EL PNV no vincula la pérdida de votos en elecciones a la propuesta de Ibarretxe

EP
Actualizado 11/03/2008 12:37:46 CET

Apuesta porque se logre un "acuerdo político" con Zapatero para adecuar el autogobierno al año 2008 y "cerrar el problema político"

BILBAO, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, no vinculó hoy las pérdida de más de 100.000 votos en las pasadas elecciones generales a la propuesta de Ibarretxe, que incluye una consulta a la ciudadanía para el mes de octubre, y aseguró que el proyecto, asumido por el tripartito, se mantendrá.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Urkullu manifestó que "ese proyecto político" se llevará adelante, "evidentemente", porque "es propio del PNV y compartido con otras formaciones políticas", en referencia a EA y EB.

En este sentido, destacó que "la cuestión no es tan simple como hacer un análisis de unos resultados electorales de las elecciones generales tomando como base referencial la propuesta política presentada por el lehendakari a finales de septiembre del año pasado".

Rechazó que, aunque hayan sido "unos malos resultados los obtenidos por el PNV", haya una tendencia a la baja en la formación jeltzale. "No son los que hubiésemos deseado, pero tampoco nos tiene que mover la necesaria reflexión que ya hemos comenzado en el seno del EBB y que completaremos a lo largo de esta semana, tampoco nos tiene que llevar a un extremo a otro", señaló.

A su juicio, los jeltzales no se pueden "pasar de rosca en la flagelación, en el lamento por los malos resultados, porque hay que entender debidamente las circunstancias que se han dado y lo que hay que hacer es análisis sosegados, profundos, serenos, no exentos de autocrítica".

"Mal hacemos si tomamos como referencia los resultados de las elecciones generales, comparándolos con las municipales y forales e incluso con las generales del año 2004, donde el PNV tuvo una punta de incrementos de votos que no se había dado en la secuencia histórica de las elecciones generales", añadió.

Entre las razones coyunturales que han influido, a su juicio, en los resultados electorales, citó el fenómeno del atentado, "aunque tampoco creo que sea un efecto determinante, aun cuando bien es cierto que el PSOE donde gana escaños es en Cataluña y en Euskadi, no así en el conjunto del Estado español".

"El asesinato de Isaías Carrasco fue un fenómeno coyuntural, que tuvo su incidencia en determinadas localidades y zonas. Hay otros fenómenos coyunturales, como pueden ser también dificultades de explicación del PNV o por malos ejemplos que hayamos ofrecido como PNV, pero hay un fenómeno que yo entendía que podía ser coyuntural y, sin embargo, creo que es estructural y es el bipartidismo y el fenómeno mediático que ayuda al bipartidismo", dijo.

En su opinión, "otro fenómeno estructural, que es el que más le tiene que ocupar y preocupar al PNV es la sociedad vasca del siglos XXI, del año 2008, los factores sociológicos y sociopolíticos, que es diferente a la de hacer cinco o diez años".

"Aquí en Euskadi vivimos la política con una intensidad diferente a la que como se vive en el Estado español", señaló, para agregar que, "quizá la sociedad se mueve, en estos momentos, ya por cuestiones más tranquilas, más de talante, menos tensionadas, menos dramáticas, menos caracterización angustiada de la vida política".

En este sentido, precisó que el PNV tiene "ahí una terrible fortaleza a futuro si sabemos entender esto y es la responsabilidad política que tenemos desde la práctica política en las instituciones, saber explicar las cosas y donde sí tenemos que hacer autocrítica es quizá en la comodidad de lo que es la práctica militante, no de la afiliación del PNV, sino de los que tenemos responsabilidades".

COALICION DE PARTIDOS

Preguntado por si se plantea conformar una gran coalición nacionalista, Iñigo Urkullu recordó que ha propuesto en los últimos años coaligarse con EA, que es algo que "deja en el aire". "Pero, nosotros, en lo que son esos planteamientos de coaliciones, etc, no podemos llevar a la sociedad al enredo resumiendo sólo esos planteamientos en un postulado o un titular, porque cada partido tiene su proyecto político hay que saber cuáles son los proyectos, los programas que se plantean en orden de una ideología", apuntó.

En su opinión, "el paraguas de lo que se dice nacionalismo nos sirve para todos, pero es el mismo paraguas que sirve para el PP y el PSOE si se dicen constitucionalistas o nacionalistas españoles". "Creo que tenemos que trascender de eso. Nosotros, como PNV, tenemos un proyecto definido y creemos que es un proyecto que es lo suficientemente atractivo. El reto lo tenemos los hombres y mujeres del PNV y, fundamentalmente, los que tenemos responsabilidades, en saber hacer atractivo ese proyecto", dijo.

Sobre la actitud que adoptaría la formación jeltzale si se presentara en Arrasate una moción de censura contra la alcaldesa de ANV, señaló que habría que realizar un análisis profundo y tranquilo sobre esta cuestión, además de ser contrastada con otras formaciones.

"Hay otras formaciones políticas, más que el PNV, las que, en estos momentos, están más emplazadas a saber cuáles son los vínculos de corresponsabilidad de gobiernos institucionales que tienen con mundo de ANV, que no el PNV", precisó.

Asimismo, dijo que "la proclama, la abstención activa en estas elecciones generales que ha venido de una directriz de ETA y no ha nacido de una decisión del mundo de la izquierda radical abertzale con carácter político-institucional, creo que es más importante que lo que todavía hoy, desgraciadamente, estamos viendo de condenas o reprobaciones de atentados".

CONVERSACION CON ZAPATERO

La misma noche del pasado 9 de marzo, Urkullu habló con José Luis Rodríguez Zapatero y le comunicó que "se abre ante el PSOE, ante él personalmente como político que pudiera ser un hombre de Estado, ante el PNV también, una oportunidad histórica para cerrar satisfactoriamente un problema político".

"En ese sentido, mostré mi disposición a hablar y el ofrecimiento también del PNV a superar ya lo que secularmente se ha entendido como el profundo contencioso vasco", apuntó.

El presidente del EBB le ofreció la colaboración de su partido para "cerrar un problema político que afecta al conjunto de la sociedad vasca". "Hay una necesaria constatación de que nos tenemos que dejar ya de hablar en términos vacuos, de espacios comunes, como pueden ser el Estatuto de Autonomía de Gernika, el cumplimiento de la legalidad, el ordenamiento jurídico, etc", precisó.

Tras recordar que es el año 2008 y que "la potencialidades que se dibujaban en el estatuto de Gernika, por razones sociológicas, por razones de contexto sociopolítico e institucional, está superada" animó a "sentarnos en torno a una mesa para sentarnos a hablar de lo que ese autogobierno reconocido a la Comunidad Autónoma Vasca, a la sociedad vasca, adecuado al siglo XXI".

"Para eso es necesario plantear las bases de lo que pudiera ser un acuerdo político. El PNV y el lehendakari han presentado su proyecto en base a ese propósito, a ese espíritu, a esa voluntad de acuerdo político. Antes de concretar eso, lo que queremos es saber si hay voluntad política, más allá de los términos genéricos, que valen para todo", subrayó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies