Podemos avisa a Compromís de que sigue adelante con la moción y celebra que el PSOE baraje la abstención

Pablo Iglesias en la sesión de control al Gobierno en el Congreso
EUROPA PRESS
Actualizado 25/05/2017 13:21:38 CET

La dirección del partido morado lamenta haberse enterado por la prensa de la petición de aplazamiento

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Compromís pide a Podemos que aplace la moción de censura contra Rajoy hasta que tenga "viabilidad"

Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea va a seguir adelante con su moción de censura contra el presidente Mariano Rajoy y no va a atender el llamamiento a aplazar su iniciativa realizado por Compromís, según han explicado a Europa Press fuentes del grupo confederal. Además, ven con esperanza la posible abstención que está estudiando el PSOE ya que, a su juicio, sería "un primer gesto" que demostraría que están dispuestos a alejarse del PP y de la triple alianza.

Tras el llamamiento del partido valenciano a reconsiderar la moción de censura para contar con más tiempo para conseguir el apoyo del PSOE, Unidos Podemos ha respondido que siguen defendiendo que echar al PP "es urgente" y que no se le puede dar "ni un minuto más a Rajoy".

Además, argumentan que cuentan con el respaldo de sus bases y con el apoyo social que, según defienden, constataron con su movilización del sábado pasado en la Puerta del Sol. Las fuentes consultadas también lamentan haberse enterado por la prensa de la propuesta de Compromís.

QUE COMPROMÍS PREGUNTE A SUS BASES

Asimismo, el grupo confederal aprovecha para recomendar a la líder de Compromís, Mónica Oltra, y al diputado de esta formación en el Congreso, Joan Baldoví, que consulten a sus bases la conveniencia o no de aplazar una moción a la que ellos ya habían confirmado su apoyo. En todo caso, confían en seguir contando con el respaldo de Compromís, su socio electoral en las dos últimas elecciones generales.

El grupo parlamentario de Unidos Podemos recuerda también que lo único que les llevaría a retirar su moción sería la confirmación de que el PSOE está dispuesto a presentar otra en este momento; una posibilidad que, no obstante, es improbable, dado que el nuevo líder, Pedro Sánchez, no cuenta todavía con poderes plenos hasta que los socialistas cierren su congreso federal el fin de semana del 17 de junio.

Eso sí, Podemos ve con cierta esperanza la abstención que el Grupo Socialista está estudiando, según confirmó este miércoles el nuevo portavoz parlamentario nombrado por Sánchez, el diputado valenciano José Luis Ábalos.

LA ALTERNATIVA SE ABRE PASO

Fuentes de la dirección del partido morado han explicado a Europa Press que de materializarse esa postura en la votación de la moción, lo interpretarían como un primer gesto de que los socialistas tienen intención de alejarse del PP y de salir de la "triple alianza".

Podemos era consciente desde que presentó la moción hace casi un mes de que era prácticamente imposible sacarla adelante. Ahora, la inesperada victoria de Sánchez ha traído un consigo un giro de los acontecimientos que el partido morado espera poder aprovechar no a corto pero sí a medio plazo.

De este modo, aunque no vayan a conseguir el 'sí' del PSOE, ni vayan a poder convencerles de que presenten ahora una moción de censura alternativa, sí creen que la abstención sería un punto intermedio desde el que caminar hacia un futuro acercamiento con el PSOE, y que visibilizaría la posibilidad de construir una alternativa al PP.

Además, esa abstención de los 84 diputados del PSOE evitaría a Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, con 67 escaños, una imagen de soledad en el Parlamento, en el que sólo cuentan con el voto afirmativo de ERC (9 diputados) y Compromís (4) --en total, 80 votos, menos que el Grupo Socialista--.

Conscientes de este nuevo escenario, y de que Sánchez ha ganado tras haber convertido en eje de su campaña su mensaje de rechazo al Gobierno de Rajoy, y gracias al apoyo de las bases frente al 'establishment', los principales dirigentes de Podemos han suavizado su tono estos últimos días al dirigirse a los socialistas.

Frente a la hostilidad que caracterizaba su relación las últimas semanas, ahora hacen hincapié en la necesidad de ser "generosos" y de que unos y otros se pongan "las cosas fáciles" para lograr su objetivo común: sacar al PP del Gobierno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies