La Mesa del Congreso decide si tramita las interpelaciones sobre Bárcenas

Actualizado 17/12/2013 20:58:50 CET

La Mesa del Congreso decide si tramita las interpelaciones sobre Bárcenas

Son de PSOE e IU-ICV-CHA

Actualizado 17/12/2013 20:58:50 CET
Reunión de la Mesa del Congreso, presidida por Jesús Posada
Foto: CONGRESO

MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

  

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha convocado a la Mesa del Congreso para que decida si da vía libre o no a las dos interpelaciones relativas al 'caso Bárcenas' registradas por el PSOE e Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) que quieren debatirlas en el Pleno de control del próximo miércoles, el primero tras el paréntesis estival, según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias.

Las reunión del órgano de gobierno de la Cámara se ha convocado para las once de la mañana de este viernes. El encargado de calificar las interpelaciones urgentes es el presidente del Congreso quien, según las normas de la institución, si considera que no procede tramitarlas por cuestiones de fondo, debe convocar a la Mesa de la Cámara para que se pronuncie.

Tanto el PSOE, por dos veces, como Izquierda Unida, en una ocasión, ya han visto cómo la Mesa del Congreso tumbaba iniciativas similares que registraron el pasado mes de agosto.

Las interpelaciones y las preguntas al Gobierno se deben presentar en el Registro del Congreso antes de las ocho de la tarde del jueves de la semana anterior al Pleno en el que se quieren debatir. PSOE e Izquierda Plural hicieron lo propio este jueves y alrededor de las ocho y media, una vez estudió su contenido, Posada decidió reunir de urgencia a la Mesa este viernes.

Esa premura ha impedido que todos los miembros de la Mesa acudan a cita. No han podido hacerlo ni la vicepresidenta primera, la 'popular' Celia Villalobos, ni el vicepresidente cuarto, Jordi Jané, de CiU. No obstante, la correlación de fuerzas no variará en el encuentro de este jueves ya que a él han asistido cuatro 'populares' y tres socialistas.

DOS PREGUNTAS A RAJOY

En principio, las preguntas orales dirigidas a Rajoy por parte del secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y del líder de IU, Cayo Lara, también relativas al 'caso Bárcenas' y, en concreto, a las manifestaciones realizadas por el presidente del Gobierno en el pleno extraordinario del 1 de agosto, no presentan problemas para ser formuladas en la sesión de control.

Así las cosas, la Mesa tiene que decidir este viernes si califica o no la interpelación que el PSOE quiere dirigir directamente al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para interesarse "sobre la política general del Gobierno en materia de asunción de responsabilidades políticas como consecuencia de las falsedades vertidas en comparecencias ante el Parlamento" sobre el 'caso Bárcenas'.

Se trata del tercer intento del PSOE de interpelar a Rajoy sobre esta cuestión en el Congreso. En las dos ocasiones anteriores la Mesa frenó las iniciativas del primer partido de la oposición. La primera vez, el PP alegó que no había razones de interés general para convocar un Pleno extraordinario para una interpelación al presidente del Gobierno que, además, presentaba dudas reglamentarias.

La segunda interpelación, que tampoco pasó el filtro de la Mesa, iba destinada no al presidente, sino al Gobierno en su conjunto y versaba "sobre las responsabilidades políticas derivadas de las falsedades vertidas en sede parlamentaria en relación con el escándalo de financiación ilegal del Partido Popular".

Tras estos dos intentos frustrados, el PSOE entregó esta semana al Registro del Congreso, ya en periodo ordinario de sesiones, la interpelación al presidente del Gobierno que ahora estudia la Mesa y en la que no alude directamente a la financiación ilegal del PP, sino sólo a la política del Ejecutivo sobre la asunción de responsabilidades en caso de que se mienta en el Parlamento.

Y DESPUÉS, DOS MOCIONES

Por su parte, la iniciativa registrada por Izquierda Plural que, no está dirigida expresamente al jefe del Ejecutivo, sino al Gobierno en general, como es habitual en estas iniciativas, tiene por objeto analizar "las posibles repercusiones en la acción del Gobierno por la relación laboral de Luis Bárcenas con el Partido Popular".

El pasado mes de agosto, IU ya registró una interpelación similar que no pasó el filtro de la Mesa del Congreso. En aquella ocasión, el título de la iniciativa aludía a la "relación laboral de Luis Bárcenas con el PP". Los 'populares' con mayoría en el órgano de gobierno de la Cámara, alegaron que el asunto no versaba "sobre los motivos o propósitos de la conducta del Ejecutivo en cuestiones de política general", como fija el Reglamento.

Las interpelaciones al Gobierno dan lugar después a una moción en que se debate en la siguiente sesión plenaria. La intención del PSOE y de la Izquierda Plural era utilizar esas futuras iniciativas para que el Congreso censurase la actuación del Ejecutivo y de Rajoy en particular en el 'caso Bárcenas'.

También podrían utilizar esos textos para someter a votación en el Pleno la propuesta de creación de comisiones de investigación sobre la financiación del PP que los 'populares' se han negado varias veces a incluir el orden del día para su debate.