El PP estudia incluir en su programa electoral una reforma de la Constitución que blinde las competencias estatales

Actualizado 21/10/2007 14:53:19 CET

BARCELONA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El PP estudia incorporar a su programa electoral para las elecciones generales una reforma de la Constitución que "blinde las competencias intransferibles del Estado" reforzando el artículo 149 de la Carta Magna y eliminando el artículo 150.2, que permite hoy la transferencia a las autonomías de competencias exclusivas del Estado, según explicó el secretario general del grupo parlamentario del PP en el Congreso, Jorge Fernández Díaz.

En una entrevista a Europa Press, Fernández Díaz explicó que esta propuesta de reforma incluiría también la supresión de la disposición transitoria cuarta, que habla de una posible incorporación de Navarra al País Vasco, al considerar que "no hay ninguna comunidad autónoma que pueda vivir instalada históricamente en la transitoriedad".

"También, evidentemente, se podría aprovechar esa eventual reforma de la Constitución para garantizar la sucesión en la Corona con igualdad entre el hombre y la mujer", añadió Fernández Díaz.

El diputado del PP señaló que la voluntad de su partido es que el Estado siga siendo "garante de la solidaridad interterritorial y también generacional, por el sistema de caja única de la Seguridad Social", y garantizar "la cohesión territorial e igualdad ante la ley de todos los ciudadanos españoles", para lo que consideró que el artículo 149 de la Constitución debe "garantizar un núcleo indisponible competencial del Estado".

"En la medida en que consideremos que para eso es preciso una reforma constitucional, la impulsaremos", advirtió Fernández Díaz, y remarcó que esta modificación se haría buscando, como es preceptivo, "el consenso con el PSOE, no sólo porque es necesario, sino porque es conveniente".

"No vamos a emular a Zapatero que se ha dedicado a pactar las grandes cuestiones de Estado marginando al PP y haciéndolo además con fuerzas políticas que no sólo no creen en el Estado, sino que, todo lo contrario, lo que quieren es romper el Estado", afirmó.

Así, señaló que la reforma que el PP propondría para la Carta Magna suprimiría el artículo 150.2. Este apartado "fue una concesión al PNV para que votara la Constitución y ni aun así la votó, y luego hemos visto lo desleal que ha sido con esta Constitución el PNV, por lo que este artículo hoy ya no tiene sentido", argumentó.

"QUE NO ESTÉ AL ALBUR DE LA LEALTAD INSTITUCIONAL".

Fernández Díaz justificó el hecho de que su partido haya pasado de la defensa de la integridad del texto constitucional a plantear su reforma por la forma en que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha hecho uso de la Carta Magna, que ha evidenciado la necesidad de "blindar" la Constitución para que "no esté al albur de la lealtad institucional".

"Lo que se llamaban políticas de estado, defensa, interior, territorial, exterior, han sido siempre consensuadas entre los dos grandes partidos del Estado, hasta que llegó Zapatero. A partir de la experiencia que nos ha dado Zapatero, nos hemos dado cuenta de que no nos podemos fiar de las personas, sino sólo de las leyes y de la Constitución", afirmó.

En este sentido, remarcó la necesidad de "garantizar la lealtad institucional", dado que "hay formaciones políticas que no han practicado esta lealtad, sino lo contrario" durante esta legislatura, y se refirió también al lehendakari, Juan José Ibarretxe, que "se salta la Constitución y habla de convocar un referéndum en el País Vasco para pactar la soberanía".

También aludió al presidente de ERC y vicepresidente del Gobierno catalán, Josep Lluís Carod-Rovira, por plantear una consulta de autodeterminación para 2014 en Catalunya.

"Si desde las propias instituciones, a su máximo nivel, se formulan iniciativas políticas absolutamente incompatibles con la Constitución, es evidente que esas fuerzas no son leales" al texto constitucional, por lo que éste debería estar blindado a situaciones como ésta, señaló.

Aun así, Fernández Díaz destacó que "la responsabilidad" de estas propuestas "es de quien las permite" y reprochó así al PSC y a Zapatero que hayan dado "credibilidad" a ERC al gobernar con ella en Catalunya y apoyarse en ella en el Congreso.

"La contradicción de que España está gobernada con el apoyo de un partido que renuncia a España y niega España es responsabilidad de quien lo permite, que es Zapatero", afirmó, y añadió: "En todos los países existen grupos antisistema, sólo pasa en España que los antisistema gestionan el sistema, y es gracias a Zapatero".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies