PNV afirma que "gracias a una negociación a brazo partido con Madrid" Euskadi es "hoy más Euskadi que hace 12 meses"

PNV
EUROPA PRESS
Publicado 31/07/2017 13:18:00CET

Dice que en el futuro Euskadi encontrará la libertad que reclama y los vascos podrán decidir dónde quieren estar y quiénes quieren ser

BILBAO, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha afirmado que, "gracias a una negociación a brazo partido con Madrid", Euskadi es "hoy más Euskadi que hace doce meses", y ha apostado por seguir trabajando "sin complejos" con el objetivo de "llegar hasta donde pueda, cuanto más lejos, mejor". Además, ha asegurado que, en el futuro, Euskadi encontrará la libertad que reclama y los vascos podrán decidir "dónde quieren estar y quiénes quieren ser".

Ortuzar ha participado este lunes en Bilbao en el acto que la formación jeltzale ha desarrollado junto a su militancia con motivo de la festividad de San Ignacio, día en que el PNV ha festejado el 122 aniversario de su fundación.

A la cita han asistido el lehendakari, Iñigo Urkullu, así como consejeros del Gobierno vasco, la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria, los diputados generales de Vizcaya y Álava, Unai Rementeria y Ramiro González, los alcaldes de Bilbao y Vitoria, Juan Mari Aburto y Gorka Urtaran, y los presidentes de la formación en cada Territorio, entre otros.

En su intervención, Ortuzar ha recordado la trayectoria del PNV a lo largo de su historia, en especial en lo referido a sus primeros 40 años de vida tras las guerras carlistas y "la ilusión de ir ganando el favor y la confianza de la gente que, con su voto, nos iba llevando a las instituciones de aquella época".

Entre los hitos alcanzados, Ortuzar ha valorado la llegada a la presidencia de la Diputación de Vizcaya, la creación de Euskaltzaindia, o la apertura de las Auzo Ikastolak, las conocidas escuelas de barriada.

"Fueron años de pelear por lo nuestro también en Madrid, hasta conseguir el primer Estatuto y nombrar al primer lehendakari y Gobierno Vasco. Una pena que todo aquello sucediera en medio de una guerra incivil que dejó asolado nuestro país", ha lamentado, al tiempo que ha recordado que hace 80 años los gudaris sufrían "el amargor de la derrota, arrinconados en la punta de las Encartaciones, abandonados internacionalmente por los llamados aliados y completamente olvidados por la República española".

Tras incidir en que Euskadi debe por ello "uno y mil homenajes a aquellos gudaris y a aquellos dirigentes del Gobierno Vasco y del Partido que arriesgaron sus vidas y muchos la perdieron", ha denunciado también "la larga noche de la dictadura y del exilio" padecido y que ha calificado de "túnel asfixiante".

"Pero salimos del túnel y llenamos Aralar, y empezamos a ganar elecciones porque el pueblo estaba con nosotros. Cuarenta años en los que han pasado muchas cosas, muchas buenas, muchas malas, en todo caso más buenas que malas y que nos han traído hasta aquí, a la Euskadi que hoy tenemos", ha afirmado.

Por todo ello, ha considerado que si Sabino Arana, el lehendakari Agirre o Juan de Ajuriagerra vivieran hoy, se sentirían orgullosos "por haber hecho lo que hicieron y por lo que se ha conseguido".

"ESTABILIDAD INSTITUCIONAL"

Asimismo, ha defendido que los objetivos que el PNV tenía planteados en el último año se han cumplido, ya que la formación salió "bien parada" de las pasadas elecciones autonómicas y, además, Euskadi cuenta con una estabilidad institucional que es "alabada y querida por muchos de los que nos rodean".

En este contexto, ha defendido que la economía vasca da "signos indudables de recuperación" y ha destacado el descenso del paro en los últimos 12 meses, pasando del 12,5% al actual 11,2%.

"Aún quedan 114.300 personas en desempleo. Ellas deben ser ahora nuestro principal objetivo. Más y mejor empleo, dijimos hace un año y lo repetimos hoy, prioridad número uno de nuestras instituciones y de nuestro partido", ha manifestado.

