La Policía francesa detiene dos presuntos miembros de ETA

Actualizado 25/01/2006 17:57:51 CET

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los dos presuntos miembros de ETA detenidos hoy en Francia, Asier Quintana y Gracia Morcillo, son miembros del 'aparato de logística' de la banda terrorista y podrían participar en la gestión de infraestructuras para la acogida de militantes huidos en países europeos distintos de Francia, según informó el Ministerio del Interior. En la operación de sus detenciones se ha incautado diverso material y documentación para su análisis.

Quintana nació en Bilbao y tiene 37 años. Fue captado por ETA a principios de la década de los noventa, pasando seguidamente a formar parte del 'comando Matalaz', con ámbito de actuación en la provincia de Vizcaya.

En junio del año 1991 fue detenido por el Cuerpo Nacional de Policía en la operación que concluyó con la desarticulación de dicho comando, ingresando en prisión. En el año 1995, tras cumplir el plazo máximo establecido de estancia en prisión preventiva, fue puesto en libertad provisional, circunstancia que aprovechó para huir a Francia.

Posteriormente, en el año 2000 pudiera haberse incorporado al 'comando Burahuste', encargado de reanudar la actividad terrorista en Madrid una vez finalizada la "tregua" de los años 98-99, estando vinculado a la infraestructura que los terroristas poseían en la ciudad de Salamanca, según la nota de Interior.

A principios del año 2001 regresó a Francia, donde se encuadró en los 'taldes de reserva' para con posterioridad, con motivo de la detención de Asier Oiartzabal Txapartegi, 'Baltza', jefe del 'aparato logístico', para ocupar puestos de responsabilidad en esa estructura.

Nacida en San Sebastián y de 38 años de edad, Gracia Morcillo se encontraba huida desde el año 1996. Tras el asesinato del militante socialista Fernando Múgica Herzog, el 6 de febrero de 1996, los autores del mismo -Javier García Gaztelu "Txapote", Irantzu Gallastegui Sodupe "Amaia" y Valentín Lasarte Oliden quienes formaban el K-Donosti- mantuvieron un enfrentamiento con la PAV en la localidad de Lasarte, resultando herido uno de los miembros del comando. Ante esta circunstancia, los "liberados" cambiaron sus planes, y se refugiaron en casa de Gracia Morcillo, quien por entonces ejercía como médico en Andoain. Es a raíz de la detención de Valentín Lasarte, cuando huye de su domicilio para eludir la acción policial.