PNV se ofrece a buscar un acuerdo sobre Euskadi

EP
Actualizado 09/04/2008 2:02:06 CET

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, ofreció al candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la posibilidad de buscar "conjuntamente" un "acuerdo para convivencia" en el País Vasco y le advirtió de que los Ejecutivos central y vasco están "condenados a entenderse" como ya aseguró el lehendakari, Juan José Ibarretxe. "El dilema no es entendimiento sí o entendimiento no; el dilema es entendimiento o caos", le advirtió.

De esta forma, Erkoreka formalizaba el compromiso que el PNV incluyó en su programa electoral, en el que garantizaba que los nacionalistas vascos pondrían "toda la fuerza su parlamentaria" al servicio de un diálogo institucional entre el Gobierno central y vasco, orientado hacia la "búsqueda de un nuevo marco político convivencia" que alcanzase "el máximo consenso" y sirviera de cauce para la expresión de la sociedad vasca.

Tras recriminarle que hasta ahora los socialistas se hayan opuesto a todas las propuestas que preconizaban un cambio de marco político e incluso a las que se limitaban a exigir el cumplimiento del marco actual, Erkoreka emplazó al candidato socialista a definirse en esta cuestión y a aclarar si su intención es seguir "cruzado de brazos" y continuar frenando las iniciativas que se planteen para el avance del autogobierno vasco.

En este punto, le reprochó el discurso "oscilante" del PSOE sobre este asunto. "Hoy no es posible tener una idea cabal sobre lo que postula sobre el autogobierno, sabemos que nuestras propuestas no les gustan, pero desconocemos absolutamente cuáles son las suyas", le espetó.

Pese a todo, insistió en la necesidad de trabajar "conjuntamente en la búsqueda de un pacto para la convivencia" y pidió a Zapatero que "no siga confiándolo todo a una convivencia no pactada". Eso sí, le advirtió de que, como ya apuntó Ibarretxe, los dos gobiernos están "condenados a entenderse".

ASUMIR LA PLURALIDAD VASCA

"El dilema es entendimiento o caos, y en la vía hacia el entendimiento debemos empezar por asumir la pluralidad vasca en toda su plenitud", enfatizó Erkoreka, quien avisó también a Zapatero de que "los marcos políticos que no intenten adaptarse a esa pluralidad no servirán" porque "nadie puede imponer sus proyectos a los ciudadanos".

Fue entonces cuando recurrió a una metáfora sobre el mus para animar a Zapatero a "arriesgar" en esta cuestión. Erkoreka narró que en la legislatura anterior, que comparó con una partida de mus, Zapatero, que contaba "con compañeros leales y eficaces" como socios parlamentarios, "jugó a la mayor y perdió" porque fracasó en el proceso de paz, aunque también "jugó a la pequeña" y acabó con un balance "saneado" en otras materias.

Esa partida, según Erkoreka, terminó con la legislatura, pero Zapatero ha salido beneficiado de las urnas, aunque sus bazas han mejorado en detrimento de quienes le apoyaron en 2004 y ahora tiene enfrente a un PP "tan fuerte como antes".

"Tiene mejores cartas y le vemos agarrotado, autocontenido y temeroso para jugar, prefiere no repetir compañeros y prefiere no arriesgar a la mayor, sólo parece dispuesto a jugar en solitario y a la pequeña. Pero si se decide a jugar a la mayor llámenos, cuente con nosotros, en Euskadi hay retos importantes por los que merece la pena trabajar. Retos arriesgados, pero apasionantes. Navegue, arriesgue, juegue, que para esos estamos", le animó Erkoreka.

En cualquier caso, el portavoz de los nacionalistas vascos, quien felicitó a Zapatero por los resultados del PSE-EE en las elecciones del 9 de marzo, dejó claro al candidato que si finalmente opta sólo por jugar a la pequeña "no le faltará compañía del PNV".

No obstante, hizo patente su "escepticismo" ante la investidura de Zapatero y dejó entrever que, tal y como hicieron hace cuatro años, mañana volverán a abstenerse en su designación como presidente del Gobierno. "Al PNV no nos ha defraudado porque siempre fuimos realistas y nunca nos hicimos demasiadas ilusiones", admitió.

NO HAY APOYOS GRATIS EN POLÍTICA

Y después echó mano de conceptos económicos para explicar que su partido le resulta "muy difícil" apoyar gratis a un candidato.

En primer lugar avisó a Zapatero de que pretender "excluir las hipotecas" es un "imposible" porque implicaría "admitir créditos sin garantías". El precio es un componente esencial de la vida política sin el que no se entienden los pactos democráticos.

"Apoyar en la investidura a un candidato de un partido político es una cosa difícil y solo debe hacerse a cambio de una cierta garantía de que aplicará unos mínimos puntos del programa electoral, los contratos de adhesión no existen en política", remachó, recordando que el PNV sólo a respaldado dos veces a candidatos a la Presidencia, a Felipe González en su última legislatura, y a José María Aznar en la primera y "en ambos casos con precio parcialmente impagado".

Por otra parte, en materia económica, Erkoreka mostró el deseo del PNV de "colaborar en un diagnóstico compartido y en la adopción de medidas" para paliar la desaceleración económica y abogó por abordar este asunto "con ponderación, seriedad y rigor y sin los excesos de la campaña electoral". "No estamos en Jauja, pero tampoco en Sodoma y Gomorra después de la destrucción de Javé", dijo, apostando por "reorientar la política económica" teniendo en cuenta que la asignatura pendiente es la productividad.

Respecto a las políticas sociales, admitió los avances impulsados por el Gobierno en la anterior legislatura, pero destacó que algunas nacieron con "graves malformaciones congénitas" y que otras fueron simplemente electoralistas. De cara al futuro, pidió a Zapatero que en el desarrollo de estas políticas no vuelva a invadir competencias autonómicas como hizo, a su juicio, con la Ley de Dependencia.