Podemos deja en manos de sus inscritos la participación en la manifestación en Bilbao por los presos de ETA

Publicado 08/01/2018 18:40:11CET

PAMPLONA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Podemos de Navarra ha dejado "en la valoración individual de las personas inscritas" en el partido su participación en la manifestación que se convoca anualmente en Bilbao, esta vez el próximo 13 de enero, por los presos de ETA y que tendrá como lema 'Prest gaude! ¡Estamos preparados!'.

La formación morado sí ha anunciado que algunas personas pertenecientes al Consejo Ciudadano de Navarra participarán a "título individual" en la manifestación.

Podemos ha explicado en un comunicado que, "aun compartiendo una base importante de la convocatoria de la manifestación del próximo sábado, seguimos echando en falta contenidos como el de la reinserción, el reconocimiento del daño, la injusticia del sufrimiento y la deslegitimación de toda violencia".

Podemos Navarra y Podemos Euskadi han señalado en una nota conjunta que "la única forma posible de lograr un futuro mejor, de convivencia plena y más democrático, pasa por que todos los agentes asumamos un marco integral de derechos humanos". "El nuevo modelo de cultura ciudadana que se está asentando en Navarra y Euskadi debe tomar como base la firme defensa de este marco de derechos humanos. Es por ello que abordamos la situación de las personas presas señalando tanto sus derechos como sus responsabilidades", explican.

En su opinión, "es importante señalar que esos derechos no pueden ni deben condicionarse a la asunción de las responsabilidades ni a las decisiones que pueda tomar ETA, pero tampoco es acertado en el actual momento político y social seguir presentando una fotografía en la que solo se habla de sus derechos y no de sus responsabilidades".

Así, han trasladado un doble emplazamiento. Por un lado, al Gobierno central, "exigiéndole el acercamiento de las personas presas a su lugar de arraigo social, un trato humanitario para las personas gravemente enfermas, así como eliminar cualquier elemento de excepcionalidad legal en su tratamiento".

Por otro lado, instan "a las personas presas a asumir su responsabilidad por el daño que ocasionaron a las víctimas con sus acciones, un daño que fue injusto y que no tuvo justificación posible".

La formación morada ha afirmado que "el objetivo necesario de la reinserción social pasa por acabar urgentemente con la actual orientación vengativa de la política penitenciaria y por avanzar a través de la justicia restaurativa y la revisión crítica del pasado". "El alejamiento supone una pena añadida a la condena y un castigo cruel e injusto a las familias de las personas presas, el cumplimiento íntegro de penas contraviene el principio de reinserción social y el trato que reciben las personas presas con enfermedades graves o incurables está lejos de ser humanitario", ha añadido.

Tras ello, ha manifestado su "cercanía con el sufrimiento de las personas presas y de sus familiares" y se ha ratificado "en la exigencia de que el Gobierno central acabe con la legislación y trato de excepción que se aplica a estas personas privadas de libertad".

Según ha señalado, "es urgente que la valoración de la situación penitenciaria de las personas presas se haga por parte de los juzgados de vigilancia penitenciaria de la Comunidad Autónoma Vasca y de la Comunidad Foral de Navarra".

Además, considera que "también urge que la progresión de grados y el acceso a beneficios penitenciarios se dé en igualdad de condiciones que el resto de la población reclusa y que se apliquen los criterios señalados por el TEDH en lo que respecta al cómputo de penas". "Estas exigencias deben ser abordadas sin condición alguna porque responden a fundamentos básicos de un estado de derecho democrático", ha apuntado.

No obstante, ha afirmado que "eso no quita para que en base a los mismos fundamentos democráticos y de derechos humanos se inste a las personas presas a avanzar en el rechazo de la violencia, reconociendo lo injusto del daño causado y a revisar de forma crítica su pasado, todo ello como reparación a las víctimas y como mejor garantía de no repetición en un futuro". "Creemos sinceramente que en estos planteamientos coincidimos una amplísima mayoría de la sociedad navarra", ha asegurado.

En opinión de Podemos, "se trata de aspectos clave en la reconstrucción del tejido social porque la defensa de los derechos humanos conlleva necesariamente el rechazo y deslegitimación de toda vulneración de los mismos".