El PP balear dice que trabajará desde la oposición por ser un partido "cohesionado" y con las ideas "muy claras"

Actualizado 22/06/2007 15:47:45 CET

Flaquer considera que el pacto de UM con la izquierda cerrará a la formación 'popular' "muchas puertas de cara al futuro"

PALMA DE MALLORCA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Govern en funciones y vicesecretario general del PP balear, Joan Flaquer, subrayó hoy que lo que le corresponde a la formación a partir de ahora es trabajar por conseguir ser un partido "cohesionado" y con las ideas "muy claras", con el objetivo de hacer una oposición "seria, responsable, leal y constructiva" en las instituciones de las islas.

En rueda de prensa posterior al Consell de Govern, Flaquer manifestó que con esta forma de hacer oposición los 'populares' demostrarán que hay otra forma de realizar política, diferente a la que, aseveró, imperará en los próximos cuatro años a raíz del pacto de gobernabilidad que previsiblemente alcanzarán PSIB, Unió Mallorquina y Bloc per Mallorca.

Según enfatizó, se le hace "muy cuesta arriba" a su partido pensar que, con el 47 por ciento de los votos conseguidos en las elecciones del pasado 27 de mayo, el PP no haya tenido la "más mínima posibilidad" de que su voz haya sido escuchada, al tiempo que admitió las dificultades de establecer un pacto con UM. En su opinión, esta circunstancia ha cerrado a la formación 'popular' "muchas puertas de cara al futuro".

A este respecto, aseveró que "las puertas no las ha cerrado el PP", ya que el partido intentó llegar a un acuerdo con los regionalistas pese a que, lamentó, la formación no ha tenido ocasión de discutir programas ni sentarse a construir un proyecto de estabilidad centrado en cuestiones como la estacionalidad, la ocupación, la inmigración y el territorio.

"Pero esto es lo que hay y el PP necesita un poco más para poder gobernar en Baleares", reconoció el portavoz del Ejecutivo autonómico, quien rehusó entrar a valorar los "ataques y acusaciones" producidos entre PP y UM, considerando que los habido por parte de los dos lados. Tal como recordó, los 'populares', incluso tras haber conseguido la mayoría absoluta en los comicios de mayo de 2003, buscaron un acuerdo de gobernabilidad con la formación presidida por Maria Antònia Munar, un acuerdo que, aseveró, el PP "siempre ha respetado".

En este sentido, manifestó que UM "podrá quejarse de conductas y actuaciones pero hemos respetado siempre sus decisiones y grado de autonomía", un "esfuerzo de generosidad" que, a juicio de Flaquer, no ha tenido "la más mínima compensación" por parte de los regionalistas. Según consideró, éstos están "mucho más escorados" hacia la izquierda y han demostrado "clarísimamente" que se decantan más por estas opciones que por el centro derecha liberal "que representa el PP".

"UM ha hecho una apuesta por huir del centro político", insistió el vicesecretario general del PP, aseverando al mismo tiempo que su partido cuenta con un contenido ideológico "muy claro y preciso" que hay que ser capaz de trasladar a las instituciones. Flaquer señaló que a partir de ahora se abre un proceso de de debate que culminará con el congreso regional de la formación, de donde surgirán los nuevos órganos de dirección del PP.

El dirigente 'popular' remarcó por último, en relación a la gestión llevada a cabo durante esta legislatura, no tener la sensación de que "las cosas se hayan hecho muy mal", aunque consideró "evidente" que alguna actuación "no se habrá hecho del todo bien, como sucede con cualquier obra humana, que siempre es perfeccionable".

"UN MAGNÍFICO PRESIDENTE"

Respecto al anuncio de retirada de la vida política realizado ayer por parte del presidente del Govern en funciones, Jaume Matas, Flaquer expresó su "profundo y absoluto respeto" por la decisión del jefe del Ejecutivo, considerándolo un "magnífico" presidente que, agregó, ha logrado la unidad y la cohesión de la base social del PP. Según señaló, su escaño será ocupado por el número 17 en la lista 'popular' al Parlament, Antoni Serra.

Asimismo, manifestó que se trata de un político del que "todos guardaremos un gran recuerdo" tanto por su labor en Baleares como en el Gobierno central como ministro de Medio Ambiente. "Ha hecho todo lo que creía que debía hacer, siempre desde la honestidad y la transparencia", resaltó el portavoz, quien aseguró expresar esta opinión "no por sentimientos ni por la amistad que me une a él".

RECEPCIÓN DE MATAS A CALVO

En otro orden de cosas, Flaquer defendió que el rechazo de Matas a recibir en el Consolat de Mar a la nueva alcaldesa de Palma, la socialista Aina Calvo, no debe verse como un acto de "desprecio", al aseverar que el presidente del Govern en funciones "siempre ha demostrado su caballerosidad y señorío".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies