Podemos prepara una criba de sus órganos municipales para adaptarlos al nivel real de militantes

Rueda de prensa de Pablo Echenique en la sede de Podemos
EUROPA PRESS
Actualizado 09/01/2018 11:03:22 CET

Limita la existencia de Consejos Ciudadanos a los municipios donde haya más de 50 militantes que participen presencialmente

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Secretaría de Organización de Podemos ha puesto en marcha el proceso para renovar sus órganos a nivel municipal, en el que se ha marcado como objetivo primar la "participación sobre la representación", es decir, adaptar sus estructuras al volumen de militancia real que existe en cada localidad, para que no haya direcciones que "solo se representen a sí mismas".

El partido liderado por Pablo Iglesias constituyó por primera vez sus órganos municipales en enero de 2015, tras la asamblea fundacional de Vistalegre I, y marcó un periodo máximo de tres años de vigencia de dichos órganos, por lo que todas las direcciones municipales que no se hayan renovado todavía tienen la obligación de hacerlo ahora.

Sin embargo, el proceso para hacerlo ha sido modificado, atendiendo a los nuevos estatutos de los que la formación morada se dotó en la segunda asamblea de Vistalegre de febrero de 2017. Para ello, la Secretaría de Organización ha elaborado un reglamento, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que detalla los pasos a seguir.

Dicho reglamento, que consta de 27 páginas, se caracteriza principalmente por el endurecimiento de los requisitos para conformar órganos municipales, lo que llevará a la desaparición de parte de los Consejos Ciudadanos Municipales --como se denominan las direcciones a nivel local-- que se conformaron hace tres años.

Si en enero de 2015 se constituyeron un total de 770 direcciones municipales en las localidades en las que el partido contaba con más de 100 inscritos, ahora el partido lleva contabilizados, por el momento, alrededor de un centenar de municipios que cumplen las condiciones para renovar sus órganos de dirección, según ha explicado la Secretaría de Organización en un mensaje difundido en su canal de Telegram, recogido por Europa Press.

"DEFECTOS DE FUNCIONAMIENTO" DE LA ESTRUCTURA MUNICIPAL EXISTENTE

El departamento que dirige Pablo Echenique ha explicado en dicho escrito que han tomado esta decisión de endurecer los criterios para formar direcciones municipales tras constatar que la estructura que se aprobó hace tres años "tenía numerosos defectos de funcionamiento".

"Todo el reglamento se basa en un único principio muy fácil de entender y compartir: Las Secretarías Generales y los Consejos Ciudadanos son órganos de representación de la militancia. Por lo tanto, sólo tiene sentido que existan allí donde hay militancia que representar", asegura el mensaje.

"En el modelo anterior teníamos Secretarios Generales Municipales elegidos por tres votos --"no es broma", apostillan--. Obviamente, eso no es representar a nadie más que a ti mismo. En el nuevo reglamento se ponen requisitos para que esto no ocurra", añaden.

Según el nuevo reglamento, sólo podrán conformar un Consejo Ciudadano Municipal aquellas localidades que tengan un censo de militantes de círculos compuesto por más de 50 personas. Este censo, creado también en Vistalegre II, se calcula computando el promedio de la asistencia a las reuniones de los círculos --las agrupaciones de base de Podemos--.

ASAMBLEA Y CÍRCULOS EN LAS LOCALIDADES CON POCA MILITANCIA

El equipo de Echenique ha querido dejar claro que los nuevas restricciones no implican que Podemos vaya a desaparecer de aquellos municipios donde no se conformen Consejos Ciudadanos. "Existirá la Asamblea Ciudadana Municipal formada por todos los inscritos en el municipio y, también, por supuesto, los círculos", afirma la Secretaría de Organización en el citado mensaje.

"La estructura de círculos más Asamblea Ciudadana Municipal puede funcionar perfectamente allí donde no haya Secretaría General o Consejo Ciudadano (porque no hace falta)", insiste.

En cuanto al calendario para llevar a cabo estos procesos de renovación en los municipios donde a todavía no se ha llevado a cabo a lo largo de estos tres años, Podemos ha establecido un sistema de un máximo de tres tandas al año para agrupar primarias y ahorrar recursos.

Por último, el partido morado ha querido dejar claro que este proceso es independiente al que servirá para configurar candidaturas para las próximas elecciones municipales de 2019. Es decir, el no contar con un Consejo Ciudadano no impedirá a los militantes de Podemos en ese municipio conformar una candidatura. "Son dos cosas completamente independientes y que seguirán reglas diferentes", asegura la Secretaría de Organización.

"Ni la existencia de órganos internos es garantía de que nos presentemos en un municipio ni es condición para ello. Separar ambos procesos y dar importancia a lo importante --la participación, el activismo, la militancia [...]-- será lo que nos permita ofrecer una alternativa y liderar el cambio en nuestro entorno", ahonda.

En este sentido, en el nuevo reglamento, el departamento dirigido por Echenique defiende que para tener éxito en esos comicios necesitan "órganos municipales vivos y democráticos", y no "una representación hueca y burocrática".