Un policía inmdemnizado por pasar tres meses en prisión dice que "no hay dinero" que restituya su honor

 

Un policía inmdemnizado por pasar tres meses en prisión dice que "no hay dinero" que restituya su honor

Actualizado 18/09/2008 12:43:50 CET

Asegura que durante la reclusión pensó en suicidarse "en dos ocasiones" por "pasar de ser un policía honrado a delincuente" de un red que arreglaba papeles a extranjeros

CORIA (CÁCERES), 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ex policía cacereño Eloy Sánchez Ramos, indemnizado por el Ministerio de Justicia por daños y perjuicios morales tras permanecer en 2001 treses meses en prisión preventiva junto a otro compañero por una "falsa denuncia de una prostituta", señaló hoy que "no hay dinero" que restituya su honor y que exigirá que se depuren responsabilidades.

El ministerio indemnizó el pasado 3 de septiembre con 162.000 euros al ex policía nacional, quien, en declaraciones a Europa Press Televisión, explicó que, junto su compañero de la Brigada de Extranjería Francisco Silgado, fue acusado de formar parte "de una red" que se dedicaba a "arreglar papeles para extranjeros".

Eloy Sánchez recuerda su paso por la cárcel como un "auténtico calvario", en el que estuvo a punto de perder a su mujer y de atentar contra su propia vida "en dos ocasiones" porque no soportaba la idea de que lo consideraran culpable. "Me quise suicidar en dos ocasiones, fueron unos meses muy duros por pasar de ser un policía honrado a delincuente" sentenció.

Además, visiblemente enfadado, se quejó de ser tratado como "un terrorista" porque tras ser ingresado en la cárcel de Cáceres, por orden una jueza de Navalmoral de la Mata, les trasladaron a la prisión de alta seguridad de Alcalá-Meco, donde estuvieron internados los tres meses.

Asimismo recriminó la actitud del jefe de Extranjería en la región por no investigar con más detalle las acusaciones y por confiar más "en la palabra de una prostituta" que en la de sus propios agentes.

"Durante nueve meses nos pincharon los teléfonos y pasamos tres meses muy duros", aseveró, al tiempo que lamentó que el fiscal solicitara además "15 años de prisión" por un delito que no habían cometido y por el que fueron absueltos por la Audiencia de Cáceres cuatro años después.

QUEDÓ INCAPACITADO

Pese a haber recibido el dinero de la indemnización, este cacereño que nació en Eljas (Cáceres) hace 57 años no se da por satisfecho y exigió que "se depuren" responsabilidades, ya que, según expuso, el jefe de Extranjería aún permanece en su puesto.

Para este ex funcionario del Estado "no hay dinero" que restituya su honor y todo lo que han sufrido durante estos años él y su familia, a lo que añadió que tras pasar por la cárcel cayó en una fuerte depresión que le ha separado definitivamente de su carrera profesional, ya que desde lo sucedido está jubilado por la "incapacidad" que padece para el cumplimiento de sus funciones.

Por otra parte, quiso agradecer el apoyo recibido durante este tiempo por parte de "muchos" policías de Cáceres, que, resaltó, siempre lo consideraron inocente y le apoyaron económicamente durante el tiempo que estuvo suspendido de sueldo.

En cuanto al otro agente, que también está jubilado y reside en Cáceres, señaló que aún está a espera de la resolución judicial que decida si se le concede o no la misma indemnización que ya se le ha abonado a él.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies