legalidad y peor gusto y democrático" fijada por el lehendakari, Juan José Ibarretxe, para el 25 de octubre de 2008, sea sustituida por la instauración del "Día anual de las víctimas del terrorismo" que "no existe o, por lo menos, nadie lo celebra".

En su intervención en el pleno de "Análisis y debate del cumplimiento de los acuerdos adoptados sobre las víctimas del terrorismo, y adopción de las resoluciones pertinentes', Abascal manifestó que el día anual de las víctimas que debería fijar el Gobierno vasco "no existe, que sepamos o, por lo menos, nadie lo celebra". En ese sentido, insistió en que "quizá podría hacerse un hueco el próximo 25 de octubre de 2008, sustituyendo algún otro evento de dudosa legalidad y peor gusto democrático".

Abascal inició su intervención expresando el "reconocimiento, cariño y respeto" del PP a "todas y cada una de las víctimas del terrorismo que han sido arrebatadas a sus seres queridos, que han sido mutiladas y que han sido amenazadas por los enemigos de las libertades de la democracia española".

El dirigente popular extendió este reconocimiento a las asociaciones y colectivos que trabajan en "la defensa de la memoria, la dignidad, la verdad y la justicia para las víctimas del terrorismo, así como la imprescindible labor asistencial".

En ese sentido, Abascal recordó que la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) "hoy no está aquí porque considera que la actitud del Gobierno vasco hacia las víctimas, no sólo no ha cambiado, sino que es hipócrita y poco sincera".

Abascal advirtió de que el PP no asiste al pleno de hoy para "garantizar un consenso ficticio, ni un apaño entre políticos, sino a decir toda la verdad y nada más que la verdad" y precisó que no vienen a un debate "burbuja, aislado, en el que la cuestión de las víctimas sea tratado de un modo meramente asistencial, como si los asesinos no buscaran una pretensión política con sus crímenes, como si sus verdugos no existieran, como si fueran víctimas de accidentes o de la mala suerte".

"No venimos a callar que el que hoy se sienta en este pleno con gesto compungido lanzó hace unos días un desafío, un órdago, que sólo podrá ser aprobado en este Parlamento con autorización de ETA, con el beneplácito de los que han asesinado, con los votos y los escaños de PCTV", denunció.

Tras criticar que "casi ninguna de las medidas" aprobadas por todos los grupos parlamentarios, excepto Batasuna, en 2003 se han cumplido, Abascal afirmó que el "acto de hoy es la prueba, es la imagen, de un incumplimiento de la palabra dada durante mucho tiempo hasta el día de hoy". Según dijo, la dilación en la celebración del pleno monográfico de víctimas, "que tendría que haberse celebrado anualmente desde 2004", tiene "una explicación inequívoca, que es que el Gobierno y los grupos que lo sostienen no podían venir a este pleno, una vez más con las manos vacías".

Abascal manifestó que este pleno ha sido "dilatado por el Gobierno hasta poder ofrecer, aunque tapado y ensombrecido por la torpeza, las prisas y la falta de autenticidad en la solidaridad con las víctimas, algún cumplimiento de las medidas en favor de las víctimas". "Por eso la dilación del pleno y las prisas con los homenajes", insistió, para criticar que "se empezó la casa por el tejado, con la foto del falso perdón y el engaño a las víctimas".

Tras destacar que el PP es "pionero en la defensa de la memoria y la justicia para las víctimas", Abascal consideró que "los que han estado dilatando este pleno, porque hoy la urgencia es la consulta, y han sucumbido a la tentación irrefrenable de meterle el dedo en el ojo a las víctimas todos los días, no pueden estar cómodos en este debate".

Abascal señaló que "hoy sólo se querrá hablar de víctimas, pero el viernes pasado, en esta tribuna, el lehendakari las mezclaba expresamente con sus verdugos", lo que, según advirtió, el PP "no lo va a aceptar nunca, porque es inadmisible que un viernes se nos cite de carrerilla a los caídos y a los criminales, se ensucie el buen nombre de las víctimas mezclándolo con el de unos infames asesinos, presos y con los partidos ilegalizados por su vinculación con el terrorismo y, al viernes siguiente, se venga a un pleno monográfico de víctimas a la chita callando, como si no hubiera pasado nada y con cara de no haber roto un plato".

"No se puede tolerar que un viernes nos decreten la independencia a plazos, con los votos de aquellos señores (EHAK), y al siguiente pasen la mano por el hombro astillado de sus víctimas", reiteró.

El responsable popular afirmó que "es más que cuestionable el grado, el modo y los tiempos de cumplimiento de las proposiciones no de ley del año 2003 y 2005", así como que, "desde una perspectiva moral, son absolutamente rechazables y condenables las contradicciones del Gobierno vasco en la política referida a las víctimas".

Asimismo, señaló que "la cronología de encontronazos con las asociaciones, usurpación de la voluntad de las víctimas, la utilización fraudulenta de su palabra y declaraciones ofensivas hacia ellas es demasiada extensa".

MEDIDAS INCUMPLIDAS

Entre las medidas "incumplidas", Abascal destacó el compromiso de acompañamiento a los tribunales, "del que sabemos poco" y criticó que "de los observadores que Azkarraga envió al juicio 18/98 que juzgaba a los protagonistas y directores del terrorismo callejero sabemos demasiado". También indicó que "el comprometido proyecto de ley de Solidaridad aún no ha sido remitido a sede parlamentaria, pero, en cambio, ya hemos vivido en este tiempo dos planes Ibarretxe".

Por otro lado, señaló que el plan de Educación para la paz "no aborda apenas la realidad de las víctimas" y es un plan "ficticio, generalista, que no fija su prioridad en la deslegitimación del terrorismo". También dijo que de los programas de apoyo a la familia para prevenir la violencia totalitaria "nada sabemos y tampoco del plan de educación para respaldar a profesores y estudiantes amenazados por la violencia de persecución, que debía haberse remitido a la Comisión de Educación antes de finalizar la legislatura pasada".

"De las políticas de subvención a las víctimas algo habrá que decir, ya que no ha dejado este Gobierno de promover permanentemente el conflicto con las asociaciones y fundaciones, reduciendo las subvenciones e, incluso, negándolas, a la vez que financiaba con dinero público las visitas a los verdugos", denunció.

Por todo ello, sostuvo que "el acercamiento a la realidad de las víctimas protagonizado últimamente por el Gobierno vasco responde a una estrategia de imagen" y denunció que "algunas de las medidas acordadas se han cumplido unilateralmente con parámetros equivocados, sin consenso y contra el deseo expreso de los colectivos mayoritarios de víctimas del terrorismo".

Tras advertir de que "la foto con las víctimas nunca puede llegar antes de la petición sincera de perdón y de la rectificación política", Abascal dijo que las víctimas "necesitan menos perdones, menos plañideras a sueldo y más propósito de enmienda".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies