Los policías piden no hacer caso a ETA hasta que pase el 22M porque el cese de la extorsión sólo busca favorecer a Bildu

Actualizado 28/04/2011 21:34:59 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los dos principales sindicatos policiales, el SUP y la CEP, han coincido en su escepticismo ante la decisión de ETA de cesar su extorsión a los empresarios. Piden poner en tela de juicio cualquier decisión de la banda hasta que pasen las elecciones porque creen que se encuentra desempeñando una estrategia para lograr estar en las instituciones el próximo 22 de mayo.

"Todos lo que haga o diga ETA o el entorno de ETA hasta después de las elecciones no debe ser tenido en cuenta. Aconsejamos a los responsables políticos que revisen todos los atentados de ETA desde el primero de Begoña Urroz, una niña de 22 meses, y que antes de tomar ninguna decisión, que miren todos los muertos que ha habido para que se les quiten las ganas de dejarse engañar", ha dicho en declaraciones a Europa Press el secretario general del SUP,

A su juicio, "Bildu debería ser ilegalizado y ETA sacada del debate político y cuando entreguen las armas, que decida el Gobierno de turno y convenza a la víctimas sobre si hay que tener más o menos generosidad". "Los tenemos acorralados están peor que nunca y podemos acabar con ellos de verdad", ha sentenciado.

En la misma línea se ha mostrado el vicesecretario general de la CEP, Lorenzo Nebrera, quien ha considerado que la decisión de cesar la extorsión "obedece a la estrategia de ETA a la que le conviene poner cara de buena para permitir que Bildu entre en las instituciones". "Para ello necesitan hacer gestos como esa situación un poco de abandono temporal de las armas y la estrategia de terror", ha enfatizado.

Considera que "una vez que entré (Bildu), ETA volverá a la misma situación". "Los demócratas tenemos que tener claro en que es una estrategia pura que no está basada en el convencimiento de dejar las armas". "Estamos ante una oportunidad única", ha zanjado.