El Pleno del TC continuará mañana debatiendo las recusaciones al no haber acuerdo tras cuatro horas de discusión

Actualizado 14/11/2007 23:13:51 CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los diez magistrados del Tribunal Constitucional convocados hoy al Pleno en el que se trataban las recusaciones de cinco de ellos en la causa por el recurso interpuesto por el PP contra la reforma de la Ley Orgánica que regula esta institución (LOTC), finalizaron el debate sin haber alcanzado ninguna decisión oficial con respecto a estos incidentes procesales, de cuya resolución dependerá el futuro equilibrio de fuerzas en esta alta institución del Estado.

Fuentes del alto Tribunal señalaron a Europa Press que la discusión será retomada mañana después de que la reunión de más de cuatro horas celebrada esta mañana por el Pleno no adoptara ninguna resolución definitiva.

Para mañana el magistrado Vicente Conde, presidente accidental del Tribunal Constitucional en este causa, ha convocado también a los mismos diez magistrados, que son todos los que integran el TC con excepción de la presidenta y del vicepresidente del mismo, María Emilia Casas y Guillermo Jiménez, respectivamente, quienes se abstuvieron de participar en este debate por entender que el contenido de la ley, que regula la prórroga de sus mandatos mientras sigan siendo magistrados, les afectaba directamente.

Los magistrados de tendencia progresista recusados por el PP son Pascual Sala Sánchez, Pablo Pérez Tremps y Manuel Aragón Reyes quienes, según fuentes del alto tribunal, estarán previsiblemente presentes en la discusión sobre la admisión o rechazo de plano de sus propias recusaciones. De otro modo, y a falta del quórum mínimo de ocho magistrados, la situación podría desembocar en el bloqueo del debate.

El PP presentó su incidente de recusación contra estos tres magistrados "progresistas" después de que el Gobierno, a través de la Abogacía General del Estado, recusara a su vez a los magistrados conservadores Roberto García Calvo y Jorge Rodríguez Zapata. Lo justificó en el "interés directo" que los tres mencionados en el pleito al haber tenido "conocimiento del mismo y formado su criterio en detrimento de la debida imparcialidad".

Los populares basaron su escrito en sendos artículos periodísticos en los que se relata la reunión de los tres magistrados (que otros miembros del tribunal han desmentido posteriormente también en medios de prensa), y pidieron que este incidente se acumulara al planteado por el Gobierno contra los magistrados Roberto García Calvo y Jorge Rodríguez Zapata. Finalmente, y para evitar un bloqueo del tribunal, se ha decidido separar los debates de ambos incidentes de recusación.

NO POR ORDEN CRONOLÓGICO

El debate comenzó esta mañana con el debate sobre las recusaciones presentadas del PP, a pesar de que estas fueron planteadas semanas después del incidente de recusación planteado por el Abogado del Estado. Al concluir la reunión no trascendió oficialmente ningún dato de su contenido, ni siquiera si se había podido llegar a un acuerdo sobre este primer punto del orden del día y se podía acometer ya la deliberación de las recusaciones planteadas por el Ejecutivo.

Si las recusaciones del PP se acaban rechazando de plano, como es previsible, cabe la posibilidad de que en una segunda fase se afronten las recusaciones de la Abogacía del Estado, aunque todavía no se conoce si en el debate de este segundo asunto estarán o no ausentes o presentes los magistrados, García Calvo y Rodríguez Zapata.

La razón para justificar las presencias o ausencias de determinados magistrados en estas deliberaciones podría depender de la posibilidad de alcanzar o no el quórum de ocho magistrados necesario para otorgar validez a los acuerdos, dependiendo del número de magistrados recusados que podrían ausentarse en función del punto a debatir.

El estudio conjunto de las recusaciones, que no ha sido aceptado finalmente, hubiera garantizado a la mayoría conservadora el control del Pleno. El eventual bloqueo, que es difícil que ahora se produzca con la discusión por separado de los incidentes, provocaría un retorno a la situación anterior a la petición de recusación, es decir, un Pleno de 10 magistrados presidido por el conservador Conde, que cuenta con el doble voto de calidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies