La Policía entrega a EEUU un cibercriminal ruso buscado por liderar una red que se lucraba con el robo de credenciales

La Policía entrega a EEUU un cibercriminal ruso
POLICÍA
Actualizado 02/02/2018 14:05:14 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han entregado a los Marshals de EEUU al ciudadano ruso arrestado el pasado 7 de abril en el marco de una Orden de Detención Internacional que lo señalaba como el líder de una red mundial que sustraía todo tipo credenciales electrónicas, pidiendo a continuación un rescate económico para su liberación.

El detenido en Barcelona, de 36 años, controlaba la conocida botnet Kelihos, formada por cientos de miles de ordenadores distribuidos internacionalmente, a través de la cual no sólo sustraía todo tipo credenciales de carácter personal de los ordenadores, sino que también la usaba para distribuir spam y para infectar con software malicioso.

Principalmente, infectaba los equipos con ransomware, es decir, software malicioso que bloquea el acceso a la información contenida en el sistema mediante su cifrado, pidiendo un rescate económico para su liberación. "Había realizado este tipo de actividades durante más de diez años, obteniendo grandes beneficios económicos", según la Policía.

El ahora extraditado había creado durante estos años una infraestructura cibernética en forma de botnet o red de ordenadores. Controlaba así a sus víctimas de forma remota, sin conocimiento de sus propietarios, a través de servidores de comando y control utilizados generalmente para la ejecución de actividades ilícitas.

UN PROGRAMADOR INFORMÁTICO

La Comisión Rogatoria Internacional permitió realizar un registro de su domicilio con el objetivo de encontrar objetos relacionados con los delitos cibernéticos investigados.

La Embajada rusa en Madrid ofreció el pasado abril la identidad de este programador ruso: "Confirmamos que los agentes de seguridad españoles en Barcelona detuvieron al ciudadano ruso Piotr Levashov", explicó el jefe del departamento consular de la Embajada rusa, Andrei Konstantinov, en declaraciones a la agencia de noticias rusa Sputnik.

Levashov, de 36 años y residente de San Petersburgo, fue detenido en España a solicitud de Estados Unidos en un apartamento de Barcelona, donde estaba de vacaciones con su mujer e hijo, según informó la televisión rusa RT, citando a la esposa del informático.

Según la esposa de Levashov, los policías irrumpieron en el apartamento que el matrimonio había alquilado en la capital catalana para detener a su marido y confiscaron todos los dispositivos electrónicos.