La Policía busca un acuerdo con los proveedores de Internet para evitar el acceso a páginas web de pornografía infantil

Actualizado 19/09/2007 16:04:57 CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha mantenido durante dos días una reunión con compañeros de once países y representantes de Europol en la que se fijaron como principal objetivo alcanzar un acuerdo con los proveedores de Internet para evitar el acceso a páginas web en las que se comercialice con contenidos de pornografía infantil.

Según informó el Ministerio del Interior, el proyecto CIRCAM persigue evitar el acceso a páginas web de contenido de pornografía infantil a través de un sistema de filtrado que ya se aplica en otros países como Noruega, Suecia o Dinamarca, donde el resultado es "muy positivo" y "se está logrando evitar gran número de hechos delictivos relacionados con la comercialización de imágenes de abuso sexual de menores".

El director de la iniciativa del proyecto CIRCAM es Noruega y en él también participan Reino Unido, Dinamarca, Bélgica, Francia, Irlanda, Italia, Suecia, Finlandia, Holanda y España, además de Europol. El Cuerpo Nacional de Policía participa en este proyecto a través de la Brigada de Investigación Tecnológica y es además el responsable de esta reunión celebrada en el Complejo Policial de Canillas.

Entre los asuntos que se están tratando en este encuentro destacan también la identificación y rescate de víctimas, localizando y parando posibles abusos; la identificación de abusadores o distribuidores de material de pornografía infantil; o detectar y convertir determinados espacios de Internet en un lugar seguro para el público y hostil para los abusadores de menores.

Los responsables policiales de los once países también están trabajando en la reducción del daño causado a la población, la investigación de nuevas tecnologías y metodologías utilizadas por los criminales para llevar a cabo operaciones más precisas, acotar el mercado de material de abuso a menores reduciendo su beneficio y el número de menores sometidos a abusos y llevar a cabo un análisis de los datos recopilados durante las operaciones.

En España, el principal objetivo es el de alcanzar un acuerdo de colaboración entre el Cuerpo Nacional de Policía y los principales proveedores de Internet para que se comprometan a evitar el acceso a páginas web en los que se comercialice con pornografía infantil. Una vez puesto en marcha el proceso de filtrado, los servidores de Internet redireccionarían las peticiones de acceso a estas web a una página 'STOP', dirigida por la Policía Nacional, en la que se avisa que la posesión y distribución de imágenes de abuso sexual de menores es un hecho delictivo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies