Podemos, obligado a ceder un despacho para la senadora que dejó el partido

Elvira García, senadora de Podemos por Alava
SENADO
Publicado 30/04/2017 11:32:52CET

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) - El grupo Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea en el Senado se ha visto obligado a ceder al Grupo Mixto uno de sus despachos en la Cámara Alta para que lo ocupe Elvira García, la senadora vasca que dejó Podemos pero no renunció a su escaño tras la polémica por el impago de la vivienda social en la que residía.

Al quedarse el acta de senadora, García quedó integrada en el Grupo Mixto del Senado, que actualmente se compone de 17 parlamentarios procedentes de una decena de partidos políticos distintos, aunque ella no está adscrita a ninguna formación política.

Con esta baja, Unidos Podemos perdió un senador y pasó de tener 21 a 20 parlamentarios. Por ello, la Mesa del Senado le ha pedido que transfiera uno de sus despachos al Mixto, según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias. Este órgano de la Cámara Alta es el encargado de distribuir los despachos a sus señorías al principio de cada legislatura.

"PREFERIMOS QUE LO OCUPE OTRA PERSONA"

"Preferiríamos que lo ocupara otra persona, pero no depende de nosotros", señalan a Europa Press fuentes de la formación morada. Pero desde el Grupo Mixto aseguran que ninguno de sus senadores tiene intención de cambiarse y le será adjudicado a ella, que lleva casi un mes integrada en el grupo parlamentario pero no tiene un espacio físico para trabajar.

De hecho, el grupo ya le comunicó el pasado miércoles a García el número de despacho que podrá ocupar a partir de ahora. Está ubicado en la cuarta planta del Senado y es el despacho del Mixto que está más cerca de los de los senadores de Unidos Podemos, que hasta ahora utilizaban ese espacio como sala de reuniones.

Ese despacho es el único del Mixto que está situado en el ala que ocupa la formación morada junto con los senadores del PNV y dos del PP. En el otro ala de ese piso trabajan los 12 de ERC y los parlamentarios del Grupo Mixto --a excepción de uno que está en la tercera planta--.

CERCA DE SUS EXCOMPAÑEROS DE GRUPO

Su nueva ubicación hará que, durante sus horas de trabajo, García coincida y se cruce con sus excompañeros de grupo, con los que existe cierta tensión tras su decisión de mantener el escaño al abandonar el partido. El propio secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, le exigió que lo dejara.

Desde que se hizo efectiva su entrada en el grupo Mixto el 8 de marzo, Elvira García se ha ausentado a dos plenos de los cuatro que se han celebrado: no asistió a la sesión plenaria del 7 y 8 de ese mes; ni a la que tuvo lugar la pasada semana (25 y 26 de abril) por cuestiones "médicas", según justificó a sus compañeros de grupo con los que debía reunirse previamente a la celebración del Pleno.

En cualquier caso, tiene la intención de participar en las sesiones y de trabajar, aprovechando los turnos que le correspondan para presentar preguntas, mociones y hacer intervenciones.

Sólo ostenta un único cargo dentro del Grupo Mixto --la Viceportavocía en la Comisión de Incompatibilidades--, pero este puesto le permitirá sumar 697 euros a su nómina que, en total, será de casi 5.300 euros mensuales.

Aparte de esta cuantía a la senadora le corresponde como miembro del Mixto una asignación parlamentaria que asciende a más de 2.000 euros mensuales y ha de sumarse a su sueldo de senadora, pero puede renunciar a esta asignación añadida, como en su día hizo la exalcadesa de Valencia Rita Barberá al irse del grupo 'popular'. Desde el Grupo Mixto se espera que renuncie y, de este modo, "no mejore su condición de senadora" al cambiarse de grupo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies