Podemos arranca este miércoles las consultas para blindar su marca en las elecciones de 2019

Pablo Iglesias y Pablo Echenique en el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos
DANI GAGO/PODEMOS - Archivo
Publicado 20/03/2018 20:04:24CET

En el caso de las candidaturas municipales, las consultas contemplan la posibilidad de hacer excepciones, que negociarán después los territorios

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

Podemos celebrará entre las 10.00 horas de este miércoles y las 14.00 horas del próximo domingo las consultas para que sus bases decidan si aceptan la propuesta del secretario general, Pablo Iglesias, para que la marca de la organización se visibilice en las candidaturas de las elecciones municipales, autonómicas y europeas de 2019, salvo excepciones.

Estas consultas se desarrollarán en tres ámbitos: Se realizará una a nivel estatal para la candidatura de las europeas; otras 14 consultas en cada una de las autonomías donde se celebrarán comicios el año que viene --incluida Andalucía--; y por último, en todos los municipios donde Podemos tiene inscritos --en estos casos, los resultados serán validos cuando se contabilicen más de diez votos--.

Además, en el País Vasco, en las Islas Baleares y en las Islas Canarias se realizarán consultas para definir su la marca 'Podemos' también debe estar presente en las candidaturas a las Juntas Generales, los Consells insulares y los cabildos, respectivamente.

473.678 INSCRITOS LLAMADOS A VOTAR

En ellas podrán participar los simpatizantes que se hayan inscrito en el censo del partido antes del pasado 10 de marzo, el día en que Iglesias propuso a la cúpula de Podemos la necesidad de blindar la marca 'Podemos' en las elecciones de 2019 y, en consecuencia, se aprobó realizar las consultas.

Esta cifra de participantes asciende a 473.678 inscritos, y a 164.020 si sólo se tienen en cuenta los "activos", definidos como aquellos que han accedido al menos una vez en el último año a la web de participación de la formación.

En concreto, el partido preguntará a sus bases si apoyan que Podemos se presente a las próximas elecciones "en coalición con las fuerzas políticas aliadas del espacio del cambio y con la palabra PODEMOS (en los idiomas que corresponda) formando parte del nombre de la candidatura".

En el caso de las consultas municipales, la pregunta que se formula contempla la posibilidad de se puedan producir excepciones "donde ya exista una marca consolidada", aunque la norma general sea usar el nombre de 'Podemos', si así lo aprueban los inscritos.

Estas excepciones tienen que ver con la decisión que tomó Podemos en 2015 de no concurrir a las elecciones municipales que se celebraron aquel año. El partido morado, entonces con un año de vida, optó por limitarse a avalar o integrar algunas de las llamadas candidaturas de unidad popular.

Ahora, Iglesias y su equipo han decidido cambiar de criterio y llevar su marca a las municipales, pero son conscientes de que en algunos casos, como Madrid o Barcelona, las candidaturas que se crearon entonces junto a otros actores como IU, Equo o los 'comunes' se han consolidado y han adquirido identidad propia.

Aunque la dirección Podemos no ha concretado qué criterios deberán seguirse para decidir cuáles de estas candidaturas puede mantenerse como excepciones, sí ha apuntado como uno de los factores determinantes el ser fuerza de gobierno, como ocurre con los casos antes mencionados de Ahora Madrid o Barcelona Comú.

Eso sí, el secretario de Organización, Pablo Echenique, explicó el pasado lunes que las direcciones territoriales serán las encargadas de determinar dichas excepciones, en el marco de las negociaciones que deben abrir con las fuerzas "aliadas del cambio" en cada municipio y autonomía para configurar candidaturas de confluencia.

RETICENCIAS INTERNAS Y EXTERNAS A LA MARCA 'PODEMOS'

Esta era precisamente la petición que realizó la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, cuando mostró su malestar ante la propuesta de Iglesias en la reunión del Consejo Ciudadano del 10 de marzo. En concreto, la líder andaluza y 'anticapitalista' pidió no "imponer" la marca 'Podemos' a las candidatura de unidad popular sino negociar los nombres para 2019.

Ante las dudas manifestadas, Iglesias decidió proponer la celebración de consultas para dejar en manos de las bases esta decisión, al igual que ya ha hecho en anteriores ocasiones para zanjar debates abiertos en la organización. Y como en dichas ocasiones, es previsible que la postura de Iglesias reciba el respaldo mayoritario de los militantes.

"Lo tienen que decidir los inscritos. En Vistalegre los inscritos deciden que esta decisión no iba a ser de ninguna dirección, ni de la Estatal ni de ninguna autonómica. Ellos y ellas, los inscritos, son los que van a marcar la manera y con quién vamos a estar", aseguró al término de la reunión 10 de marzo.

Más allá de las reticencias a nivel interno, la cuestión relativa a la nomenclatura de las candidaturas es uno de los principales escollos en las negociaciones entre Podemos e IU, sobre todo después de que la organización liderada por Alberto Garzón criticara el "desgaste" de la marca Unidos Podemos y pidiera más visibilidad de su marca.

De hecho, el coordinador federal de IU anunció la semana pasada que su organización también preguntará a sus militantes si quieren que sus siglas estén visible en las papeletas, como las de Podemos. Además, defendió que su objetivo es que el resultado final de las negociaciones "exprese que están las diferentes organizaciones, y que son independientes, para que todo el mundo se vea reconocido".