No obstante, ha advertido de que los buenos datos no pueden "nublar la vista", ya que sigue habiendo problemas que necesitan "implicación" como los casos de quienes ven "amenazados sus empleos porque sus empresas atraviesan malos momentos" como en los casos de CEL, Xey, La Naval, Edesa-Fagor, General Electric y Ofita, "situaciones que nos preocupan, pero que sobre todo nos ocupan".

Tras señalar que Euskadi es "nuestra única causa", ha resaltado además que el PNV vive para construir la nación vasca, "una Euskadi libre de mujeres y hombres libres".

"A eso nos hemos dedicado siempre y también estos últimos meses. Aquí y en Madrid. Y nos ha ido bien. Hemos conseguido muchas cosas en una negociación a brazo partido con Madrid", ha afirmado en referencia a los acuerdos alcanzado con el Ejecutivo central en los últimos meses.

"LOGRADO COSAS IMPORTANTES"

En este sentido, ha recalcado que fruto de los acuerdos se hayan conseguido "cosas importantes" como "salvaguardar el Concierto, pagar un Cupo justo, tener las infraestructuras que nos merecemos, que nuestras empresas no estén castigadas por el precio de la energía eléctrica, recuperar Lemoniz y que la Ertzaintza sea una policía integral de verdad".

Por contra, ha lamentado el hecho de que algunos hayan "alzado la voz" contra los jeltzales, aunque "no se han atrevido a criticar lo conseguido". "Para atacarnos nos censuran por el hecho de negociar con quien está hoy en La Moncloa. Al parecer, les preocupa más quién se sienta en La Moncloa que los intereses de nuestro país, que el bienestar de los vascos y vascas. Allá ellos, a nosotros nos preocupan Euskadi y sus gentes", ha incidido.

De este modo, ha anunciado que el PNV trabajará para que, "se siente quien se siente en La Moncloa", cada vez se tomen allí "menos decisiones que afecten a Euskadi".

"Para que las decisiones sobre nuestro futuro en política, en economía, en infraestructuras, en todo lo posible, se tomen aquí y no allí. Y vamos por el buen camino. Gracias a este acuerdo, Euskadi es hoy más Euskadi que hace doce meses. Ese es nuestro modelo: traer cosas para Euskadi, fortalecer nuestro autogobierno, ser cada día menos dependientes o, lo que es lo mismo, más independientes como pueblo", ha indicado, para añadir que así lo han hecho y así van a seguir haciendo.

Para ello, ha abogado por trabajar con "prudencia, con los pies en el suelo, con responsabilidad, pero sin complejos", con el objetivo de llegar "hasta donde podamos, cuanto más lejos mejor". "Pasito a pasito, suave, suavecito... ése es nuestro modelo", ha expresado.

Ortuzar ha defendido así actuar "sin dar cheques en blanco a nadie, pero poniendo sobre la mesa las muchas cosas, los muchos problemas que aún hoy hay entre Euskadi y el Estado español". "Nuestro único interés es Euskadi y nuestra única limitación, que la sociedad vasca entienda lo que estamos haciendo y lo respalde. Honestamente, creo que lo entiende y lo respalda", ha argumentado.

Por todo ello, ha sostenido que Euskadi tiene "futuro como pueblo" y que en ese futuro va a encontrar "la libertad que reclamamos, que vamos a poder decidir nosotros dónde queremos estar y quiénes queremos ser".

"Un país que sea capaz de repartir justamente su riqueza entre los de aquí y los que vengan de otros lugares. Un país abierto y solidario. La Euskadi que queremos está en nuestras manos, especialmente en las de la juventud vasca, que es quien debe coger ahora el testigo", ha indicado,

Ortuzar, que ha concluido su intervención recordando las palabras del lehendakari Agirre en el Manifiesto de Truzios, ha resaltado que Euskadi vuelve "a mirar al futuro con ilusión".

"Hemos recobrado el suelo de nuestros aitas y amas, nuestro idioma florece, tenemos nuestras leyes y estoy seguro de que vamos a decidir nuestro futuro, y con él recuperaremos la libertad arrebatada. Merece la pena Euskadi y merece la pena ser del PNV", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies